martes, abril 12, 2011

Sortu o las ineludibles consecuencias de ser una democracia

Cualquiera que escuche atentamente a quienes se oponen a la participación de Sortu o Bildu en las elecciones municipales vascas se dará cuenta de que les consideran parte de ETA. Esta suposición la establecen en base a que son presuntos "continuadores" del brazo político (así determinado por el Tribunal Supremo) de ETA. Pero... leyes casi al margen: ¿qué es esto de "continuadores"?

La Ley Orgánica de Partidos Políticos es un texto draconiano. Un texto que establece en su artículo 9 unas condiciones para la legalidad que sólo pueden considerarse excepcionales. Sin embargo, estas condiciones pueden ser eludidas mediante una serie de pasos, y de compromisos o declaraciones. Compromisos y declaraciones que la izquierda abertxale ha realizado a través de sus últimas iniciativas políticas: condenando efectivamente la violencia (incluída la de ETA) en sus Estatutos y en algunas declaraciones públicas.

Cuando se pretende que la pasada militancia en Batasuna revela el carácter terrorista de nuevas formaciones abertxales, aunque se cite algún oscuro artículo de la citada ley, lo que en realidad se está haciendo es decretar la muerte civil de unos individuos. Dichos individuos, no importa lo mal que nos caigan, son ciudadanos españoles. Y en tanto ciudadanos, todos tenemos derecho a apoyar iniciativas políticas de todo tipo: incluidas las separatistas.

Cuando se dice que los antigüos militantes de Batasuna o un nuevo partido abertxale deberían pasar "un período de cuarentena" para poder presentarse a unas elecciones se está cometiendo un atropello. Se está diciendo que en realidad no hay condiciones para ser o no un partido legal sino que hay quien da o no esa condición. Y eso es el gobierno de los hombres, no de las leyes.

Lo cierto es que puede ilegalizarse a Batasuna y a los partidos que intenten cortar y pegar sus Estatutos. Pero nada más. No se puede pretender, como lo hacen muchas víctimas del terrorismo o gente como Mayor Oreja, el prohibir el separatismo vasco. Esta mentalidad, sea causada o no por hechos traumáticos, dista mucho de ser democrática. No se puede pretender que cuando alguien de la izquierda abertxale afirma condenar la violencia de ETA lo está diciendo falsamente. Porque sobre ésto último se basa, fundamentalmente, tanto el juicio político acerca de Sortu como el que realizó una limitada mayoría de magistrados del Tribunal Supremo. Ni tribunales ni administración están para hacer suposiciones sobre "la verdadera intención" de alguien que se conduce con la corrección exigida por las leyes en algo tan "simple" como la constitución de un partido político. Y digo simple, porque en una democracia la constitución de un partido político debe ser libre y no una suerte de concesión administrativa sometida a trámites tortuosos u opacos.

Puede ser que determinadas personas muy escoradas a la derecha hayan llegado a la conclusión de que la existencia de ETA permite la prohibición sine die del separatismo vasco. Desgraciadamente para ellas, el final de la prohibición llega en cuanto se cumplen las condiciones de la Ley de Partidos: ni un segundo antes ni un segundo después. Eso de poner unos requisitos y luego ir moviéndolos o reinterpretándolos para evitar que determinadas personas actúen en la política no se corresponde con una democracia sino con una especie de dictadura.

Ser demócrata implica un compromiso con las reglas. Si esas reglas no pueden ser establecidas y se debe echar mano de la proscripción mucho me temo que el uso de instrumentos como la Ley de Partidos está llamado al fracaso: más bien habría de suspenderse la autonomía vasca e instaurar un gobierno por decreto. Claro que eso no quedaría bien ante las cámaras. Pero sería lo único coherente con esta extravagante doctrina del "aunque has condenado la violencia de ETA no te creo". Un completo disparate.



"Sin democracia la libertad es una quimera." Octavio Paz.

35 comentarios:

Santamo dijo...

Pues sí y no. Es una zona gris. ¿No podría considerarse que el proyecto, dados sus integrantes y antecedentes, ha sido puesto en marcha en forma de fraude de ley?

Quizá no, conforme al estricto elemento gramatical de la norma; pero ¿qué hay de los elementos histórico, lógico, sistemático y teleológico de la misma?

Es evidente que Sortu es la ilegalizada Batasuna con un disfraz. Y no es cierto que con todo esto se pretenda la prohibición del separatismo; de hecho, la izquierda abertzale ya tiene al menos un partido en regla: Aralar.

Ronnie dijo...

Es una pena que en la UPyD no haya más gente como ISIDORO LAMAS. ¿Cómo es posible que un partido que pretende regenerar la democracia no entiende los principios básicos de lo que suponen ser una democracia y un estado de derecho?

Si no, nunca he entendido el "argumento" de la existencia de Aralar. ¿Qué tipo de "argumento" es? ¿Podemos ilegalizar la UPyD al existir un partido parecido como Ciudadanos? ¿O ilegalizar IU al existir ya otro partido de izquierdas como el PSOE?

Santamo dijo...

Afine un poco más su lógica, Ronnie.

Yo no he dicho que haya que ilegalizar Sortu porque ya exista Aralar. Digo que Aralar es una prueba de que el argumento esgrimido por el Sr. Lamas -a saber, que la no inscripción de Sortu es una proscripción antidemocrática de la izquierda abertzale- es falso.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

En efecto, la defensa de la democracia es incompatible con estas medidas mezquinas contra la izquierda abertxale. Todo este ir y venir es lamentable: primero exigiendo condenar la violencia de ETA para ser legales y finalmente revelando que con eso no es suficiente. Con eso se revela que no se está ante un marco general de partidos políticos sino ante una proscripción de una serie de personas y grupos.

Las proscripciones no son un problema para una democracia, pero las proscripciones han de ser excepcionales. Son medidas de fuerza como lo es el mandar a la policía o el ejército contra una ciudad o zona que se levante en rebelión. Pero aquí se están vendiendo como algo "normal". Vamos: que se dice que es normal que las condiciones para constituírse en partido político las vaya fijando la policía o el gobierno. Y eso es cualquier cosa menos democrático.

Lo de "Aralar", como se ha señalado, no es un argumento válido. En efecto semejantes disquisiciones permitirían la ilegalización de partidos que "ya ocupan un espacio ideológico parecido". Son justificaciones al efecto, después de los hechos. Ocurrencias. Pero no son válidas. Porque, Aralar ni remotamente representa a una mayoría relevante dentro de la izquierda abertxale. Es algo común, por cierto, estas aparentes incoherencias. En otras ocasiones históricas se ilegalizaron a los partidos comunistas "oficiales" mientras permanecían en la legalidad las muy diversas sectas/partidillos comunistas o marxistas que el régimen de turno no consideraba molestas o relevantes. Lo dicho: no es argumento, es ocurrencia.

Es perfectamente posible hablar de una prohibición de la "izquierda abertxale" desde el momento en que, olvidando a Aralar, diversos medios de comunicación utilizan descaradamente esa expresión como sinónima de ETA. Es más: la derecha mediática acusa al PSOE de emplear "izquierda abertxale" como eufemismo de ETA. Hasta este punto se ha llegado. Se considera que la violencia de ETA constituye una razón inatacable para prohibir el separatismo en el País Vasco. Apenas lo ocultan. Mayor Oreja, como ya sugerí, dice a quien quiere escucharle que la principal amenaza de ETA la constituye su "proyecto político de separación de España".

Blanco y en botella.

Santamo dijo...

Aralar ni remotamente representa a una mayoría relevante dentro de la izquierda abertxale.

En efecto, sólo representa a esa minoría de la izquierda abertzale que ha repudiado sinceramente a los del tiro en la nuca. Porque por más que lo pase Ud. por alto, es evidente que Sortu es el nuevo traje de Batasuna, y que Batasuna sigue siendo el brazo político de ETA.

Y a mí lo que piense o diga Mayor Oreja me importa un pimiento, oiga.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"es evidente que Sortu es el nuevo traje de Batasuna".

En este caso lo único que resulta evidente es que en cuanto a la representación política la norma debe ser la libertad. Y en este caso se cumplen todas las condiciones para que Sortu sea legal. De verdad que es un papelón llevar tantos años diciendo que Batasuna sería legal cuando condenase la violencia de ETA y ahora que Sortu hace exactamente eso parece que da igual. Esto es una burla a cualquier principio democrático con el que operemos.

Y Aralar, veo que gusta la ocurrencia, ha concurrido a unas cuantas elecciones y el apoyo que ha recibido es limitado. Su mayor sinceridad a la hora de rechazar la violencia, sencillamente, no sé cómo se mide o puede medir. Me temo que es alguna de esas cosas "oscuras" sólo al alcance de algún mando policial debidamente aleccionado. Tal vez...

Ronnie dijo...

Porque por más que lo pase Ud. por alto, es evidente que Sortu es el nuevo traje de Batasuna, y que Batasuna sigue siendo el brazo político de ETA.

Lo muy evidente es que Sortu condena claramente la violencia de ETA. Lo muy evidente es que a muchos no les importa que Sortu condena la violencia de ETA. Ya me gustaría a mí que, siguiendo la lógica de que Sortu = ETA, al final estamos viendo la condena de la violencia de ETA por parte de...... ¡ETA!

Santamo dijo...

Desde luego cualquier persona, también los batasunos y etarras, tiene derecho a no declarar contra sí misma, a no confesarse culpable y a la presunción de inocencia; como los tribunales tienen el deber de no ser unos mentecatos.

La valoración de que resulta una resolución judicial no se atiene a un solo hecho; es sistemática, y ha de tener en cuenta todos los elementos de juicio disponibles.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Hay sentencias de miles de páginas que amparan atropellos. Es vieja pretensión de jueces y abogados el que nadie les entienda o intentar hacer creer que operan con magia. Nada más lejos de la verdad.

Existen, desde luego, cuestiones de gran calado técnico que se ventilan en los tribunales. Cuestiones que no están en el conocimiento de cualquiera. Pero ojo: ese "cualquiera" incluye a los abogados y jueces. No hay magia, pues.

Asumiendo lo anterior, aquí resulta obvio que se niega la condición de legal a Sortu en base a una sola suposición: que quienes organizan Sortu se desmarcan de la antigua Batasuna "por pura conveniencia". Es decir: se establece una presunción, en base a una serie de informes policiales, por la cual se viene a decir que tras Sortu está ETA. Todo esto, por cierto, después de estar años escuchando que Batasuna sería ilegal hasta que no condenase la violencia de ETA y de que el debate parlamentario que llevó a la actual redacción de la Ley de Partidos partiese de esa base. Entonces... ¿de qué estamos hablando?

Lo cierto es que la creación de los partidos políticos es un ámbito donde el único principio indiscutible en una democracia es el de la libertad de creación. Si por alguna razón es necesario controlar su creación (como por ejemplo evitar el apoyo político organizado a grupos violentos) tendrá que ser a través de una ley. Y esa ley nunca puede dar "poderes generales" al gobierno o la policía para "congelar" lo que ellos consideren "partidos integrados por indeseables". Para objetar la existencia de un partido político será necesario, más bien, el que semejantes partidos efectivamente apoyen la violencia o, yendo más allá, no condenen a ETA. Si eso no ocurre y subsisten las objeciones es que se pone en duda el cumplimiento de la ley en un ámbito de libertad: una aberración jurídica sólo entendible como proscripción al estilo de los bandos de guerra o los estados de sitio. Y me temo que en este tema los magistrados del tribunal supremo se han puesto el casco de antidisturbios...

Santamo dijo...

Que no. Que mientras ETA no anuncie su disolución definitiva y entregue las armas, su brazo político -se llame como se llame, y diga públicamente lo que diga- no puede ser legal. Y es un hecho demostrado que Sortu es la continuación de Batasuna, y Batasuna el brazo político de ETA.

Por lo demás, lo que Ud. plantea, como ejercicio formal, está muy bien.

J dijo...

Que mientras ETA no anuncie su disolución definitiva y entregue las armas, su brazo político -se llame como se llame, y diga públicamente lo que diga- no puede ser legal.

Hace unos años, Savater hablaba de esa gente que se cree que el fin de ETA va a ser algo así como una peli del Oeste en la que los malos acaban acorralados en un rancho y defendiéndose a tiros hasta que los matan. Hombre, si dependiera de mí, no me parecería mal eso o detenerlos a todos y mandarlos a un peñón del Estrecho de por vida. Pero, en el mundo real, esto va a tomar la forma de un proceso; de un proceso que también va a ser político, claro. Y la concurrencia a las urnas de partidos abertzales que se separen expresamente de la violencia será un paso fundamental. En cuanto a que la condenen de corazón o no, a mí me importa que se cumplan las leyes y que los discursos públicos se mantengan dentro de lo aceptable; lo que piense cada uno in the green pastures of the soul me trae al pairo. Al fin y al cabo, si tuviésemos en cuenta lo que opina de verdad la gente, habría muchos partidos y muchos medios de comunicación ilegalizados, no sólo estos. La Ley de Partidos fue una medida excepcional, y una que ha justificado ampliamente su existencia. Pero ya no sólo suscita dudas desde el punto de vista democrático, sino que, lo que es más importante, hay que empezar a plantearse si nos sirve para esta última fase de ETA.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"Que no. Que mientras ETA no anuncie su disolución definitiva y entregue las armas, su brazo político -se llame como se llame, y diga públicamente lo que diga- no puede ser legal."

Eso no viene en la Ley. Así que, como ya anuncié, aquí simplemente hay quien piensa que el Gobierno o la policía pueden mantener en la ilegalidad a una fuerza política aunque cumpla las condiciones legales. Y esas condiciones, que usted saluda como "formalidad", son precisamente la condición ineludible para ser una democracia.

Ya es conocido, no obstante, que en España sólo cabe la anarquía o el garrote del despotismo. Siempre moviéndonos entre el vacío y el exceso. ¿Quién piensa en la democracia? El Tribunal Supremo está claro que no.

judas dijo...

Aún pudiendo estar de acuerdo con J en que habría que calibrar de acuerdo a la utilidad la Ley de Partidos, yo niego la mayor: Sortu no ha condenado la violencia de ETA. Y les rogaré me demuestren que me equivoco.

Decir que un tiroteo es "inaceptablñe" e "incompatible con un alto el fuego" no son más que tautologías que: a) sirven para lo que sirven ("no nos jorobéis la cosa ahora por dos tiros") b) no son una condena del hecho del tiro en sí, sino una queja de que esa situación (dos presuntos etarras novatos sorprendidos por gendarmes hasta el punto de "tener que disparar") se produzca (o en otras palabras, ETA sé más prudente).

La prueba evidente es la reacción a la detención de los dos hermanos que guardaban casi una tonelada de componentes de explosivo: estos dos no estaban en "acto abertzale", ergo fueron detenidos no como "combatientes" sino como "civiles". Lo que es inaceptable desde su concepción de guerra con el Estado, inexistencia de separación de poderes y negación sistemática de la realidad política.

En esas condiciones, agarrarse al clavo de "lamentar la situación del tiroteo" pero obviar la larga historia de manipulaciones del lenguaje de los mismos, propia de cualquier fundamentalismo (y clave de su epistemología) es, a mi juicio, no ya ingenuo sino legalmente forzado.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Cualquier interpretación de la ley de partidos, ya de por sí discutible, que diga que lo que está haciendo Sortu estos días (y ya lleva tiempo haciendo) no es "condenar la violencia, incluída la de ETA" se sale de la Constitución y cae de lleno en una concepción policial del Estado: en la que la Guardia Civil, la Policía o el Gobierno que los manda se erigen en amos del sistema político.

judas dijo...

En ese caso sólo resta decir amen, parece. Discutir afirmaciones categóricas pierde la gracia.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Es que la postura: "si lo dice la policía por algo será" le quita la gracia a la Constitución...

judas dijo...

Sí, y por eso es chocante ver que me la atribuyes. Debes haber leído a alguien que no soy yo.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Judas:

Es que la idea de "no me fío de lo que dice Sortu" es exactamente respaldar esa idea: la policía como confirmadora de si Sortu es continuadora o no de Batasuna, con independencia de que cumpla o no la ley. Porque la idea del "fraude de ley", cuando se está condenando la violencia de ETA, está de más y es una pasada. Estamos en una democracia.

Gorila sin pelo dijo...

Sería más fácil entender que SORTU condena realmente la violencia si en lugar de "lamentar el incidente" dijera por ejemplo "son unos hijos de la gran puta y tienen que cumplir la condena que la ley establece para estos casos".

Por ejemplo.

Vamos, que si condenaran la violencia sin ambages y se acoraran de la legalidad vigente no sólo cuando les interesa, (porque las leyes vigentes prohiben la asociación con banda armada o la tenencia de explosivos), no creo yo que hubiera tanto problema.

Pero mientras dos terroristas de mierda pegando tiros sean protagonistas de un triste y lamentable "incidente" parecerá que la mujer del César es de todo menos honrada.

Creo yo.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Es un disparate eso de ir exigiendo más y más a la izquierda abertxale que estaba representada por Batasuna para tener un partido legal. Primero se dice que tienen que rechazar la violencia. Luego se dice que tienen que rechazar explícitamente la violencia de ETA. Y en cuanto hacen esto se les exige que "combatan" (sic) a ETA. Una burla, un sainete que no encuentra amparo en la ley. Las leyes no son una cuestión pasional y cuando se intentan convertir en eso o se interpretan como tal... es que no existe ley alguna.

Gorila sin pelo dijo...

No nos confundamos, meu, que comparto tu planteamiento. Lo que pasa es que tampoco es que SORTU esté poniendoselo dificil a los que no quieren legalizar la formación... ¿Verdad?

PD.- Y ambos sabemos que son lo que son...

Anónimo dijo...

¿Pero quién ha "prohibido el separatismo" y es a la vez tan estúpido de dejar legalizados a Aralar, PNV, ERC o el partido de Laporta?

Semejante argumento ya lo rechazó el Tribunal de Estrasburgo. Aquí se ha ilegalizado al brazo político de una organización armada.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"Semejante argumento ya lo rechazó el Tribunal de Estrasburgo. Aquí se ha ilegalizado al brazo político de una organización armada."

Ese Tribunal se "limitó" a decir que la ilegalización de Batasuna no era contraria a los Derechos Humanos y que la ilegalización de partidos políticos en una democracia era posible por responder a una "necesidad social imperiosa" y ser "proporcional al fin conseguido". Para mí, estas consideraciones, referidas a la ilegalización de un partido que apoyaba a ETA más o menos abiertamente, ya no han a lugar desde el momento en que se habla de partidos que condenan a ETA tanto en sus Estatutos como en sus declaraciones públicas. Cualquier criterio de proporcionalidad se ha abandonado en cuanto a Sortu: donde se ha aplicado un principio, más bien, de sospecha, incompatible con la democracia.

Anónimo dijo...

El mismo TEDH dice que la Justicia española no se basa sólo en declaraciones de intenciones:

"El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo añade después a este respecto: "El Tribunal Supremo [en su resolución de 2003, que refrendó la disolución] no se ha limitado a mencionar la ausencia de condena [de Batasuna] cuando se produce un atentado de ETA sino que ha presentado una lista de comportamientos que permiten llegar a la conclusión de que los partidos políticos [disueltos] eran instrumentos de la estrategia terrorista de ETA."

Y tenemos informes policiales, nos gusten más o menos; que enlazan a Sortu con ETA y nos hablan de la estrategia clara de ésta para volver a las instituciones. Hay hasta un documento interno de la banda donde aclaran que han perdido fuerza desde que no están en las instituciones, documento que ha usado el Supremo para impedir la legalización de un partido de más que turbios enlaces con la banda.

Así que aquí no se han juzgado ni los estatutos, ni las ideologías ni las intenciones de nadie. Se ha juzgado si Sortu es o no una formación que continúa a Batasuna basándose en las pruebas que ha aportado la policía. A ciertos jueces no les parecen sólidas, cierto, pero es que a la mayoría y la sentencia definitiva dice que sí lo son.


Y Sortu realmente nunca ha "condenado" a ETA. Dicen "rechazar todo tipo de violencia, incluída la de ETA". Me hace gracia porque evitan emplear la palabra "condena", asi que no veo la necesidad de que nosotros pongamos palabras en su boca. Ellos rechazan, no condenan.


De cualquier forma, repito que no se trata de aquellas cosas que dicen; sino de las que hacen como avaló el Tribunal de Estrasburgo.

Anónimo dijo...

Y, por el amor de dios; un grupo de gente que es incapaz de hacer unas declaraciones algo más contundentes que las que sacaron después del tiroteo en Francia:

____
"Rechazo. Volvemos a reiterar nuestro rechazo inequívoco y ético al uso
de todo tipo de violencia, incluyendo la de ETA* y cualquier otra realizada
con motivos políticos. En este caso concreto, aunque no tengamos una
versión fidedigna y veraz sobre la secuencia de los hechos ocurridos, no
dudamos en rechazar el tiroteo producido en Francia. En cualquier caso,
sin perjuicio de la debida presunción de inocencia para los detenidos,
pedimos un esclarecimiento de unos hechos cuya gravedad es
innegable.
2. Emplazamiento. Emplazamos a ETA a adoptar las medidas necesarias
para que hechos de estas características y cualquier otro de naturaleza
violenta no vuelvan a producirse en el futuro.**"

*Nótese que lo de ETA siempre va en un paquete. Nunca es una alusión explícita a que ETA deje las armas.
**¿pero qué coño quiere decir eso?
____

Realmente se merece las dudas de todos nosotros acerca de si son sucesor de Batasuna y, por tanto; ilegales.

¿Tanto les cuesta decir que los de ETA podían meterse las pistolitas por el oj***? Si lo dijeran ya no quedaríamos ninguno con dudas y se los legalizaba. Y eso que lo pueden decir sólo de boquilla, no tienen ni que creérselo coño.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Lo de los "informes policiales que vinculan Sortu con ETA" o las disquisiciones bizantinas en torno a que Sortu "en realidad no condena a ETA" están simplemente de más. Porque aquí básicamente se asume que alguien con pasado en Batasuna que tenga una posición en un partido nuevo invalida a dicho partido para concurrir a unas elecciones, que invalida a ese partido "para ser legal".

Todo lo anterior sin perjuicio de esa gente que, entusiasmada por el "invento" de la Ley de Partidos, piensa que para ser legal un partido abertxale tiene que escribir poemas de amor a las víctimas del terrorismo o emitir solemnes juramentos de odio africano a los etarras. Ridículo.

Anónimo dijo...

En primer lugar, no sé por qué los informes policiales y, de paso; ahora una sentencia del Tribunal Supremo; están de más a la hora de hablar de ésto.

Por otro, es que Sortu nunca ha usado la palabra "condena". Sólo te digo que no pongas palabras en su boca. Nunca han usado la palabra condena. Un matiz sin importancia, pero bueno; que Sortu no ha condenado nada. Sortu rechaza.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"no sé por qué los informes policiales y, de paso; ahora una sentencia del Tribunal Supremo; están de más a la hora de hablar de ésto."

Por la misma razón que una ley o una decisión judicial que vulneran la Constitución son inválidas. Y una situación en la que a un partido político se le niega la legalidad porque "no se cree en sus documentos y declaraciones públicas", en una Democracia, es inevitablemente inconstitucional.

"Por otro, es que Sortu nunca ha usado la palabra "condena". Sólo te digo que no pongas palabras en su boca. Nunca han usado la palabra condena. Un matiz sin importancia, pero bueno; que Sortu no ha condenado nada. Sortu rechaza."

Estos matices no tienen sentido y son la triquiñuela por la que se han venido subiendo, de forma un tanto lamentable, los listones a la izquierda abertxale para alcanzar la legalidad. Según estos "esencialismos" procesos de paz como el del Úlster serían imposibles por una coma aquí o un acento allá. Es absurdo pretender que la izquierda abertxale deba emitir una suerte de discurso de autocondena, al estilo del proceso de Moscú, para poder ser legal.

Ronnie dijo...

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...
de los "informes policiales que vinculan Sortu con ETA" o las disquisiciones bizantinas en torno a que Sortu "en realidad no condena a ETA" están simplemente de más. Porque aquí básicamente se asume que alguien con pasado en Batasuna que tenga una posición en un partido nuevo invalida a dicho partido para concurrir a unas elecciones, que invalida a ese partido "para ser legal".

Todo lo anterior sin perjuicio de esa gente que, entusiasmada por el "invento" de la Ley de Partidos, piensa que para ser legal un partido abertxale tiene que escribir poemas de amor a las víctimas del terrorismo o emitir solemnes juramentos de odio africano a los etarras. Ridículo


Allí vas al grano de la violación de los derechos fundamentales: los derechos de elegir y de ser "elegible". El gran problema de la ley de partidos es que, en realidad, no prohibe a partidos sino a personas. Los que creen en el "razonamiento" de la ley de partidos tendrían que llamar, por la misma regla de tres, a la UPyD una continuación del PSOE.

Anónimo dijo...

Si se vulnera o no la Constitución lo decidirá el Constitucional, que no digo yo que no vaya a estar de acuerdo contigo.

Pero es curioso que semejantes argumentos se han hecho con todas las candidaturas ilegalizadas antes. Y todos esos argumentos fueron rechazados por la justicia española primero y por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos después.

Vamos, que lo de que la ilegalización es inconstitucional lo llevan diciendo desde la primera. Y todas ellas resultó que eran perfectamente constitucionales.

Y no lo has entendido. Repito que no se trata sólo de "no se cree en sus declaraciones y documentos". Es que eso es lo de menos, las declaraciones de intenciones y los papelitos lo aguantan todo y el Tribunal de Estrasburgo apoyó a la justicia española en el sentido de que hay que investigar más allá de eso.


Y sobre la condena, eres tú el que insistes. Yo sólo digo que decir "Sortu ha condenado" es mentira. Si ellos se cuidan tanto en escoger las palabras, no se las cambies tú. No he hecho ninguna valoración sobre ello. De hecho es perfectamente legal hablar de rechazo, claro. Y el que usen una palabra u otra no es lo que provoca su ilegalización. Repito que sólo digo que Sortu no ha condenado nada, Sortu rechaza. Lo cual es perfectamente legítimo y legal. Lo ilegal es lo que ha valorado el Supremo para condenarlos.

Ronnie dijo...

Anónimo dijo...
Si se vulnera o no la Constitución lo decidirá el Constitucional, que no digo yo que no vaya a estar de acuerdo contigo.


¿Qué Constitucional? ¿El que está al servicio del gobierno?

Díez asegura que la Comisión de Educación del Parlamento regional ha podido sacar adelante esta norma gracias a lo que describe como "incompetencia" del Constitucional, al que reprocha que practique una "política seguidista" del Gobierno.
http://www.libertaddigital.com/sociedad/diez-pide-la-dimision-del-tc-por-la-ley-catalana-contra-el-castellano-1276358650/

Anónimo dijo...

@Ronnie

El mismo. Sigue siendo el órgano apropiado para discutir ese tema.

Yo lo digo porque viendo que tenemos a la policía y al Supremo en contra de la legalización de Sortu, me hace gracia que Iracundo hable de la inconstitucionalidad de la ilegalización. Esperemos por lo menos a que se pronuncie el TC.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"Pero es curioso que semejantes argumentos se han hecho con todas las candidaturas ilegalizadas antes."

Nunca antes una formación abertxale como Sortu había rechazado a ETA en los términos empleados por dicha formación. Nunca.

La Ley de Partidos y en concreto su artículo 9 son, prima facie, inconstitucionales. Si son permitidas estas disposiciones, así como los delitos de opinión que pululan por el Código Penal referidos al enaltecimiento terrorista, es porque se considera una razón de Estado, urgente defensa de la democracia y los demócratas, etc. Cuando los batasunos rechazan la violencia de ETA todas esas justificaciones saltan por los aires. Saltan por los aires, al menos, cuando se trata de una democracia. Allí donde no hay democracia lo excepcional termina convirtiéndose en norma: véase Siria, donde llevan algo así como 40 años en Estado de Emergencia o algo parecido.

"las declaraciones de intenciones y los papelitos lo aguantan todo y el Tribunal de Estrasburgo apoyó a la justicia española en el sentido de que hay que investigar más allá de eso."

Entonces el poder público es inquisitivo, inquisidor. Y lo es nada menos que en cuanto a la constitución de un partido político: algo que en una democracia debería estar regido por un principio de libertad. Insisto: esto no casa con ser una democracia. Por eso el Tribunal de Derechos Humanos dice que la proscripción de partidos políticos debe ser "proporcional al fin pretendido". Será muy difícil argumentar eso cuando estamos ante un partido que rechaza la violencia. Algo patente y cierto que no admite exigencias "a mayores" de que los batasunos se conviertan en constitucionalistas o españolistas para ser "legalizados".

"Yo sólo digo que decir "Sortu ha condenado" es mentira. Si ellos se cuidan tanto en escoger las palabras, no se las cambies tú. No he hecho ninguna valoración sobre ello. De hecho es perfectamente legal hablar de rechazo, claro. Y el que usen una palabra u otra no es lo que provoca su ilegalización."

La ilegalización es mediáticamente respaldada entorno a ese argumento irrelevante. Y en cuanto a la decisión de ilegalizar por llevar en listas a gente de la antigua Batasuna, por más que se pueda extraer de la Ley de Partidos, no deja de constituir una "condena a muerte civil" que sólo puede causar urticaria a un demócrata y que es incompatible con los tratados internacionales sobre derechos civiles y políticos suscritos por España.

En realidad, las disquisiciones sobre lo de que Sortu no condena a ETA son igual de absurdas a, pongamos, que alguien en plena disolución del IRA empezase a cargar las tintas contra el Sinn Feinn y su uso de los eufemismos. A enemigo que huye, puente de plata.

Y lo de que un preso salga a la calle y al cabo de unos días un tribunal decida revocar su libertad, por cierto, es otro disparate en la línea de todo este asunto. Pavoroso.

Anónimo dijo...

Desde el pacto de Lizarra venimos escuchando cosas parecidas por parte de partidos posteriormente ilegalizados sobre "ausencia permanente de todas las expresiones de violencia del conflicto" (eso está firmado por HB y no dista del "rechazo a todas las formas de violencia"). El mensaje, vista la poca contundencia (la habitual); no es nuevo, no. Así que las frases que suelten ahora en particular no justifican cambio alguno en el trato que han de recibir.

Y el trato que han recibido hasta ahora está avalado por el Tribunal de Estrasburgo. Pregúntales a ellos si consideran inquisidora a la justicia española. Parece ser que no es así.


Y sobre la "condena" y el "rechazo". Te repito, eres tú el que entra en disquisiciones, yo he aportado un dato objetivo y no he entrado a valorarlo: Sortu nunca ha usado la palabra "condena". Han usado la palabra rechazo que es lo que exige la ley, así que efectivamente por decir "rechazo" en vez de "condena" no se les puede ilegalizar.

Pero es que no es eso por lo que se les ilegaliza, sino por las otras evidencias que ha valorado el Supremo.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"Así que las frases que suelten ahora en particular no justifican cambio alguno en el trato que han de recibir".

Si un asunto como la constitución de un partido político en una democracia ha de mirarse bajo esta óptica policial y carcelaria mejor ni seguimos hablando.

"Y el trato que han recibido hasta ahora está avalado por el Tribunal de Estrasburgo."

Esa sentencia del TEDH no es un bálsamo de fierabrás. En ella se ventilaba el asunto de si se incumplían los derechos humanos mediante la ilegalización de Batasuna. La Batasuna que no rechazaba la violencia de ETA. Si el TEDH habla de que debe existir un "principio de proporcionalidad" queda bien claro que tal principio desaparece cuando se hace burla/desprecio de alguien que rechaza la violencia de la única forma jurídica relevante: a través de Estatutos y en declaraciones públicas.

"Pero es que no es eso por lo que se les ilegaliza, sino por las otras evidencias que ha valorado el Supremo."

La ilegalización se da por un "principio de sospecha" que aplicado a este caso es totalmente inconstitucional. Porque el Tratado Internacional por los Derechos Civiles y Políticos, suscrito por España, descarta la "muerte civil" como medida punitiva. Y la idea de "lista contaminada", como eje de una ilegalización, ante un partido que rechaza la violencia de ETA, es en efecto la constatada muerte civil de una serie de personas.