martes, noviembre 08, 2011

El debate Rubalcaba vs Rajoy: un accidente deplorable

Ayer se produjo el único debate electoral de cara a las próximas elecciones del día 20 de Noviembre. Este debate, más allá de las filias y fobias de cada uno, se saldó con una absoluta victoria de Alfredo Pérez Rubalcaba. Un Rajoy insultón, a ratos silente y visiblemente acobardado, teniéndolo todo a favor, fue incapaz de fijar el debate en sus propios términos. El candidato socialista, en cambio, cuajó una actuación redonda en la que fue capaz de presentar al PP como un gran peligro para el país: un éxito absoluto partiendo de donde partía.

La política no es cosa de buenos y malos. Decir la verdad es raro en política. De hecho, la posición del político no es la de un técnico sino la de un comercial. Y el comercial quiere siempre transmitir un mensaje para convencer, no para llegar a la verdad de las cosas. Resumir es mentir: una verdad o lo es por entero o no es verdad. ¿Pero cómo va a desgranarse en política la verdad de cosas que una mayoría de la gente ignora? Utilizar un vocabulario equivocado, incurrir en una expresión que se preste a diferentes interpretaciones o mantener un determinado tono al hablar pueden ser la ruina de cualquier político más allá de la integridad personal e ideológica que tenga. Por todo esto resulta esencial en política "el arte de llevar la razón".

Resulta que ayer, al igual que Solbes frente a Pizarro hace cuatro años, toda la razón se la llevó Rubalcaba. El argumento de que "Rajoy salió vivo" o la idea de que "ganó el debate" es irrelevante. Para cualquier persona imparcial salta a la vista que si Rajoy ganó ayer el debate sería en todo caso porque no lo podía perder. Pero que Rajoy no pudiese perder no implica que Rubalcaba no saliese de dicho debate habiendo ganado mucho.

El principal problema del PSOE de cara al 20-N no es que el PP le quite votantes sino más bien que muchos de quienes tradicionalmente votan al PSOE opten por la abstención, los comunistas o el voto gamberro a partidos minoritarios. Una circunstancia que vendría generada tanto por los obligados recortes sociales operados por el gobierno de Zapatero como por la elevadísima cifra de desempleo. Ante este panorama no son pocos entre la izquierda que no ven en el PSOE más que una cara más del "neoliberalismo" que normalmente achacan a los partidos de derecha. Pero estas personas, ante la exhibición dialéctica de Rubalcaba en la noche de ayer bien podría estar replanteándose su posición. Y no tanto porque Rubalcaba haya abrazado alguna propuesta de extrema izquierda sino porque ha conseguido presentar a Rajoy como un absoluto enemigo del Estado del Bienestar.

Mariano Rajoy tiene fama de gran parlamentario. Si es así, resulta una mala imagen del parlamentarismo español. Porque Rajoy no sabe debatir en las distancias cortas, si quiera mínimamente. A su pobre imagen personal suma una absoluta falta de cintura que le llevó ayer, ante el acoso de Rubalcaba, a acusaciones directas, momentos de "tu palabra contra la mía" o incluso a decir increíbles mentiras. Mentiras como, por ejemplo, cuando Rubalcaba dijo que el PP subiría el IVA aunque no lo pusiese en su programa, Rajoy dijo: "No tomaré ninguna medida que no venga en mi programa". Un absoluto disparate.

Rubalcaba consiguió ayer resultar atractivo para los radicales de izquierda sin extremar su discurso: simplemente señalando el de su rival, que colaboró en ello. De hecho, pienso sinceramente que Rajoy no se preparó demasiado para el debate de ayer contra Rubalcaba. Al igual que Felipe González en 1993 contra el entonces aspirante Aznar, parece que Rajoy pensó que comparecer y emitir unas cuantas consignas interesadas iba a bastar para aplastar al rival. Tanto es así que Rajoy adoptó una actitud pedante, despreciativa, en cuanto Rubalcaba le mostró los puntos débiles del programa del PP. Dijo varias veces que Rubalcaba no entendía el programa electoral del PP (si Rubalcaba no lo entiende...¿quién lo entendería?). Rubalcaba además consiguió hacer ver que Rajoy no conocía su propio programa electoral. Y con todo esto se reforzó precisamente la idea que el propio Rubalcaba intentaba transmitir: que el PP tiene un programa oculto.

A estas horas muchos, en la Calle Génova, se habrán dado cuenta de que el debate fue un error, un grave error. Rajoy y el PP se las prometían tan felices, armados de las cifras de desempleo, que lo sucedido ayer sólo puede calificarse, al modo de Baudelaire, como un "accidente deplorable", un vapuleo fallido.



"Una discusión prolongada es un laberinto en el que la verdad se pierde siempre." Lucio Anneo Séneca

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Pregunta. UPyD propone la limitación de mandatos a dos legislaturas para los cargos públicos, pero usted lleva media vida ejerciendo cargos públicos.

Rosa Díez. Sí, pero no en este partido. En otro que no creía en la limitación de mandatos.

P. ¿Esta será entonces su última legislatura?

R. Me parece que me quedaría esta y otra, ¿no? Porque lo hemos aprobado ahora.

P. ¿Empezaría a contar ahora?

R. Creo que se interpreta así.

Pregunta. No mencionaban la ley del aborto en su primer programa, el de 2008, y siguen sin hacerlo en este. ¿UPyD no tiene una postura en ese tema? ¿Hay distintas sensibilidades en el partido?

Rosa Díez. Tanto tenemos postura que hicimos una enmienda a la totalidad a la ley de 2010.

P. Pero no llevan una propuesta propia en el programa. ¿Cuál es su propuesta?

R. No nos parece que sea un tema que haya que llevar en el programa. No es urgente.

P. Si el PP deroga la ley actual y vuelve a la anterior, ¿UPyD votaría a favor?

R. No me pronuncio sobre hipótesis que no se han producido

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Menudo despropósito el de Rosa Díez. Es insostenible.

Otro Anónimo dijo...

Estás pasado de rosca. Ya no entiendes nada.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Los ataques personales son bienvenidos si incluyen algún tipo de argumentación. Gracias.

Anónimo dijo...

Por qué votar UPyD
En el Parlamento que resulte de las próximas elecciones, UPyD podrá influir decisivamente. Rosa Díez ya ha llevado al debate político y a las conversaciones de los ciudadanos los verdaderos problemas de nuestro país. Ahora, con un número suficiente de votos, formaremos grupo parlamentario. Expondré las razones por las que creo que hay que votar a UPyD comparando sus características y propuestas con las de otras opciones en Asturias.
Primero: un sentido ético de la política. ¿Qué hacen los partidos cuando llegan a las instituciones? ¿Dicen y hacen lo mismo en todas partes? Por ejemplo, Izquierda Unida. ¿Con quién pactó en el País Vasco? Con el PNV. ¿La razón? Hacerse con una consejería menor en el Gobierno vasco. El precio: la defensa de la política nacionalista, egoísta y sectaria, tibia con el terrorismo. ¿Con quién pactó IU en Asturias? Con el PSOE. Y en Extremadura favoreció la formación de un Gobierno del PP. No han actuado con otro criterio que el de alcanzar una cuota de poder y mantenerla a toda costa, respaldando políticas contradictorias.
UPyD es un partido nacional, que defiende las mismas propuestas en toda España, comprometidas con la igualdad de todos los ciudadanos: la reforma de la ley electoral, para que cada voto tenga el mismo valor con independencia de la provincia donde se emita, o la devolución de las competencias de educación y sanidad al Estado. Creemos que los partidos deben ser instrumentos para desarrollar proyectos políticos, y no grupos cuyo fin sea mantenerse en el poder, ni un medio de vida para algunos de sus afiliados.
Segundo: actitud ante la crisis económica. ¿Cómo ha actuado el PP ante la crisis económica? En las comunidades autónomas en las que gobierna no ha despilfarrado menos que el PSOE. El déficit del Ayuntamiento de Madrid representa la mitad del de todos los ayuntamientos de España. Y todos conocemos el 'caso Villa Magdalena' en Oviedo. En el Parlamento votaron 'no' a la racionalización de las administraciones, a la reforma laboral y a la despolitización de las cajas de ahorro, cuando Rosa Díez defendió allí su necesidad. Donde han gobernado, ¿han hecho algo mejor, algo distinto? ¿O han hecho una oposición responsable? El PP aparenta tener grandes diferencias con el PSOE, pero en las cuestiones fundamentales actúan igual.
UPyD hace dos años que publicó 'El coste del Estado autonómico', en el que ya se proponía suprimir las diputaciones, agrupar ayuntamientos pequeños y suprimir entes públicos innecesarios. Además, aportamos una visión distinta de la crisis: pensamos que en España la crisis económica, aunque es internacional, se ha visto agravada por la crisis política del sistema, y que para salir de la crisis económica es necesaria una reforma del Estado.
Esto nos lleva al tercer argumento: la crisis política, la crisis de las instituciones. ¿Qué ha hecho el PSOE? Lo primero que hizo Zapatero ante la crisis económica fue negarla. Y después, las medidas que ha ido tomando han sido, unas, equivocadas (ayudas con dinero público que aumentaron a su vez el déficit, como el Plan B) y otras, ineficaces al tener que implementarlas unas administraciones excesivamente fragmentadas, con confusión de competencias y excesivamente politizadas.
UPyD propone la reforma del modelo del Estado en el que todas las comunidades autónomas tengan las mismas competencias y financiación; y cambios en la forma de elegir a los miembros de órganos judiciales, como el Tribunal Constitucional o el Consejo General del Poder Judicial, y de las cajas de ahorro, para garantizar su independencia.
P. V.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

El problema de toda esa charlotada rimbombante (último comentario de pura propaganda de corta y pega que se permite aquí) es que no sólo no tiene afiliados detrás sino que realmente no constituye ningún discurso. Porque para ser un discurso debería tener algún trabajo detrás. Y lo único que hay es demagogia. Lo sé porque lo he visto por dentro: el único hilo conductor del 98% de los afiliados de UPyD es su ambición o el que tienen un carguito o están en alguna candidatura. No hay nada más allá de eso salvo una telaraña de demagogia que irónicamente es interpretada en clave poco menos que franquista por una mayoría de afiliados. Porque sí: en algunos sitios la "gente de UPyD" es poco menos que una "marca blanca" del PP. El Coordinador de UPyD Galicia, sin ir más lejos, tiene de amigos en su Facebook nada menos que a un jefe de diputación del Partido Popular bien conocido por su caciquismo. Y es todo así.

Una gigantesca cáscara sin nada dentro que consiste en una mera enumeración de "problemas populares" a los que no se da más solución que medidas extremistas o de chiste. Porque leyendo a UPyD parece que si hay baches... hace falta una reforma Constitucional para eliminarlos. Con un par.

Curioso dijo...

¿Qué va a votar Ud., señor Lamas, si se puede preguntar?

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

A nadie.

Anónimo dijo...

httpv://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=ccDosJ2hSxI

Antonio dijo...

Cambiando de tema: Rajoy anuncia que no recortará 45000 millones sino 27000 y los europeos le acusan de mentirles: que en la cumbre les había prometido recorte de 45000. ¿También miente cuando va al extranjero?. ¿O es que le dió miedo llevarles la contraria?. Menudo tipo...