viernes, febrero 22, 2013

De los tristes destinos del debate del Estado de la Nación

El debate sobre el estado de la nación se saldó como era de esperar. Continúa la tautología de la mayoría absoluta del Partido Popular. Consistente ésta en que, pase lo que pase, y hágase lo que que se haga, "los españoles depositaron mayoritariamente su confianza en el PP". Ya lo avanzamos en este blog en diversas ocasiones: conceder una mayoría absoluta en plena crisis económica a Mariano Rajoy era un escenario apocalíptico. Porque era poner al zorro a guardar el gallinero.

En el debate que tuvo lugar en el Congreso de los Diputados me llamó la atención el ostensible nerviosismo de Rubalcaba. Un Rubalcaba que cometió muchos errores en su discurso y que parecía ciertamente confuso. Un defecto que, como no podía ser menos dado el personaje, se fue disipando en las réplicas a Rajoy. Porque el líder socialista se mueve como pez en el agua en el toma y daca de la polémica. De hecho, su última intervención, en la que acusó a Rajoy de hacer oposición desde el gobierno pidiendo su dimisión como secretario general del PSOE y terminó mencionando a Bárcenas, sacó de quicio a Rajoy. No obstante, Rubalcaba en términos generales resultó bastante decepcionante. Pero claro... si se acepta el statu quo del Euro el margen para discutir las medidas de austeridad es muy limitado.

Mariano Rajoy, flamante (?) presidente del Gobierno, se vistió con sus galas de enterrador con pretensiones.  Como señaló Rubalcaba, insistió en seguir actuando como jefe de la oposición, aleccionando a todos como un mediocre maestro de escuela. Es el rencor el que elevó a Rajoy a la mayoría absoluta y por tanto no resulta sino natural el verle actuar como rencoroso mayor del reino. De una persona que detesta la igualdad entre las personas, como si fuese una enfermedad, no podemos esperar misericordia alguna. Por esto Rajoy se contenta con sacar pecho por mejorar la balanza exterior y luchar contra el déficit. No sin renunciar, eso sí, a continuar con esa sangrienta burla de que para el Partido Popular la prioridad es la lucha contra el desempleo. La altura política de nuestro presidente, además, le llevó, en el colmo de los despropósitos, a dedicar un mismo espacio de su discurso a la lucha contra la corrupción y al separatismo catalán. 

Los medios afines al PP se apresuraron a decir que el gobierno poco menos que había superado la crisis de imagen derivada del caso Bárcenas. En esta ceremonia de la confusión, se añade esa musiquilla de que aún están por verse los efectos de las reformas del PP. O que se permita a este gobierno el presentar como "golpe de efecto" de Rajoy el prometer para el año próximo medidas que se había comprometido a implementar nada más acceder al gobierno. En estos días se echa de menos, ciertamente, algún medio de comunicación con difusión decente que sea intolerante con este gobierno y sus campañas cosméticas. ¿Piensan ustedes en El País? Piénsenlo mejor. Personalmente estoy harto de tantas críticas ingenuas al gobierno del PP, esa clase de críticas que insisten en poner el foco en lo superficial, en lo sintomático, y no en el fondo. Del mismo modo que es necesaria la oposición frontal al gobierno en las calles, no lo es menos la oposición frontal en los medios. Pero claro... estamos ante el statu quo otra vez.

Sobre el PSOE y Rubalcaba, por su parte, existe la muy pesada losa de haber gobernado hace dos telediarios. Y que durante dicho período dijeron "sí bwana" a las directrices suicidas que venían desde la Unión Europea. Por esto es poco creíble que, más allá de determinadas medidas ultras del PP (véase sanidad y educación), la actitud del PSOE en el poder fuese sustancialmente distinta a la del gobierno Rajoy.  Sea como fuere, la insistencia de muchos en poner el foco sobre Rubalcaba, más que en Rajoy, resulta sintomática. Sintomática de ése vicio tan cultivado por el actual gobierno de considerar que no existe alternativa alguna a sus decisiones. Y si no existen alternativas... nada más lógico que escudriñar a la oposición como si fuesen malhechores, los clásicos "enemigos de España".

Parece que se impone determinar el progresismo/conservadurismo en base al grado de recorte presupuestario, cuando ya hace tiempo que esta diferenciación habría de fundarse en el grado de rechazo a lo que hoy por hoy es Europa. Porque, oh ironía, el progresismo pasa necesariamente en estos días por rechazar la ración de cicuta que se le ofrece a España, Portugal, Italia o Grecia. Si somos democracia... ¿cómo es posible que una mayoría democrática pueda permanentemente apoyar un orden de cosas en el que se niega a sí misma? No se ha creado todavía el aparato de propaganda y terror capaz de cosa semejante. Es cuestión de tiempo. Y tal vez para entonces en el lote de recortes que pidan desde Europa esté la democracia en sí misma.


"Pero el más ajeno a la ciencia que preste alguna atención a asuntos públicos observa este singular estado de España : dondequiera que se ponga el tacto, no se encuentra el pulso." Francisco Silvela (en 1898).

12 comentarios:

Avalón dijo...

¿Puedo preguntarle qué opinión tiene actualmente sobre este mensaje? Ignórense las siglas.

¿Es posible -o me equivoco- que guarde alguna relación con sus orígenes políticos remotos?

Iracundoisidoro dijo...

Los mensajes populistas son fáciles. Desde la ultraderecha o la ultraizquierda abundan este tipo de mensajes de "adulación al oprimido" (con mayor o menor grado de violencia verbal). De ahí que sea suicida desmantelar el Estado. Porque durante este proceso aumentan los lobos en la política. Ésa clase de personas que niegan el pluralismo político como parte de su "solución a todo".

No hay soluciones "a todo". Lo cual no quita que lo que están haciendo los gobiernos europeos no sea solución de nada. O mejor dicho: no sea una solución que incluya a todos, sino todo lo contrario. Se salva a unos pocos a costa de masacrar las vidas de los más.

Avalón dijo...

Así es.

El vídeo que enlazo parece inspirado en el de la 'Génération identitaire' de nuestros vecinos. Me pregunto si quienes salen en el vídeo del MSR son auténticos militantes o actores.

Iracundoisidoro dijo...

No hay por qué pensar que son actores. El nazismo, el nacionalsindicalismo y similares, como cualquier otra secta ideológica, pueden reunir en un punto determinado a un número de acólitos. En este caso los reunidos caben casi en un taxi, lo que da muestra fiel de su entidad actual. Por la forma de vestir se aprecia que son los clásicos rescoldos del movimiento skinhead, adaptados a un look casual en el que no sé por qué abunda la chupa de cuero. Tal vez sea por nostalgia de la época en que ése movimiento underground tuvo más fuerza: la de los 80 y primerísimos 90, con Bases Autónomas y similares.

En realidad, históricamente, el fascismo "laico" o "duro" no tienen mucho sitio en España. Aquí se lo traga todo la Iglesia y el derechismo caciquil confederado. Que son la cara y ojos del derechismo de línea dura, ahora y siempre. Algo muy lógico en un país con un Estado escasamente vertebrado, con una base política errónea ("el Pueblo español") e industrializado tardía y parcial que terminó en la terciarización antes de culminar en algo. Aquí sólo caben radicales al estilo de cualquier país tercermundista: motines del pan, revueltas antifiscales, etc. Nada de totalitarismos.

Avalón dijo...

Pudieran ser auténticos militantes. Es verdad, la camisa a cuadros que visten todos ellos es muy del estilo Lonsdale.

Por otro lado es cierto que en España, en situaciones de descomposición social, lo que históricamente ha proliferado no son los totalitarismos, sino el anarquismo. Aunque yo opino que esto ha respondido principalmente a nuestra particular forma de ser. Del mismo modo que no fue casual que la mecha del nazismo prendiese en Alemania, y no en otros países en los que aquellas nuevas ideas circulaban también libremente.

Lo que no entiendo es por qué no considera al pueblo español como la adecuada base política del estado. España, como nación histórica, ya existía políticamente antes de constituirse en nación política. El estado-nación español no surge de un vacío político previo, sino a partir de los términos de la sociedad política imperial española que fueron reholizados según las ideas de su tiempo, tras el hundimiento del Antiguo Régimen.

Incluso si me apura, y excepción hecha de la singularidad vasca, desde una óptica étnica, cultural o religiosa, los lazos entre las diversas regiones españolas son objetivos, y subjetivamente aún bastante fuertes. Y en particular, en el apartado lingüístico, si no recuerdo mal, el castellano comienza a adoptarse espontáneamente en toda la Península como lengua franca antes incluso de la unión dinástica de Castilla y Aragón; tal como sucedió con el toscano, el francés de oïl, o como hoy sucede con el inglés a nivel mundial, por ejemplo.

Iracundoisidoro dijo...

La base política del Estado español es errónea desde el momento en que niega y a la vez acepta las nacionalidades periféricas. Hay al menos tres sentimientos nacionales aparte del español en los confines de España y lo lógico, si se quieren evitar disputas sine die, es que se reflejen en la base política del Estado: federalismo asimétrico le llaman (aunque el federalismo siempre es asimétrico). Madrid, como foco de cierta identidad españolista "negativa", hace más por el secesionismo que los propios focos secesionistas. Véase Eurovegas, por ejemplo.

En cuanto a los orígenes históricos... con el tiempo he llegado a la conclusión de que son discusiones bizantinas sin valor político. Se pueden encontrar explicaciones a las cosas, pero no justificaciones "operativas". No sin el consabido e improductivo "lo discutimos en la calle".

En resumen: el Estado invertebrado, construído de forma radial primando el centro sobre la periferia, unido al retraso de España en muchos ámbitos, conduce inevitablemente a la ruina de lo que se identifica hoy por hoy como España. Y el ejemplo se puede ver en algo tan sencillo como que las conexiones entre Madrid y Bilbao están a años luz de las conexiones Barcelona-Bilbao. Así no se hace patria sino todo lo contrario. Un ejemplo más, tonto si se quiere: el Real Madrid se niega a ceder su estadio para una final con el Barça de por medio y luego la final de este año la quieren hacer en el Camp Nou

Avalón dijo...

Bueno, no veo que lo que usted plantea sea antagónico de lo que yo escribo en mi comentario anterior. En todo caso, además de la española, yo sólo constato la existencia de dos conciencias nacionales: la vasca y la catalana. Los gallegos, le guste o no, votan masivamente, una vez tras otra, a un partido, el PP, que más que nacional español, es nacionalista español.

Tampoco tengo problema con una organización territorial del estado asimétrica, siempre y cuando esa arquitectura sea transparente y de la misma no resulten privilegios económico o sociales.

Por otro lado pienso que la historia es importante, y que desde luego tiene valor político. Cuando uno no sabe quién es, será lo que otros le digan que sea. Y con esto no insinúo que la historia haya de estar por encima de la voluntad popular democráticamente expresada.

El discurso victimista tampoco lo compro. Madrid no es más centralista ni radial con Cataluña de lo que Barcelona pueda serlo con Lérida. Simplemente es la capital del estado, un cruce natural de caminos y una gran ciudad.

Y ya puestos a quejarse, también me gustaría señalar que Madrid es el núcelo de la primera y gran víctima del nacionalismo español, y en particular del de este régimen del 78: de Castilla como nación histórica (la Vieja y la Nueva), actualmente desfigurada, cuarteada y ensamblada artificialmente con otras regiones.

Avalón dijo...

El ejemplo del fútbol, en efecto, es bastante tonto. Aparte de que uno no reniega de su padre sólo porque en un momento determinado no comparta sus valores.

No se deje engatusar por los nacionalistas. Usted lo dijo una vez: son perros rabiosos, insaciables, con el objetivo final e irrenunciable de destruir España y separarnos.

Iracundoisidoro dijo...

Ferrol, donde yo resido, es una ciudad contruída por el Estado, en concreto por decisión de Carlos III. El objeto de la misma era dar cobijo a los trabajadores del Arsenal y las familias de los militares que lo guardaban. Más tarde, llegó a ser un gran centro de producción de barcos de todo tipo. En un momento dado, desde el Estado (por imperativo europeo y no tan europeo) se decidió que se iba a desmantelar la base económica de esta ciudad. Desde entonces la ciudad pasó de casi 100.000 habitantes a tener apenas 70.000.

Sin una concepción centralista de España, Madrid también tendería a menos. Porque Madrid no es un vulgar cruce de caminos, es desde donde se dicidió "mandar" sobre el resto de España en un momento determinado (Felipe II), por estar mejor situado el lugar que Valladolid o Burgos. Ese "plan radial" y el "capitalismo castizo", basado en la cercanía entre poder y negocios, es lo que sostiene el crecimiento de Madrid. Porque Barcelona, sin ir más lejos, está, de forma "natural", mucho mejor situada que Madrid.

Iracundoisidoro dijo...

El nacionalismo es una fuerza, venida a menos, dentro de la vida política de los Estados contemporáneos. Como tal, ha de ser temido y adecuadamente valorado. Y como es una gran fuerza política, evidentemente puede ser una gran fuerza para el mal.

Avalón dijo...

Con las comunicaciones de hoy en día, Barcelona no está mejor situada geográficamente que Madrid, en absoluto. Una ventaja competitiva de Barcelona frente a Madrid es su condición de ciudad ribereña, eso sí. También es un hecho aceptado que barceloneses y catalanes en general han tenido una mayor vocación empresarial y comercial que madrileños y castellanos. Tampoco niega nadie los beneficios del efecto capital. Pero esto es muy habitual aquí y en todas partes. Un claro ejemplo por proximidad a usted es el caso Compostela-Coruña. Son circunstancias históricas que se dan. Alguien tenía que ser la capital.

¿Es Barcelona una ciudad merecedora de albergar la capital de España o la de un estado catalán? Sin duda. ¿Habría sido Cataluña más de lo que hoy es de haber sido Barcelona la capital de España? Con casi toda seguridad. ¿Habría sido más de haberse independizado en la Guerra de Sucesión, por ejemplo? Es difícil saberlo. Habría tenido su estado y su efecto capital; pero, hasta la libre circulación de personas y capitales instaurada hacia finales del siglo XX por la Unión Europea, no habría disfrutado de la masiva mano de obra anduluza y demás regiones sureñas, ni tampoco y sobre todo del mercado interior español, del que todavía vive. Si miras alrededor, verás que las grandes ciudades europeas, además de Madrid y Barcelona, son Londres, París, Berlín, Moscú, Roma, Milán... todas en estados bastante extensos y poblados. Estados prósperos pero más pequeños alumbran ciudades como Ámsterdam, Estocolmo, Copenhague... de menor relevancia mundial que la que hoy tiene Barcelona como segundona española.

¿Cualquiera de estas especulaciones es causa justa para exigir la secesión y dividir a un pueblo que lleva ya muchos siglos unido? En mi opinión, no.

Anónimo dijo...

The clobber of a motor car purchase solidly depends upon the area and wander of effect it has to do. There are rare sizes of machines of the unchanged congenial an eye to the purposes of machining different sizes of castings and forgings, also there are various kinds of machines in the service of doing the require word-for-word sympathetic of work in exceptional grades of refinement. An mercantile solicitude is to gain as simply entire machines as possible to do as cyclopean a limit of affair as achievable, and this is most successfully pre-eminent past choosing high-grade machines which are not exclusive adapted to olio of undertaking,
http://katalog.linuxiarze.pl/tag,ciekawe,strony/
http://blaorenth.edu.pl/firma/regaly-metalowe-jakze-sama-kategoria-mowi-sa/
http://www.2uh.pl/tag/malowanie/
http://www.htcgsm.info.pl/tag/htc-one-s/
http://katalog.linuxiarze.pl/tag,segmentowe/

http://endsam.com.pl/dom-drewniany/1787/
http://stronologia.pl/firmy/wyposazenie,sklepow,s,7232/
http://www.2uh.pl/tag/regaly-magazynowe/
http://piloswine.lowicz.pl/firmy/fer,meble,sklepowe,s,3412/
http://kolysy.zarow.pl/?p=5672