jueves, julio 14, 2011

Confirmado: estudios de posgrado OUT, trabajo gratuito IN.

Siguiendo con el tema del mercado laboral, artículos como este son una buena muestra de lo que está sucediendo:

Oigo personas que dicen:
  • “bueno, mientras no encuentro trabajo, hago un master y así voy avanzando”.
Yo te diría: Nooo!!. Antes de hacer un master, ofrécete para trabajar gratis en una empresa o ámbito que te motive. No te costará dinero (que el master es muy caro) y además podrás añadir en tu CV que tienes experiencia real en algún ámbito concreto, y por lo tanto, incrementarás tu posibilidades de ser contratado. O incluso, si eres bueno y hay posibilidades en la empresa en la que estás trabajando gratis, quizás te ofrezcan un contrato más adelante.

Parte de la premisa correcta de que hacer estudios de posgrado (master) a ciegas, sin experiencia laboral, roza el ridículo (especialmente con el tema de los MBA: que los están haciendo tipos de ADE, que es lo mismo que el MBA pero ADE es más completo: redundancia y papelitos para la pared). Sin embargo, como vemos, se trata de un paso hacia atrás para dar tres hacia delante. Resulta que ahora lo que es "guay" no es hacer posgrados sino directamente ofrecerse como esclavo.

Seamos serios: "gratis" no se "trabaja" y, lo que es peor: generalmente no se aprende demasiado (basta pensar en las sucesivas remesas de "becarios" que cada tres meses salen/entran). Asumir que todos los que entran en el mercado laboral, por otra parte, deben ser unos genios que despunten tanto que sean contratados... en lugar de ser substituídos por baratísimos becarios... es el máximo de la deshonestidad. Y dado que hablamos de millones de personas esta cantinela de la excelencia en todo y para todo sólo puede significar que "algunos son más iguales que otros". Una falsa concurrencia, siempre, aquella que exija el "extremo valor" para siquiera aparecer. Y con eso pueden los bardos componer canciones, pero no se conforma ninguna realidad.

Se presenta la opción de trabajar gratis como una buena alternativa a los posgrados porque "los másters cuestan dinero y trabajar gratis no". El colmo del más miope materialismo: pretender que al establecer el trabajo gratuito como "norma" para acceder al trabajo se está ahorrando dinero y no perdiendo algo mucho más valioso y que es la dignidad. Quienes no quieren ver esto, quienes se resignan a tal estado de cosas, confirman esa furiosa sentencia del pasado de que "donde no hay pan no existe ley, ni libertad, ni justicia; ni tan siquiera República". No es raro que el desplome general de la dignidad se celebre como avance 2.0 por... una periodista (posgraduada, of course). Acérrimos partidarios, los periodistas, de lo más despiadado, en su mayoría, en tanto sea fruto de "las tendencias".

¿Hasta dónde llegaremos?



"Al igual que nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad." Cicerón.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

La imagen de Danton es para incitar? xd

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Es para ilustrar la frase que se le atribuye y que cito en mi artículo.

Kyrie dijo...

Su rollo resultaría más creíble y menos oportunista, si previamente no hubiera rajado tanto y tan duramente de otra gente, como de los funcionarios públicos o los ‘indignados’. Pero hete aquí que ahora resulta que es Ud. el que exige un trabajo cualificado por el simple hecho de ser licenciado (15-M), y lloriquea porque lo que le sale no ofrece un sueldo y unas condiciones laborales ‘dignas’ (función pública).

Yo ya sabía entonces que Ud. sólo era la voz de la envidia y la arrogancia; por eso, al caer ahora en estas incongruencias, se pone Ud. en pública evidencia.

Y muy liberales sus dos últimas entradas, por cierto; sólo le ha faltado dejarse de rodeos y hacer llamadas explícitas a la imposición de políticas de igualdad “real” en la selección de personal, para que los presuntos fenómenos como Ud. puedan vivir como Dios manda.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"Pero hete aquí que ahora resulta que es Ud. el que exige un trabajo cualificado por el simple hecho de ser licenciado"

No. Aquí se ha dicho que hay carreras y diplomaturas que no tenían ninguna salida y cuyos estudiosos representaban el grueso de la masa crítica del movimiento 15.M: el proletariado universitario.

Por supuesto, con estos artículos sólo pretendo llamar la atención sobre la peligrosa degeneración del mercado laboral y no, desde luego, imponer contrataciones obligadas de nadie. No se trata de "trabajar por la cara bonita" de uno sino que, al menos, se detenga esta dinámica del trabajo esclavo como logro 2.0 de los RRHH.

"Y muy liberales sus dos últimas entradas, por cierto; sólo le ha faltado dejarse de rodeos y hacer llamadas explícitas a la imposición de políticas de igualdad “real” en la selección de personal"

Hombre, depende de lo que usted entienda por liberal. Me temo que es usted partidario de una definición del mismo muy de "andar por casa". O lo que es lo mismo: la que manejan la Iglesia o los anarcocapitalistas de que ser liberal es estar por el desmadre general en todo lo que se nos ocurra. Pues no, hombre no. Hace muuucho tiempo que este blog dejó claro su posicionamiento en contra de semejantes interpretaciones.

Como no, que no falte la acusación de "deriva stalinista": tan cara a según qué hinchadas. Nada más lejos de la verdad: aquí no se dice que ningún mágico ministerio inaugure "la felicidad" o "la justicia" en el mercado laboral. Simplemente digo que las condiciones actuales, para los jóvenes, en el mercado laboral, representan un colapso del sistema de empleo. Un colapso al que algunos están intentando adornar de memeces formativas y cercanas a la autoayuda más especiada; pero colapso al fin y al cabo. Y desde luego nunca he estado por apoyar o festejar colapso alguno. A lo mejor tender a unificar el mercado laboral para que los jóvenes menos maltratados era una solución: sin láticos y soldados "rojos" ni nada.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

PS: por otra parte, el movimiento 15 M realiza peticiones que en ningún caso se han respaldado aquí. Tales como el que todo el mundo sea funcionario (prácticamente), que a todos les regalen una casita y similares. Pero bueno: es inútil razonar con quienes buscan el titularcillo fácil.

Evocid dijo...

Menuda desfachatez. Pero casi peor que el propio artículo son los comentarios: todos unánimemente dando la razón a la autora. Quiero pensar que eso es cosa de la moderación, que la chica lleva muy mal las crítica.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Lo peor es el aire de estafa que rodea a todos estos individuos dedicados a la gestión de "Recursos Humanos". Y el caso de la señora del artículo parece un extremo: una periodista con unos posgrados chachi-pirulis que parecen expedidos por una escuela de Magia. Que todos los comentaristas estén de acuerdo sólo se puede deber a dos cosas: 1) Los comentarios se moderan y/o 2) Es el típico blog de una "red" de pretendidos mánager de RRHH que se dan cremita unos a otros para intentar estafar a algún empresario.

Evocid dijo...

Está moderado. Un cometario mio negativo pero respetuoso no ha sido publicado.

Falta dar el siguiente paso lógico. Si, efectivamente, el trabajo es un bien escaso y en sí mismo provechoso, ¿por qué quedarse en simplemente trabajar gratis?

¿Por qué no pagar por trabajar?

Evocid dijo...

Bueno, pues hablando sobre el tema éste con unos amigos, me informan de que ya está todo inventado:

http://escuela.elpais.com/presentacion.html

"El precio del curso es de 11.300 euros, que se hacen efectivos en el momento de realizar la matrícula, en enero."

http://escuela.elpais.com/tarifas.html

"Las tres últimas semanas del curso se dedican a elaborar un suplemento de actualidad, que se imprime en la rotativa de EL PAÍS. En radio elaboran uno o dos reportajes de actualidad que emite la Cadena SER. Y en prensa digital elaboran un reportaje multimedia que publica ELPAIS.com."

http://escuela.elpais.com/trabajos-de-los-alumnos-2010.html

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Históricamente, lo de pagar por trabajar no es nuevo. Sin embargo es poco democrático y tendía a esconderse últimamente.

La idea de los "posgrados para todos" constituye un engaño: la idea de que podía "comprarse" un puesto en la élite empresarial o económica. Dicha élite, o al menos la clase empresarial, tenía su parte en el asunto mediante una regular recepción de mano de obra barata o gratuita para "prácticas".

Como en todos los timos, hay historias para todos los gustos y sobre todo hay "ganchos". ¿Quién no ha oído que entrando en prácticas con un máster a uno le hacían contrato fijo en tal o cual lugar? Acto seguido todos corren a apuntarse para beneficiarse de eso mismo. Y el resultado es que al final hay administrativos gratis para las empresas pero trabajo para nadie.

La pregunta verdaderamente inquietante es cuánto durará la resaca de tanta tontería.