viernes, septiembre 02, 2011

¿La liga de fútbol está descompensada? Datos contra la mentira.

He aquí las clasificaciones de los tres primeros equipos entre los años 1985 y 1990, con las puntuaciones que habría en caso de valer entonces, como ahora, 3 puntos la victoria y 1 punto los empates. En las dos primeras ligas ganadas por el Real Madrid sólo había 18 equipos en liza (a partir de la temporada 1987/88 había ya 20):


TEMPORADA 1985/86: (Dif. respecto al 3º: + 20)

1- Real Madrid: 82 puntos
2- Barcelona: 63 puntos
3- Athletic de Bilbao: 62 puntos

TEMPORADA 1986/87: (Dif. respecto al 3º: +22)

1- Real Madrid: 93 puntos
2- Barcelona: 87 puntos
3- Espanyol: 71 puntos

TEMPORADA 1987/88: (Dif. respecto al 3º: +23)

1- Real Madrid: 90 puntos
2- Real Sociedad: 73 puntos
3- Atlético de Madrid: 67 puntos

TEMPORADA 1988/89: (Dif. respecto al 3º: +20)

1- Real Madrid: 87 puntos
2- Barcelona: 80 puntos
3- Valencia: 67 puntos

TEMPORADA 1989/90: (Dif. respecto al 3º: +15)

1- Real Madrid: 88 puntos
2- Valencia: 73 puntos
3- Barcelona: 74 puntos (véase aquí la ventaja que atribuía la regla de que el empate valiese la mitad de la victoria: un equipo más victorioso quedaba por detrás de otro más "empatador")

Conclusiones:


En líneas generales se puede afirmar que el Real Madrid estuvo intratable para el resto de equipos durante nada menos que cinco años. Si bien en estas ligas no había eso de "la liga de dos" y había terceros invitados que superaban al Barcelona, la diferencia entre el Real Madrid y el tercer clasificado era, de media, de 20 puntos. Si tenemos en cuenta que el Real Madrid de la "Quinta del Buitre" no es considerado por nadie como uno de los mejores equipos de la historia podemos considerar que la Liga entre 1985 y 1990 era mucho peor que la actual.

Actualmente la hegemonía es del Barcelona es incontestable y la cercanía a éste del Real Madrid (tenga el entrenador que tenga y tenga los jugadores que tenga) sólo puede considerarse "curiosa" y tiene mucho que ver con los arbitrajes y la presión mediática que los fomenta. ¿Por qué la prensa no admite que el Barcelona ha llegado a un punto en que está en ciclo ganador? ¿Por qué no se acepta que la "dictadura" del Barcelona de Pep Guardiola es un hecho y se intenta denigrar la Liga? Bueno: todos sabemos por qué.

Los datos del trienio triunfante del Barcelona aún desmontan más el actual debate sobre una Liga descompensada o sin competencia como algo "nuevo" o "a corregir".

TEMPORADA 2008/2009: (Dif. respecto al 3º: +17)

1- Barcelona: 87 puntos.
2- Real Madrid: 78 puntos.
3- Sevilla: 70 puntos.


TEMPORADA 2009/2010: (Dif. respecto al 3º: + 28)

1- Barcelona: 99 puntos.
2- Real Madrid: 96 puntos.
3- Valencia: 71 puntos.


TEMPORADA 2010/2011: (Dif. respecto al 3º: +25)


1- Barcelona: 96 puntos.
2- Real Madrid: 92 puntos.
3- Valencia: 71 puntos.

La diferencia media respecto al 3º del Barcelona en estos tres últimos años de hegemonía es de 23 puntos. Recordemos que la diferencia media que sacaba el Real Madrid durante los años de "la Quinta del Buitre" era de 20. Visto lo visto: no parece excesiva esta diferencia cuando el Barcelona está considerado uno de los mejores equipos de la Historia junto con la Holanda de Cruyff o el Brasil de Pelé. Lo que sin duda es excesivo es que el Real Madrid esté a tanta diferencia de los demás equipos y tan cerca, en consecuencia, del Barcelona. Y ese factor ya lo hemos tratado: presión mediática feroz a árbitros y rivales.



"La envidia es el gusano roedor del mérito y la gloria" Francis Bacon

11 comentarios:

Manolo dijo...

Resulta curioso observar casos en los que la envidia se sitúa, asombrosamente, del lado de quienes vencen.
O es que nunca salió de ahí.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

No se puede denominar "envidia" al asombro por los dobles raseros a nivel industrial. Porque hoy día hay toda una maquinaria mediática que se dedica a despotricar del Barcelona cada vez que gana. Es algo tan descomunal y evidente que clama al cielo. Luego se le puede llamar "madriditis" o "envidia". Pero se trata de hartazgo.

Me hice seguidor del Barça por el juego de este equipo y, sobre todo, por la enorme desfachatez de los medios de comunicación: que ninguneaban al equipo jornada tras jornada (estuvieron toda una temporada, semana tras semana, diciendo que los triunfos del Barça o su juego eran "una sorpresa").

Anónimo dijo...

eps... otro madridista encubierto
http://www.libertaddigital.com/deportes/2011-09-14/sergio-sauca-vuelve-a-irritar-a-los-seguidores-del-bara-lo-de-guardiola-da-asco-1276435279/

Anota ahí en la libreta.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Sergio Sauca no es más que el ejemplo de que la relación laboral de la que se benefician los funcionarios acaba en muchos casos en la más esperpéntica incapacidad y vagancia. No sabe los nombres de los jugadores, no sabe identificarlos en juego y cuando da las noticias parece estar continuamente improvisando, incómodo. Una calamidad. Y madridista, claro.

Anónimo dijo...

La mayor parte de lo que dice es elaboración subjetiva.
A mí cada vez me cae mejor Cristiano
http://www.elpais.com/articulo/deportes/envidian/soy/rico/guapo/elpepudep/20110915elpepudep_3/Tes

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Cristiano Ronaldo está mal de la azotea. Un tipo insolidario en el juego como pocos y que sin embargo se dedica a señalar los fallos de sus compañeros o increparles abiertamente cuando no le pasan el balón. Tiene además una forma peculiar de correr (espalda recta) que en el momento en que pierda fuerza física le destrozará la espalda a base de bien. Un jugador que hace años ya decidió que apostaba por la velocidad más que por la técnica y que, ciertamente, eso le dejará en evidencia a medida que pasen los años. Aunque en el Madrid ya se sabe que siempre le harán un sitio para empujar balones...

Anónimo dijo...

Es posible que acierte en su mal augurio de futuro, pero es evidente su parcialidad.
El caso es que el año pasado ha hecho exactamente lo que se esperaba de él: ser pichichi.
Claro que en su lugar podemos recordar continuamente que no es, de hecho, perfecto.
Es lógico estar de su parte, como es lógico despreciarlo, según el cristal conque se le observe.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Creo que Cristiano representa un juego muy individualista y tanto sus declaraciones como su actitud en el campo respecto a sus compañeros no hacen más que confirmar que se considera por encima del bien y del mal. No es casualidad que en la grandes citas Cristiano nunca "dé la talla", porque contra grandes bloques tácticos todo equipo que juegue con Cristiano juega con 10 en muchos aspectos.

Anónimo dijo...

Más bien otros creen que se considera por encima del bien y del mal. De ahí que se "comprenda" la leña que recibe. En el fondo lo merece.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Cristiano Ronaldo, por cierto, además de lo mencionado es un consumado tramposo:

http://t.co/p5X92ONT

Anónimo dijo...

Y un arrogante como declara hoy Jerko Leko en Marca.
Luego... se merece lo que le pase.
En el fútbol, como en política, no se requieren grandes elaboraciones para enmascarar las mayores brutalidades.
Tus palabras verán mis botas.