miércoles, septiembre 09, 2015

Tecnoguerra y Siria

Casus belli
Una de las invenciones de la guerra fría fue la "guerra limitada". Uno de sus padres intelectuales fue el icónico Henry Kissinger. Esas guerras se opondrían a la "guerra total" en tanto no conllevarían una completa movilización industrial. Asumido que la amenaza de una represalia nuclear total no era suficiente para evitar conflictos, se trataba de hacer compatible una gran fuerza militar convencional fija con la economía de gran consumo norteamericana. A día de hoy, EEUU gasta más del 50% del presupuesto federal en Defensa sin estar en guerra. 

El ejército de EEUU siempre se mantuvo muy cerca del mundo de los negocios. Esta relación ha llegado tan lejos que, posiblemente, su aparato militar lleve décadas organizándose y audevaluándose de forma contraria a las enseñanzas del llamado Arte de la Guerra. Alejándose cada vez más de la intuición del guerrero, el aparato militar de EEUU se concibe a sí mismo como una empresa capitalista más, donde los oficiales son gestores. A través de un factor trabajo (soldados) y un factor capital (armas y sistemas de guerra), se persigue un concreto objetivo: muertes enemigas. Cualquier esfuerzo u organización militar se convierte así en un punto dentro de una curva de producción a maximizar. Esto es: se busca el concreto punto de dicha curva en que el ingreso marginal derivado de un aumento de una unidad de producto se iguala al coste de producirla. Por lo tanto, muchos pacifistas estaban en lo cierto: la guerra es un negocio. 

El aparato militar de EEUU, en tanto una empresa capitalista norteamericana más, está impregnado de la cultura empresarial norteamericana. Entre los aspectos más destacados de dicha cultura encontramos una tendencia a desarrollar técnicas para un uso intensivo de recursos en modelos de producción que buscan operar "a la máxima capacidad". O más sencillamente: la búsqueda de ingenios que aumentan exponencialmente la producción. Todos los problemas se solucionarían así. De esta forma, la victoria militar sería una función de la capacidad de fuego y la movilidad de las fuerzas militares. No hay ni pasado ni futuro. Si se encuentra la forma de multiplicar la capacidad de fuego y la movilidad por encima de la del rival, se sigue una inevitable victoria. Estamos ante lo que el sociólogo norteamericano James William Gibson denominó la tecnoguerra.

En la tecnoguerra las organizaciones político-militares más eficientes invariablemente vencen. El mercado se vacía. La victoria es ser capaz de producir más muertes, más rápido (ver pág. 212). La victoria es destruir mejor. Mientras los dirigentes del esfuerzo de guerra asignan los recursos de una manera eficiente, el trabajo de los militares sobre el terreno queda reducido a operaciones repetitivas comparables, según el general Julian Ewell, a una "cadena de montaje". Hablamos, en suma, de un enfoque regido por las habituales fantasías de la cuantificación. La eliminación del razonamiento de aquello que no puede ser fácilmente reducido a números obviamente conlleva un sesgo. Un sesgo que representa, por ejemplo, concebir a todos los que se enfrentan a EEUU como una forma subdesarrollada de los propios EEUU. Sesgo que en Vietnam supuso la completa derrota de los esfuerzos militares norteamericanos, empeñados en ver a la rural nación asiática como un rival industrial subdesarrollado que "racionalmente" decidiría dejar de luchar ante la eficiencia norteamericana (porque la producción de muertes era también concebida como una forma de comunicación). La derrota de la tecnoguerra en Vietnam llegó a ser evidente incluso en sus propios términos (ver págs. 298-299). No obstante, la derrota militar en Vietnam se relegó al terreno de lo irreal, de lo trágico. Al igual que la Alemania que se negó a aceptar su derrota en la 1ª Guerra Mundial, atribuyéndola a una "puñalada por la espalda", los norteamericanos adoptaron teorías similares. Las diversas tendencias políticas atribuyeron Vietnam a errores de cálculo y otros a no haber querido vencer. En definitiva, la tecnoguerra sobrevivió para luchar otro día.

Tanto en Iraq como en Afganistán el uso intensivo de tecnología militar del ejército de EEUU ha resultado inútil para alcanzar la victoria. Entendiéndose victoria en los propios términos norteamericanos de pacificación/modernización de esos países. El resultado final en ambos lugares es más parecido al caos que a otra cosa, es el fracaso. Al igual que en Vietnam, el poder norteamericano está concentrado en el arte de construir naciones con el uso de potentes explosivos y sofisticados sistemas de guerra. Al final, la realidad hoy es la misma que en la Britania del siglo I de nuestra Era: la única paz que puede alcanzar un óptimo mix de armas, sin considerar otros aspectos, es la del genocidio. 

Cuestiones como el nacionalismo, la estructura de clases, la cultura, la religión; en tanto no cuantificables, siempre están dramáticamente lejos del centro de la estrategia. De hecho los EEUU sistemáticamente intentan comerciar con esos aspectos intangibles intercambiándolos por la introducción de bienes de consumo. Esto es: el rechazo a la Pax Americana de raíz cultural, religiosa o por mero subdesarrollo económico desaparecería introduciendo alguna combinación de cadenas de comida rápida y artefactos modernos. 

Pues bien, la Tecnoguerra vuelve estos días, con motivo de la crisis de los refugiados árabes en Europa, a asomar su fea cabeza. Como siempre parece que se está siguiendo el clásico esquema de la guerra limitada. Intentan vendernos sucesivas escaladas militares como soluciones técnicas obvias recomendadas por expertos. Ya sean ataques de drones, vuelos de reconocimiento armado o bombardeos selectivos, las sucesivas medidas de guerra se presentan como la solución definitiva. Y, como siempre, nunca lo son: convirtiéndose el fracaso de cada sucesiva escalada en la justificación de la siguiente. Paso a paso, metro a metro, bomba a bomba. Y al otro lado un enemigo líquido (ISIS o Estado Islámico) cuya completa derrota se antoja difícil de alcanzar. En un entorno de guerra no convencional son de esperar un gran número de víctimas inocentes.

Con Siria, con la atrayente excusa de "evitar más refugiados", parece que estemos ante un nuevo intento de guerra occidental en Oriente Medio. Y como no podía ser menos han aparecido los argumentos habituales: que si Munich, que si Hitler, que si la teoría del dominó, etc. Hay muchos creyentes en que la siguiente escalada militar funcionará, fascinados con las imágenes de poderosas armas de guerra. Muchos no pueden comprender cómo no puede resolverse todo mediante un uso más irrestricto de la violencia. Obvian que el bombardeo estratégico se ha probado históricamente inútil a la hora de conseguir objetivos políticos. Incluso fracasó en el ejemplo que por Twitter me arrojaban multitud de perfiles ultras, que es el de la Segunda Guerra Mundial. Afirmaban que lanzar bombas funcionó contra Hitler y que quien se oponga al bombardeo de Siria es algo así como un memo. Trazos gruesos al margen es preciso recalcar que Alemania no fue derrotada por el bombardeo masivo de sus ciudades. Aquello constituyó un crimen inútil. Tanto como los bombardeos de EEUU en el sudeste asiático: donde arrojó sobre Camboya, Laos y Vietnam nada menos que 4 veces más toneladas de bombas que en toda la 2ª Guerra Mundial. Recordemos: hablamos de una guerra limitada.

Resulta fascinante cómo después de lo que ocurrió en Iraq se pueda seguir creyendo en la magia de las fuerzas de ocupación. Al final siempre nos encontramos con lo mismo: se libran guerras nominalmente dirigidas a "eliminar dictadores", "instaurar la democracia" o "modernizar" para luego... dar rienda suelta a los más fanáticos o intentar instalar dictadores u "hombres fuertes", siguiendo el eufemismo anglosajón. ¿Y por qué? ¡Porque es la solución más eficiente en términos de coste-beneficio! No obstante, para la mayoría de enfoques de pura testosterona Siria queda reducida a una abstracción sobre la que arrojar bombas sin pensar en quién y cómo gobernará después.
Y siempre paso a paso, bomba a bomba, el resultado final parece una tragedia que culmina una serie de errores de cálculo o insuficiencias tecnológicas. Porque estamos ante un sistema cerrado.

Los medios de comunicación, por su parte, imponen un ritmo frenético de acontecimientos en que no hay lugar para el análisis, sólo morbo y moralina. Un análisis detenido de lo que ocurre sin duda señalaría el origen del problema en Siria en la aniquilación del régimen de Gadafi en Libia. Un hecho que, como se comentó en este blog, representaba un antes y un después en la política internacional; al forzar la interpretación de una resolución del Consejo de Seguridad ONU contra el parecer de Rusia y China, algo muy grave. El derrocamiento del dictador libio por vía de una ilegal intervención OTAN, además, pareció augurar buenos tiempos para derrocar regímenes como el sirio. Pero el régimen de Siria, protegida por un eje Rusia-Irán, no iba a verse bajo una intervención militar como la de Libia. Se desarrolló, más bien, una despiadada guerra civil en la que por mucho que se empeñen algunos, el dictador Asad no es el más feo del concurso. Es más: a los más feos del concurso les ha armado EEUU. ¿Cómo podría ser un casus belli para la OTAN entrar en Siria el hacer la guerra a aquellos a los que ha dado recursos y armamento? Suena un tanto escandaloso. Está más que claro que cualquier solución para el conflicto sirio pasa por detener la asistencia a los grupos rebeldes sirios y colaborar con Rusia en lugar de hostigarla.

EEUU se ha mostrado incapaz de producir democracias porque su única forma de manifestar su poder tiene por objeto casi único la destrucción. Una destrucción que puede ser muy lucrativa para algunas empresas, pero es estéril políticamente. La tecnoguerra comparte su vacío corazón con los análisis sobre desempleo y pobreza con que, a su vez, nos bombardean los economistas a medida que crece la miseria. La "guerra contra el paro" también es la historia de una derrota absoluta sembrada de victorias sobre el papel y una permanente promesa de victoria escalando la dosis. La tecnoguerra está lejos de ser algo extraño y puntual. Siempre hay espacio para más inversión en armas mientras pensiones y sanidad pública están en el blanco de mira. Baste decir que uno de los más señeros impulsores de la tecnoguerra se recicló en experto sobre la gestión de sistemas de salud públicos en el bando que todos os podéis imaginar.

Rechazar los bombardeos a Siria no es apoyar a ISIS ni mostrar simpatía con el dictador Asad. Es una postura racional basada en lo ocurrido hasta ahora en Iraq y otros muchos lugares. Porque si resulta terrible la muerte de cientos de miles en una guerra, aún lo resulta más en el marco de una guerra que no sirva para nada.

"Esta vez es diferente"

"A destruir, masacrar y usurpar bajo falsos títulos le llaman Imperio; hacen un desierto y le llaman Paz" Tácito

PS: hoy jueves 10 de septiembre El País ha sacado un editorial conjunto con otros periódicos europeos donde se afirma "Europa se enfrenta a la peor crisis de refugiados que ha presenciado el mundo desde la II Guerra Mundial". Algo inexacto si nos referimos a las concretas cifras de refugiados, que según ACNUR hoy son 4 millones en cuanto a Siria. En la guerra de Vietnam provocada por EEUU, sin ir más lejos, sólo en Vietnam del Sur se produjeron más de 10 millones de refugiados. Tal vez a la ONU, El País y los otros medios se les pasase o tal vez estaban ejerciendo el clásico etnocentrismo de negar todo lo que sucede más allá de las fronteras de "la civilización".

31 comentarios:

Thomas dijo...

Que yo sepa y recuerde, los bombardeos de la Coalición en Kobani, por poner un ejemplo, fueron vitales para que la ciudad no cayera en manos del IS con las terribles consecuencias que ello hubiera implicado. Hay que diferenciar bombardeos tácticos y bombardeos estratégicos.

Isidoro Ferrol dijo...

La diferencia entre el bombardeo táctico y el estratégico es pequeña. De hecho, por cada ataque dron que se realiza para eliminar a un presunto terrorista (en teoría el más selectivo imaginable) mueren 41 personas. Insisto en mi argumento: no se trata de lo buenos que seamos matando sino para qué. Porque hay objetivos que un bombardeo o una ocupación militar es imposible que consigan. Y sin embargo seguimos oyendo opiniones que dan por hecho que sí es posible.

En los años 80 EEUU armó a la Contra nicaraguense mediante un sistema curioso. Unidades norteamericanas realizaban maniobras militares en la frontera entre Honduras y Nicaragua. Al llegar a los puntos fronterizos, las tropas norteamericanas "olvidaban" su material, municiones y armas. La Contra, más tarde, aparecía en el lugar para cogerlo todo. Tal vez una forma más avanzada de este tipo de actividades haya sido esos "drops" de material y armas para los kurdos que accidentalmente han caído en manos del Estado Islámico. Estado Islámico que, por cierto, no debemos nunca olvidar que es "malo oficial" desde hace un tiempo relativamente pequeño. Sin duda antes de eso fueron un grupo sirio de "rebeldes democráticos" a los que se apoyó y dio armas sin más miramientos. Hay fotos del señor McCain que más que confirman esto. De nuevo, insisto: ¿cómo puede ponerse como razón para intervenir militarmente que una facción alimentada por tu estrategia se vaya de control? ¿No será mejor abandonar esa estrategia? Porque, si se piensa detenidamente, el planteamiento de quienes persiguen una mayor implicación en la zona de Occidente es demencial: hay que intervenir más porque nuestra intervención ha provocado un desastre. ¡Es la escalada de la tecnoguerra en todo su esplendor!

Así que no. Kobani es otra de esas batallas de toda tecnoguerra que son indiscutiblemente victorias. Vietnam fue una guerra perdida donde, aunque sea mentira, se dijo que se ganaron "todas las batallas". Nada cambia, por lo visto.

Thomas dijo...

No estoy de acuerdo en que el IS fuera considerado en algún momento un grupo rebelde democrático. Nunca ha sido considerado como tal, de hecho la implicación de la Administración Obama no ha ido a más precisamente por el miedo a que el material enviado cayera en "manos equivocadas". ¿Qué opiniones sostienen que la ocupación militar occidental o los bombardeos acabaran con el problema? Creo que las enseñanzas en Irak demuestran que es una opinión propia de gente desinformada. Respecto a la famosa foto del senador McCain he leído en algunos foros que el individuo que aparece como líder del IS no lo es. Sin tener en cuenta que la bandera que preside el encuentro pertenece al prácticamente extinto Ejército Libre Sirio, facción que ha sido siempre considerada como la "oposición moderada" y que forma el frente sur de las facciones que combaten a Asad. Ellos sí están recibiendo material militar occidental (vease misiles TOW).

Por último, Kobani es una victoria kurda, no de la tecnoguerra. Centrar la guerra civil siria en los bombardeos de la OTAN es simplemente tener una visión desvirtuada de lo mucho que se juega allí.

Thomas dijo...

Sobre la supuesta foto de McCain con Al Bagdadhi: http://guerra-de-civilizaciones.blogspot.com.es/2015/03/john-mccain-nunca-se-reunio-con-el.html

Isidoro Ferrol dijo...

Yo no afirmaría con tanta confianza que la ayuda de USA a los rebeldes haya disminuido. En todo caso lo habría hecho porque ya no quedan rebeldes "moderados" con los que posar, pero eso implicaría asumir que a USA eso le importa. Y su historial de títeres y agentes mercenarios no es bueno.

Los mensajes que piden bombas sobre Siria que llegan desde los medios son claros. Se asume que el mero compromiso militar a gran escala termina cualquier clase de conflicto y fuerza la desaparición casi automática de "los malos". Que las personas más informadas sepan que eso es un disparate no significa nada. Porque los primeros que saben que destruir a ISIS es difícil son los interesados en que la gente apoye "la siguiente escalada militar". Y para que la apoyen es preciso decir que será la última y decisiva. Paso a paso.

Los kurdos en Kobani, como las fuerzas tribales meo en Laos o los montagnards en Vietnam, o la Alianza del Norte en Afganistán, actúan con el complemento del poder aéreo USA y sus fuerzas especiales. Por supuesto que son parte de la Tecnoguerra. Son factor trabajo, y particularmente barato para el Pentágono. Permiten que la guerra siga adelante sin pagar el precio de que mueran norteamericanos y al ser fuerzas irregulares se enfatiza el carácter "humanitario" de las intenciones norteamericanas. De hecho mucho podría hablarse de los cruces entre CIA, ejércitos clandestinos-fuerzas irregulares y las actividades de ONGs ligadas a USAID.

El mensaje de "lo que está en juego" en Siria no es diferente a la dialéctica clásica del efecto dominó. La Tecnoguerra es justa y necesaria porque de lo contrario sucederán males terribles. Pero por eso se llama "guerra limitada" a arrojar 8 millones de toneladas de bombas. Porque para evitar males terribles teóricos se arrojan males terribles que eliminan las vidas de miles de personas hoy. Y nunca son occidentales, claro.

Thomas dijo...

Tú dices: "porque para evitar males terribles teóricos se arrojan males terribles que eliminan las vidas de miles de personas hoy" esos males terribles teóricos no lo son tales. De hecho puedes comprobar que la inacción, la apatía y la desidia internacional (y hablo de todo el mundo) ha conducido a una guerra en Siria que según los cálculos más optimistas, lleva 250.000 muertos. Y eso es algo real no teórico.

Comparas situaciones y contextos completamente diferentes. Las guerras del Vietnam o la invasión de Afganistán de 2001, eran conflictos en los que EE.UU tenía importantes intereses geoestratégicos cosa que en Siria me parece muy cuestionable, y la retirada de Irak viene a apoyar la tesis de que EE.UU. ve esa región como un avispero. La política norteamericana en Siria ha sido completamente errática. De considerar a el Asad como enemigo ha pasado a ser un elemento imprescindible en la lucha contra el IS, que es el enemigo número uno ahora mismo, no solo de EE.UU, si no de cualquiera de las múltiples facciones que combaten en dicha guerra, incluyendo a los kurdos, que mientras nosotros filosofábamos, ellos luchaban por su existencia frente a un enemigo mucho más poderoso (IS).

Por último, los mensajes que piden bombas, al menos ahora mismo, no lo hacen para atacar Siria, si no para atacar al IS.


Isidoro Ferrol dijo...

Todo tu planteamiento parte de considerar lo que sucede en Siria como algo trágico. Una tragedia en la que occidente no tiene responsabilidad alguna como inductor sino como "gendarme descuidado". Es lo ya comentado: la evidencia de lo nocivo de intervenir se pone como justificación para dar un paso más hacia delante en el grado de intervención.

Los intereses geoestratégicos en Siria de USA son evidentes. Lo son desde el momento en que llevan años intentando derribar al régimen de Asad allí y enviando a todos los halcones a la prensa a exigir bombardeos sobre Siria (y no sólo contra Estado Islámico). Y todo ello mientras en la propia cámara de representantes norteamericana (no se cortan, ¿eh?) debatían sobre dar tales o cuales fondos para armas a los "rebeldes sirios". Incluyendo entre los iniciales perceptores de esas ayudas, como funcionarios USA han reconocido luego, a grupos de dudosa moderación o inclinación cosmopolita, siendo suaves. Que encima luego aparezcan esas historias de "lanzamientos erróneos" de material de guerra que caen en manos de ISIS... en fin.

La política del caos que viene a representar Obama invita a felices asunciones. Tales como que ahora USA ha descartado eliminar a Asad. No iría tan rápido por ahí. Porque no son dos ni tres los altos políticos europeos, aliados de USA, quienes han salido recientemente a decir que Asad debe irse en medio de un discurso que habla de bombardeos. Bombardeos por supuesto que se dirigirían, dicen, contra Estado Islámico. ¡Igual que los bombardeos en Libia sólo eran para "proteger a la población civil (de ambos bandos, se suponía)"! Se huele el ardid a kilómetros. Puede que USA haya llegado a una suerte de asmisticio con Irán, pero insisto en que yo no me fiaría de que hayan terminado de enredar en Siria. Porque USA parece empeñado en resucitar la guerra fría, tal vez para animar el comercio de "merchandising" militar, que anda de capa caída.

La lucha de los kurdos ha acaparado muchos minutos de televisión. Es cierto. Pero menos minutos han dedicado los telediarios a explicarnos por qué los kurdos un día son "los héroes que resisten a Estado Islámico" y al día siguiente son terroristas a los que "legítimamente" ataca el ejército turco incluso fuera de sus fronteras... Presentarlos como si del pueblo británico en 1940 se tratase alberga claramente la intención de imponer la narrativa del "rescate". Esto es: usar la situación de los kurdos, generada por el caos Iraq-Siria creado por USA, para que el público aplauda una intervención militar OTAN.

En resumen: el bombero pirómano da consejos para apagar fuegos que él mismo ha generado. Nada de tragedias, nada de casualidades. Las fuerzas que se han desatado contra el régimen de Asad no hubiesen llegado a donde han llegado sin el apoyo activo de occidente y, indirectamente, el disparate sectario que se organizó en Iraq. No hay más vuelta de hoja.

Hablas de "inacción de occidente" del mismo modo en que, insisto, en su día se calificó el arrojar ocho millones de toneladas de bombas sobre países subdesarrollados como "guerra limitada". Hay mucha acción de occidente en Siria. Demasiada. Y para apoyar a un bando que no podía ganar. Ya lo habíamos visto antes.

Thomas dijo...

Lo que pasa en Siria hay que situarlo en el contexto de lo que pasó en el 2011, la llamada Primavera Árabe. Sin ese contexto es complicado entender lo que pasa en el país.

Sobre la ayuda de EE.UU a los grupos rebeldes ¿crees realmente que EE.UU. ayuda de manera consciente a elementos como el IS o el Frente al Nusra, declarados públicamente terroristas y que, en modo alguno, favorecen los intereses norteamericanos? ¿Has visto los videos que cuelgan los opositores y el origen del armamento que allí aparece? En su mayoría es antiguo material ex-soviético. Es cierto que ha habido una remesa de misiles TOW y cierto armamento ligero de origen occidental, pero en absoluto hay un suministro de armamento significativo. Y los videos que cuelga la oposición y los terroristas del ISIS así lo demuestra.

Hablas de los kurdos como un bloque homogéneo, cuando cada una de las organizaciones kurdas tiene su propia agenda y objetivos, por no hablar de los intereses cruzados. En el frente norte de la guerra siria hay kurdos y soldados sirios luchando juntos, por ejemplo, mientras que EE.UU, contrario a Asad, ayuda a los primeros frente al IS, enemigo de todos ellos. Te recomiendo encarecidamente que le eches un vistazo a esta entrevista sobre las diferencias entre el PKK y PYD: https://rojavaazadimadrid.wordpress.com/2015/08/15/autonomia-kurda-entre-sueno-y-realidad/

Sobre el envío equivocado que cayó en manos del IS...en fin, ese es el típico incidente de guerra al que se le ha querido dar un significado completamente tergiversado.

Yo no digo que Obama o el bloque occidental, haya descartado derrocar a Asad, digo que la prioridad ahora mismo, y desde hace ya un tiempo, es eliminar la amenaza yihadista, presente a su vez en Irak, ese país en el que el IS sigue campando a sus anchas frente al ejército iraquí, que es incapaz de retomar el territorio arrebatado por IS (Ramadi, Mosul por ejemplo), y que forma parte del "Califato".

Por último, la visión de que lo sucedido en Siria forma parte de un plan imperialista pre-establecido, obedece únicamente a la visión occidental y al prisma que se tiene desde nuestros cómodos hogares, y nada más que a eso. Desde ese punto de vista podríamos llegar a la conclusión de que los países árabes no tienen derecho a tener revoluciones, ni a poder protestar contra sus dirigentes, ni a tener opinión pública...

Isidoro Ferrol dijo...

Los países árabes pueden tener todas las revoluciones que quieran. El problema es la intervención. Es el argumento que rescato una y otra vez. No es de recibo hablar de lo que sucede en Siria-Iraq como algo producido por "la inacción occidental" porque lo que pasa en Siria-Iraq es culpa de una intervención occidental.

La idea de una "revolución democrática" en Siria es dudosa. Tanto como la que ocurrió en Libia. Más bien hay paralelos muy evidentes en ambos casos en cuanto a la presencia de extranjeros. Milicias armadas de combatientes irregulares que siembran el caos. Guerra líquida.

Lo que sucede en Oriente Medio es lo que nos ha llevado hasta aquí. Es el caos. Y el que ha generado el caos es el responsable. Hacer llamamientos hacia la microgestión, hacia volver a reproducir las causas de lo que sucede hoy... es absurdo. Entrar a juzgar quién ha de vencer, quién es bueno y quién malo... ¿Por qué y para qué? ¡Ah! Para "proteger a la población civil". Población civil que en Iraq sigue aliviada gracias a la intervención de USA.

Thomas dijo...

¿Sabes cómo se ha tachado a los revolucionarios sirios desde ciertos entornos? Mercenarios a sueldo por parte de EE.UU e Israel. ¿Es o no es restar legitimidad a una revolución o movimiento social emplear ese tipo de calificativos? Cuando hablo de inacción occidental me refiero a que hasta que no se ha producido la oleada de refugiados, Europa no se ha movilizado en ningún sentido, y me temo que resolver la crisis de los refugiados va a seguir sin resolver la guerra siria. Lo único en lo que estamos todos de acuerdo, incluyendo el propio Régimen sirio y sus aliados, es que la amenaza yihadista es el más poderoso de los peligros.

Inacción es dejar que el conflicto se pudra y se enquiste, como así ha sucedido. La inacción occidental no ha sido causa del conflicto sirio, si no consecuencia de la falta de voluntad política. ¿Ha habido algún tipo de resolución que condenara los bombardeos con barriles explosivos de población civil durante estos últimos años? ¿Quién ha protegido a la población civil siria estos últimos años? Nadie.

¿Por qué negarles a los sirios la posibilidad de tener su propia revolución democrática? La tuvieron. Y los mismos que defienden revoluciones en otros puntos del planeta, descalificaron ésta porque perjudicaba a un regimen que se declara antiimperialista. Solo por eso.

Isidoro Ferrol dijo...

Tenemos discrepancias de partida en este asunto. Tú crees en las primaveras árabes, yo no. Igual que no creí en las revoluciones de colores. Creo que en todos los casos hay abrumadores indicios de actividad encubierta, de activa inducción. ¡Ay esos Toyota relucientes que surcaban las carreteras libias! ¡Ay esas ONGs norteamericanas gastándose cientos de millones de dólares en promover organizaciones "democráticas" en Ucrania!

Preguntas que quién ha protegido a la población civil siria. Pero primero habría que preguntarte a tí qué consideras "población civil". Y si estás en argumentaciones pacifistas al punto de considerar que la ONU debería intervenir en todas las guerra civiles... te recomiendo que leas la Carta de la ONU y las diversas resoluciones de la Asamblea General de la misma que PROHIBEN interferir en guerras civiles. No, los civiles no importan. No importan, al menos, a quienes están detrás de los esfuerzos por involucrar a nuestras fuerzas armadas en los asuntos sirios. Son una excusa. "Civiles" es lo que convenga al interés último de quien arrojan las bombas. ¿O es que no había "civiles" del lado de Gadafi? O dicho de mejor forma: civiles que no querían que ganasen los señores de Bengazi. Eso es un callejón sin salida. Mención aparte merece el hecho de que tras la 2ªG.Mundial la definición de "civiles" dejó de tener sentido en tanto la de "combatientes" acabó por abarcarlo (todo para legitimar retroactivamente el apoyo aliado a grupos guerrilleros/terroristas en la Europa ocupada). Además, recordemos: mueren 41 inocentes por cada blanco eliminado por drones. En fin. Proteger civiles, ya.

Además de ser contrario al Derecho Internacional realmente existente, la idea de intervenir para "salvar civiles" no se sostiene en tanto no se hace siempre. Si no se interviene en todas partes, no es argumento decir que intervienes por ese motivo. Tan sencillo como eso.

Thomas dijo...

Creo o creía en Primaveras Árabes igual que creí en el movimiento 15M. ¿Tendrá razón la derecha casposa al decir que detrás del 15M estaban miembros de ETA como oí decir a un personaje que dice trabajar como peridista? (ver enlace) http://noticias.lainformacion.com/policia-y-justicia/terrorismo/cesar-vidal-relaciona-a-los-manifestantes-del-15m-con-eta_bOLK18CtiTxSp2hyEZK5a/

¿Absurdo verdad? Igual de absurdo decir que lo de las Primaveras Árabes fue todo un invento de la CIA e Israel. Las teorías conspiratorias que intentan explicarlo todo en función de determinados intereses geoestratégicos, no suelen bajar a pie de calle. Y es algo que ya llevo observando hace tiempo. Los análisis geoestratégicos suelen ser más teóricos que prácticos.

Respecto a los civiles, veo que implícitamente me das la razón. Nadie ha protegido, ni proteje a los civiles en ese conflicto. Hasta el punto que una hipotética intervención armada de la OTAN no se basaría en la protección de dichos civiles, si no en intentar derrotar al ISIS/Daesh. La situación de los civiles en Siria está en consonancia con la idea de no intervención, lo que nos lleva luego a lamentarnos de que 250.000 personas, muchísimas civiles, hayan muerto mientras en el mundo occidental discutimos de manera interminable sobre los pros y los contra de cualquier tipo de acción. Te recomiendo que visiones algún video de youtube y veas las consecuencias de algunos bombardeos con barriles explosivos. Son sencillamente brutales y ni siquiera se invoca la persecución de objetivos militares. Son bombardeos al azar que persiguen matar a población civil.

Estos datos los daba la ONU hace un año y creo que son elocuentes. Los niños son población sin ningún tipo de dudas: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/22/actualidad/1408701682_350814.html

Isidoro Ferrol dijo...

La hipotética intervención armada se intentó en 2012 con el pretexto de "proteger civiles" y el uso de guerra química por el régimen de Asad. Rusia detuvo el proyecto, y es célebre el artículo onusiano de Putin en el New York Times:

http://www.nytimes.com/2013/09/12/opinion/putin-plea-for-caution-from-russia-on-syria.html?_r=0

La nueva intervención no sería diferente. Desde hace tiempo se utiliza la imagen de Estado Islámico como posible "vía de entrada" en Siria-Iraq "para defender a los civiles". No hay que confundirse. La música antes de caer las bombas siempre es la misma. A estas alturas, jugar a aquello de "mira lo que ha hecho Asad" hace tiempo que empezó a hacer arrugar las narices. Porque no hace falta demasiado esfuerzo para ver lo que hacen los otros, y generalmente son cosas mucho peores. Además vuelvo a insistir de nuevo: pretender que ISIS aparece de la nada, presentar a esos grupos salvajes como una trágica aparición, y encima intentar legitimar una escalada militar occidental en Siria con ellos... parece digno de un guión destinado a convencer a un niño.

En definitiva, tal vez no habrían sufrido tanto los civiles sirios si no se hubiese armado a los grupos rebeldes (la "nacionalidad de las armas" no presume que el que las da sea de dicha nacionalidad, por cierto). De hecho, si en libia no se hubiese dado apoyo militar extenso a los rebeldes hubiesen sido rápidamente derrotados por Gadafi. ¡La intervención irrestricta de la OTAN comienza precisamente cuando la victoria de los gadafistas es inminente!

Es preciso abandonar la microgestión de los conflictos de naciones independientes. Es preciso dejar de emplear narrativas pueriles para alargar conflictos dándole gasolina a grupos de pirómanos con la excusa del "nation building". Hay que abandonar la fascinación con que la tecnoguerra nos proporcionará "democracias a nuestra imagen". Si debemos abandonar la inacción es ante los "expertos" que nos cuelan la trola de que "esta vez es diferente". De eso nada.

Thomas dijo...

Si la estrategia de EE.UU. hubiera sido claramente atacar a Siria ¿crees que no lo hubiera hecho? ¿recuerdas las circunstancias en las que se paró el ataque y la famosa pregunta del periodista a John Kerry en una rueda de prensa?

El Is no aparece de la nada. El IS es consecuencia directa de la invasión norteamericana de Irak (2003). Su implatación en Siria obedece al intento de establecer un Califato que abarque las zonas suníes de Siria y de Irak. ¿Cómo puede ser que EE.UU. financie a un grupo que alienta ataques terroristas en territorio norteamericano, que secuestraba y decapitaba personal norteamericano en Irak (entre otras nacionalidades) y es un enemigo acérrimo del gobierno iraquí, aliado de los estadounidenses?

Los civiles sirios sufren porque los únicos que tienen aviación en la guerra civil siria, el regimen de Asad, deja caer a diario barriles explosivos y además desde hace un tiempo. Y eso entre otras cosas. MSF dice que uno de los objetivos prioritarios del regimen son los hospitales, Amnistía Internacional denunciaba gravísimas violaciones de los DD.HH. contra los primeros opositores que se lanzaron a protestar allá por marzo del 2011. Oposición que rápidamente fue tachada de ser "mercenarios y agentes sionistas".

¿Sabes por qué el Estado Islámico y las facciones islamistas son tan fuertes ahora? Porque los rebeldes "moderados" fueron abandonados a su suerte. Y eso ya lo decían allá por el año 2012. No es algo nuevo.

Es interesante ver lo que decía la izquierda árabe allá por el 2012: http://www.vientosur.info/spip.php?article7028

Y ya, por último, te recomiendo leer uno de los mejores resúmenes del conflicto sirio de manos de Javier Espinosa: http://www.jotdown.es/2013/09/dejalos-que-se-maten-entre-ellos/

Lo dicho, los grandes análisis geoestratégicos, son muy pomposos y tratan de explicarlo todo, pero no bajan a pie de calle.

Thomas dijo...

Como veo que a mi no me crees, creo que sería mejor que leyeras una entrevista a Noam Chomsky sobre dicho conflicto. Las preguntas están agrupadas por temas por lo que solo tienes que ir al tema de "Israel, EEUU y las posturas sobre Siria". Creo que lo que dice es bastante significativo, teniendo en cuenta la trayectoria nada sospechosa de imperialista, del entrevistado.

http://traduccionsiria.blogspot.com.es/2013/06/entrevista-noam-chomsky-en-libano.html

Isidoro Ferrol dijo...

El artículo de Jotdown coincide con el momento cumbre (septiembre 2013) de los esfuerzos de USA por forzar una intervención militar ilimitada contra Asad en Siria. Precisamente es de esa misma fecha el artículo de Vladimir Putin arriba enlazado. El artículo de Jotdown que enlazas hace de mera caja de resonancia de propaganda, afirmando cosas incoherentes o dando como información indudable afirmaciones de calado del propio narrador metidas en medio de un texto con entrevistas exclusivamente a rebeldes. La incoherencia principal es la habitual: señalar a los rebeldes como combatientes mal armados pero valientes, primero, y como inocentes civiles masacrados, después. También hablan de rebeldes armados para luego mostrar testimonios de que si la represión de Asad continuaba "todo el mundo llevará armas". En Libia pudimos ver hasta la extenuación este tipo de narrativa: cuando los rebeldes defienden las posiciones son un ejército, cuando son derrotados se convierten en civiles "ametrallados sin piedad". El confuso estatuto del combatiente legítimo fijado por las leyes internacionales facilita este juego, pero esto no excluye lo chusco de la propaganda. Propaganda como el uso unilteral de armas químicas por parte de Asad, un hecho que la propia ONU ya ha desvirtuado haciéndose eco de informes contradictorios que, además, señalan a grupos rebeldes. http://www.reuters.com/article/2013/05/05/us-syria-crisis-un-idUSBRE94409Z20130505

Otro argumento interesante en cuanto a estas guerras civiles es el de "el desequilibrio". Conecta además con el de los civiles de quita y pon. A saber, que si un bando tiene fuerza aérea y la emplea, automáticamente se intenta convertir en un crimen de lesa humanidad. Se hizo con Gadafi, al punto de terminar en una resolución del Consejo de Seguridad que luego sería torticeramente empleada para dar la victoria a los rebeldes. Evidentemente eso carece de sentido, igual que calificar de civiles a quienes llevan armas abiertamente. Por supuesto bombardear a tales fuerzas es militarmente legítimo. Cosa que no lo es bombardear hospitales, claro. Son lamentables esos ataques. Pero se han visto otras veces en tantos lugares... por ejemplo en Vietnam: donde hay más que sobradas pruebas de que la aviación USA hacía blanco deliberado en hospitales y escuelas, bombardeando en oleadas: empleando bombas anti-persona contra quienes trataban de extinguir los incendios. En fin. Cuidado con emplear los excesos de la guerra como argumento para cometer otros excesos: e importunando a Estados con armas nucleares.

Isidoro Ferrol dijo...

"¿Sabes por qué el Estado Islámico y las facciones islamistas son tan fuertes ahora? Porque los rebeldes "moderados" fueron abandonados a su suerte. Y eso ya lo decían allá por el año 2012. No es algo nuevo"

Este párrafo me deja de piedra. Hablas como si ISIS fuese diferente de los otros grupos rebeldes. Si en teoría todos surgen de la nada, de una base popular que se radicaliza... ¿por qué habrían los radicales islamistas de tener más fuerza que los "rebeldes moderados"? La respuestapodría ser que los rebeldes moderados no existen, que son una fantasía. Además, si dichos rebeldes no son capaces de imponerse a facciones islamistas... ¿no sería porque cuentan con menor respaldo? ¿Esos rebeldes necesitan armamento y munición ilimitados así como que todo el arsenal aéreo de la OTAN les cubra las espaldas? ¡Menuda insurrección popular!

En ese sentido, otra derivada más inquietante es posible: si todo va de a quién respaldan los poderes occidentales... ¿no será que han estado respaldando precisamente a los islamistas radicales? ¿No serán esos los "rebeldes moderados"? Cualquiera que esté al tanto de los esfuerzos propagandísticos anti-Israel de las diversas facciones palestinas sabrá que los árabes no son tontos. Que saben decir lo que en gran parte de Occidente se desea escuchar. Los exquisitamente democráticos, soñadores o incluso "whasingtonianos" portavoces de los rebeldes sirios podrían ser las más de las veces una mera fachada de relaciones públicas. No se debe descartar en absoluto.

Thomas dijo...

Coincido en parte con ese último párrafo de tu último comentario. Es cierto que a estas alturas es difícil saber si los rebeldes moderados que empezaron la guerra en marzo del 2011 (o los pocos que quedan ahora) sostienen de forma honesta el discurso moderado ("reformas democráticas") o es todo una fachada.

Creo que el discurso moderado existió, otra cosa es que fuera ignorado. El propio Bashar el Asad reconoce implícitamente la existencia de una oposición moderada ("grupos armados ilegales", los llama él), minuto 7, aunque a lo largo de la entrevista lo menciona también, la entrevista es de hace muy pocos días: https://www.youtube.com/watch?v=MgqiWfKFI2w

El ISIS es claramente diferente al resto de grupos terroristas o grupos armados que operan en Siria. Su trayectoria es transnacional, es decir, tratan de establecer un Califato que englobe las zonas suníes de Irak (sobre todo provincia de Al Anbar) y Siria. Lo del ISIS daría para mucho, pero sin duda, es la mayor amenza mundial en la actualidad, no solo para el Régimen sirio, si no para cualquier nación.

La radicalización de cualquier movimiento político o social no es algo nuevo, ha sucedido a lo largo de la historia muchas veces, solo tienes que ver el ejemplo de la Revolución rusa en febrero y octubre de 1917.

Esos grupos que iniciaron el levantamiento en el 2011 tenían que luchar contra uno de los Ejércitos más poderosos de Oriente Medio. El testimonio de este piloto sirio te puede ayudar a hacerte una idea de la situación del Ejército, aunque solo es un testimonio, no digo que tenga la verdad absoluta: http://alejandro-8.blogspot.com.es/2015/08/testimonio-de-pilotos-sirios-ismael.html


Por último: "¿Esos rebeldes necesitan armamento y munición ilimitados así como que todo el arsenal aéreo de la OTAN les cubra las espaldas? ¡Menuda insurrección popular!" El gobierno sirio no ha dejado de recibir armamento de Rusia, Irán además de la intervención sobre el terreno de Hezbollah. ¡¡¡Vaya respaldo popular el de Asad y su Gobierno!!! Y además la OTAN está atacando al IS, no a las unidades del ejército sirio.

Por cierto, lo de Vietnam forma parte de un contexto totalmente diferente al sirio.

"Cuidado con emplear los excesos de la guerra como argumento para cometer otros excesos" ya ves que llevamos más de 4 años y no hay solución a la vista. Cuando la oleada de refugiados pase y/o el Is sea contenido, nos volveremos a olvidar de la guerra siria.



Thomas dijo...

Te sigo recomendando encarecidamente que leas a Noam Chomsky en la entrevista que le hicieron: http://traduccionsiria.blogspot.com.es/2013/06/entrevista-noam-chomsky-en-libano.html

Thomas dijo...

Sobre el ataque químico he encontrado este informe, que me parece muy objetivo y en el que, efectivamente, se pone en cuestión la autoría del ataque: http://catedrapsyd.unizar.es/observatorio-psyd/opina/armas-quimicas-en-siria-quien-dice-la-verdad.html

Isidoro Ferrol dijo...

Es interesante que vincules a ISIS con los bolcheviques en 1917. Te haces eco también de esos, a mi juicio, disparatados juicios acerca del grado de amenaza que representan: "la mayor amenaza mundial". Todo junto equivale a la teoría del dominó. Una teoría que, como es sabido, puede justificar agresiones ilimitadas para contener esas amenazas por pequeñas que sean. Y subvirtiendo con ello, como no, el "normal" desarrollo de los acontecimientos. Francamente, parece que esta presentación de ISIS como amenaza mundial sea una forma más de seguir gastando en Defensa a niveles guerra fría. Cambiamos "comunismo monolítico" por "fundamentalistas islámicos" y que siga la fiesta.

El ejemplo de los bombardeos deliberados contra población civil en Vietnam viene muy a cuento. Porque en aquellas fechas era ya indudable que los ataques irrestrictos contra población civil eran "ilegales". Pero sucedieron. Se puede pensar que esos ataques fueron deliberados o excesos derivados de incentivos perversos, pero sucedieron. Y no pueden, por tanto, constituirse en excusa en Siria para interveniones foráneas ilimitadas (y menos contra un aliado de Rusia) a menos que nos hayamos vuelto todos locos. En todas partes cuecen habas.

Ya le eché un vistazo a lo de Chomsky. Me parece el suyo, como en otras cuestiones, un enfoque demasiado idealista. Por otra parte, como es sabido, Chomsky puede ser un crítico muy valioso en sus opiniones pero tiene un cierto historial de cagadas importantes en cuanto a análisis de lo que ocurre. No lo considero fuente de autoridad en cuanto a revoluciones y similares.

Thomas dijo...

Lo de que el ISIS es una de las mayores amenazas contra la seguridad mundial es tan evidente que no entraré a discutir sobre eso. Distintos sectores de opinión, desde la extrema izquierda antiimperialista hasya la extrema derecha, coinciden en ese aspecto. Y es una amenaza sobre todo para el Islam. Para los propios creyentes musulmanes. Recuerdese que Irak y Siria son los escenarios habituales de las salvajadas de estos individuos.

En ningún momento quise comparar al comunismo con el yihadismo. Solo me interesaba resaltar que los procesos políticos muchas se radicalizan cuando no se encuentran soluciones rápidas y eficaces. La falta de capacidad de los mencheviques fue aprovechada por los bolcheviques para alcanzar el poder.

Vietnam fue un desastre para EE.UU, al igual que lo fue Irak en 2003. Por múltiples causas. Me gustaría ver claramente esa conexión que estableces entre Siria y Vietnam pero la verdad que no la veo por ningún lado.

Lo de Noam Chomsky lo sacaba a colación en cuanto a que la teoría conspiratoria es contestada de forma contundente, incluso, por los que teóricamente están en el ámbito del pensamiento alternativo de izquierdas.

Y mientras tanto, a la Rusia de Putin, se le perdonan todos sus "pecados"...

Thomas dijo...

Esta es una muy interesante crónica de la implantación del ISIS en Siria: http://www.theguardian.com/world/2015/sep/17/why-isis-fight-syria-iraq?CMP=share_btn_tw

Isidoro Ferrol dijo...

El Estado Islámico es una "amenaza mundial" porque así interesa presentar el asunto. Es ridículo sostener que puedan representar un peligro tan colosal. Cuando uno se da cuenta de que están comparando a Estado Islámico con Hitler y similares... se da cuenta a su vez de que está ante la enésima bobada estratégica de EEUU y sus alegres compañeros.

Vietnam es la clave del siglo XX de EEUU. Es la culminación de una forma de ver el mundo y que, sin embargo, todavía no se ha visto como la derrota que fue. Por eso sigue EEUU actuando como si la amenaza de la fuerza y una gran capacidad de súbita destrucción pudiesen emplearse para construir naciones y resolver conflictos centenarios. La conexión es patente: hay quien sostiene que en Siria todo se resolverá adoptando una escalada militar. Igual que quienes sostenían que el nacionalismo vietnamita se vería subyugado con una escalada en el tonelaje de bombas arrojado en el Norte o con una conquista militar del propio Norte.

La idea de que a la crítica de las actividades de EEUU se debe seguir una idéntica de las de Rusia es pura guerra fría, de nuevo. Es absurdo. Rusia está siendo hostigada deliberadamente en todas sus fronteras. Hasta el punto en que se presenta como una "agresión rusa" que se hayan ocupado de proteger su único puerto libre de hielos en invierno (en Crimea). No, yo no caeré en semejante fantasía.

Thomas dijo...

No digo que el EI/Daesh represente una amenaza colosal, digo que representan una amenaza para la seguridad mundial. Y los atentados alrededor del mundo en nombre del EI lo demuestran, además de representar un problema tremendo en la zona. No se quién compara el Estado Islámico con Hitler. Yo no lo hago.

"Vietnam es la clave del siglo XX de EEUU. Es la culminación de una forma de ver el mundo y que, sin embargo, todavía no se ha visto como la derrota que fue." ¿En qué te basas para decir que no se ha visto como la derrota que realmente fue? Creo que está más que documentado que fue una derrota brutal norteamericana. Marcó a la sociedad estadounidense durante mucho tiempo. El cine de Hollywood, ese medio que muchos considerais meramente propagandístico, ha retratado en ocasiones de forma muy cruda, todas la brutalidades que se cometieron y sus consecuencias (ver "El Cazador", imprescindible).

"hay quien sostiene que en Siria todo se resolverá adoptando una escalada militar" es curiosa esta afirmación porque precisamente Estados Unidos acusa a Rusia de provocar una escalada militar en Siria al implicarse significativamente en el conflicto. Respecto a lo del tonelaje de las bombas, te doy toda la razón. El bombardeo por si solo no soluciona nada. Ya se vió en la Segunda Guerra Mundial, se vió en Vietnam, en los bombardeos rusos de Chechenia, en los bombardeos de la Coalición sobre el EI durante este último año, y en los infames barriles explosivos que lanza el "demócrata" Bashar el Asad sobre su propia población civil ante el silencio cómplice de la opinión pública internacional, únicamente preocupada en lo que hace o deja de hacer Estados Unidos.

¿Justificas la intervención rusa en Ucrania y en Siria como defensa de sus fronteras? Siguiendo ese criterio ¿ha estado justificado el bloqueo de Cuba de estas últimas décadas en base a la "protección de las fronteras" de EE.UU.? ¿estuvieron justificadas las intervenciones americanas en Nicaragua, Granada, Chile...en base a ese criterio que utilizas para justificar el intervencionismo ruso?

Isidoro Ferrol dijo...

Si uno se toma la molestia de leer los escritos de hace no mucho tiempo de los neoconservadores... verá que la amenaza es China y el Irán nuclear. Sobre todo este último. El inefable Francis Fukuyama llegaba a calificar la no obtención de armas nucleares por parte de Irán como "un bien público internacional". Ahora eso, aparentemente, se ha conseguido. Resulta gracioso, como comprenderás, que ahora se pase a equiparar a esos ayatolás atómicos con esos alegres muchachos montados en Toyotas decapitando gente a su paso. Se trata sin duda de una amenaza más cinematrográfica que un laboratorio iraní, pero no cuela. No son más amenaza que los derviches sudaneses del siglo XIX. Veo en esa amenaza algo con lo que se puede lidiar sin demasiado esfuerzo, con una contención, probablemente bastaría dejar de arrojar gasolina al fuego. Es decir: abandonar cualquier proyecto de "nation building" étnico en Asia.

Quienes comparan a Hitler con Estado Islámico son la totalidad de "técnicos" a los que se saca en televisión, que pertenecen a las mismas instituciones que califican a Estado Islámico como "amenaza mundial". No es broma, ojalá lo fuese. Vuelvo a repetir: para considerar a Estado Islámico como tal amenaza mundial hace falta adoptar una remozada teoría del dominó.

Vietnam no se ha visto, ni se ve ahora, como la derrota que fue. De lo contrario EEUU hubiese renunciado a las doctrinas y estrategias que le condujeron a un resultado idéntico en Iraq y Afganistán. Conjunto de doctrina y estrategia que James William Gibson, ya hace tanto como 1986, calificó de "Tecnoguerra". Quienes siguen defendiendo ese enfoque son todos los que recomiendan escaladas militares como "solución política" de quienes teorizan sobre los efectos políticos de tener un óptimo despliegue de portaaviones, por ejemplo. Es toda una línea de pensamiento que ha llevado al ejército de EEUU a ser una empresa más, hasta el punto de subcontratar a la "mano de obra". Si quieres lo resumo: EEUU asume que en Vietnam no fueron derrotados sino que "no quisieron vencer". Lo que popularmente se conoce como "ganamos todas las batallas pero perdimos la guerra". Así, la Tecnoguerra no pierde nunca (sistema cerrado) sino que se considera en todo caso la existencia de errores técnicos subsanables. El tratamiento del cine norteamericano, que tiende a ser "progresista", precisamente enfatiza el carácter trágico de Vietnam, como de un "error" o larga serie de errores, pero rara vez como una derrota de la maquinaria político-militar de EEUU.

Isidoro Ferrol dijo...

Rusia está implicada en Siria en la medida que lo está EEUU. La escalada está garantizada desde el momento en que EEUU arma a los grupos rebeldes y les da asesoramiento/entrenamiento. ¿El problema? Que los rusos apoyan a un gobierno con una determinada y relativamente estable base de apoyos mientras que EEUU dan armas a todo el que tiene dedo índice. Cualquiera puede imaginar el apoyo a qué bando es el óptimo de cara a cerrar el conflicto.

En el mundo existen imperios y grandes potencias. El imperio es por definición algo contrario a la democracia. Pero los imperios existen. Uno puede ir por el mundo pegando tiros y decidiendo quién manda en tal o cual sitio. Pero el poder no es ilimitado, siempre hay barreras difíciles de franquear. EEUU pretende de un tiempo a esta parte que dichas barreras no existen para su poder y que el único ente que tiene "necesidades estratégicas" es EEUU. Evidentemente no es así. EEUU no puede hacer lo que quiera en el Mar de China del mismo modo que no debería considerar poder hacerlo en Ucrania. Porque Rusia es un poder importante en Eurasia y posiblemente lo seguirá siendo mucho tiempo. No se puede esperar de él que retroceda indefinidamente ni se debe infravalorar su nacionalismo. El intervencionismo y el imperialismo son moralmente difíciles de defender, pero si hubiese que poner en una balanza el imperialismo de EEUU y el de Rusia no se puede sino simpatizar con Moscú. EEUU lucha por una porción más grande de postre mientras Rusia intenta evitar que le quiten la comida del plato.

Thomas dijo...

Lo que no entiendo es porqué Francis Fukuyama tiene más credibilidad que Noam Chomsky habida cuenta que el primero también se equivocó y metió la pata en algunas de sus valoraciones.

"No son más amenaza que los derviches sudaneses del siglo XIX" efectivamente, el problema es que el mundo de hoy no es el de entonces. La globalización, para lo bueno y para lo malo, está ahí y las consecuencias son má que evidentes. Hay una gran cantidad de nacionalidades luchando en ese grupo. El EI tiene un concepto cuasi medieval de lo que es el Islam pero utiliza medios plenamente vigentes: internet es una potentísima baza en este sentido.

Continuaremos en breve.

Thomas dijo...

Respecto a Vietnam, es un conflicto tan poliédrico, con tantas facetas, que no me gustaría simplificar en exceso. La guerra de Vietnam o Segunda Guerra de Indochina, solo fue la continuación de la guerra que sostuvo Francia y el Vietminh de Ho Chi Min. Fue una catástrofe para EE.UU. y por supuesto para el pueblo de Vietnam, tanto del Norte como del Sur. Recuerda que la intervención de EE.UU. se sitúa en el contexto de una guerra civil entre el Vietcong (guerrilla comunista) y el gobierno de Saigón, gobierno aliado de EE.UU. Y en un contexto más amplio, en la Guerra Fría.

Los excesos que cometió EE.UU. en Vietnam están más que documentados (agente naranja, violaciones, asesinatos masivos...) e incluso el cine y la literatura de los propios norteamericanos han profundizado en sus aspectos más brutales. Te recomiendo sobre este tema, a modo de pasada, "Despachos de guerra" de Michael Herr, un libro imprescindible.

¿Los excesos (nada comparables, ciertamente) que cometieron Vietcong y el Ejército de Vietnam del Norte sobre la población civil survietnamita fueron a su vez publicitados de la misma manera que fueron publicitados los abusos de EE.UU.?

¿Era el Vietnam del Sur de entonces, la Siria de Bachar el Asad que era atacada por "mercenarios" venidos de la ex-URSS y de China?

Isidoro Ferrol dijo...

La idea de que por obra de la Globalización los amigos del Estado Islámico pueden meternos un bombazo es curiosa. Pero sobre todo porque sin intervención de Occidente no existiría el tal Estado Islámico. Y desde luego parecen muy entretenidos en lo que andan haciendo. Que yo sepa no ha existido ni un sólo ataque terrorista de esta organización en territorio occidental. Más allá de que reivindiquen los actos de desequilibrados/simpatizantes de la muerte varios.

El conflicto de Vietnam no es poliédrico. O no lo es en comparación con otros conflictos. La única conplicación de dicho conflicto radica en lo absurdo que fue. Ni los EEUU sabían cuál era el objetivo allí. Por eso se desarrolló toda esa desagradable racionalización de la guerra del body count (que es perfecta e inquietantemente reflejada en el citado libro de Julian Ewell). Ni siquiera fue, como dices, una guerra civil. En Vietnam sólo había una causa: el nacionalismo vietnamita. El "otro lado", el generalato de Saigón, los terratenientes católicos vietnamitas, eran una minoría "a sueldo". Los esfuerzos de EEUU por mantener la farsa del régimen de Saigón requirieron una corrupción increíble, la inyección constante de divisas y bienes de todo tipo. No, "guerra civil" no se corresponde con lo que sucedía en Vietnam. Aunque los EEUU fuesen más lejos y hablasen de una "guerra de agresión" o "invasión" refiriéndose al Vietcong. Todo fue una locura, un colosal ejercicio de hipocresía a todos los niveles. Un crimen.

Como es un crimen insistir en alargar la guerra de Siria dando medios a los rebeldes, por cierto.

Thomas dijo...

¿Quieres decir que la URSS cometió un crimen ayudando a la República española frente a los golpistas? ¿o los brigadistas internacionales eran criminales por haber "alargado" el conflicto? ¿fue criminal Cuba ayudando a su aliado, el gobierno angoleño, frente a UNITA y alargando el conflicto en dicho país durante décadas? ¿o lo fue Fidel Castro ayudando a los opositores chilenos que estaban en contra de Pinochet?

En Vietnam había minorías (como los montagnard/montañeses) que eran claramente hostiles al Gobierno, al Vietcong y al EVN (Ejército de Vietnam del Norte). Es cierto que el ambiente generalizado del gobierno survietnamita era el de corrupción pero también es cierto que había gente que les apoyaba. ¿Es casual que cuando cayó Saigón en 1975 hubiera una oleada de refugiados? ¿Las imágenes de la gente desesperada subiendo a los helicópteros estadounidenses, en la azotea de la embajada americana, son una manipulación?

Los EE.UU. "solo" pretendían impedir la caída de Vietnam del Sur en base a su teoría del dominó. Westmoreland, y los halcones, fueron los que atraparon al país insistiendo en que la única forma de derrotar a los comunistas era enviando tropas y tropas y más tropas. Soldados que eran reclutados a la fuerza en la mayoría de los casos, como bien sabes y además muchos provenían de los guetos de las ciudades y eran negros, cosa que hizo sospechar a mucha gente en el país sobre si en realidad no se llevaba a cabo una limpieza de elementos no afines al "establishment" americano. De ahí las famosas protestas y la consiguiente represión, incluyendo estudiantes asesinados por la Guardia Nacional (universidad de Kent, 1970). Qué mayor símbolo de la derrota política y moral de EE.UU.

Como todo el mundo sabe, la estrategia militar fue desastrosa. En campo abierto la potencia de fuego americana podía con todo, pero las tácticas de dar pequeños golpes por todo el país fueron mucho más efectivas. La motivación fue fundamental. El soldado americano iba a cumplir su periodo de 12 meses y se iba, el vietcong y el soldado norvietnamita luchaba por su país y por sus ideales. Eso, y no otra cosa, fue lo que realmente marcó la derrota estadounidense.

Ha habido ataques relacionados con el Estado Islámico en Occidente. Solo tienes que analizar los atentados. En muchos casos son obra de los "retornados". Gente que vuelve de Siria a su país de origen. Calificar simplemente de desequilabrados a los que los cometen no ayuda a reflejar la auténtica realidad del asunto.