miércoles, abril 27, 2011

ADELANTE BARÇA

Hay quien considera que, en efecto, el Fútbol Club Barcelona es "más que un club". Hay quien considera, también, que el Real Madrid es una suerte de extensión de las viejas gestas españolas. En este marco conceptual hay diversos púgiles y teóricos. El problema es que los megáfonos, atronadores, de los llamados medios de comunicación de masas se alinean casi unánimemente por uno de esos contendientes: el Real Madrid Club de Fútbol.

A mí las disputas anteriormente descritas, esa rivalidad centro-periferia, me interesa absolutamente nada. Me disgustan por igual pero se me antoja más dañina, claro, la de que más medios dispone. No se trata de que el "débil" tenga razón o "sea mejor en tanto tal". De eso nada. Se trata de que el ruido que unos organizan no puede aspirar a hundir la realidad en un esperpéntico baile de sandeces.

Yo veo fútbol desde pequeño. Es algo que me entretiene. Mi club favorito siempre fue el Real Club Deportivo de La Coruña. Comencé a ver fútbol con el SuperDepor de Arsenio Iglesias: con Bebeto y Mauro Silva, entre otros muchos, por campeones. Sufrí, rabié y grité por ese equipo cuando no ganaba, cuando el Barça le quitó aquella liga del penalty de Djukic. Llegué a detestar a aquél equipo de Barcelona al igual que a aquel Madrid que nos ganaba ligas a los coruñeses una y otra vez. Pero... ¡cómo dolía aquél penalty!

Sucedió que progresivamente perdí el interés por el fútbol conforme el Deportivo entró en decadencia al llegar a la mitad de esta primera década del siglo XXI. Fueron varias las temporadas de Liga de las que ni me enteré. Fue así hasta que, casi de casualidad, empecé a ver jugar al Barcelona de Josep Guardiola. Partido a partido cada vez era más asombroso su potencial atacante, su completa búsqueda de pases y goles sobre la base de la excelencia táctica. Y fue entonces que comencé a notar que la prensa afín al Real Madrid (como he dicho: entre toda y casi toda) contínuamente ponía en duda a ese equipo y pasaba de puntillas por sus sensacionales actuaciones. Cuando la hegemonía del Barça sobre los demás parecía ya un hecho comenzaron los ataques despiadados y las portadas insultantes en AS o Marca. En ese momento me hice fan del Barça: un equipo llamado a hacer historia pero ninguneado por una conjura de periodistas y forofos.

Y como yo hay cada vez más. Cada vez más estadios saludan al Barcelona y abuchean al Real Madrid. Hoy, vuelven a disputar un partido decisivo. Hoy, de nuevo, muchos españoles apoyamos a este Barça. Contra el antifúbol, contra el ganar partidos fuera de donde se juega, contra los árbitros "mediatizados". Contra todos esos que enaltecen a España sobre la base del odio a una parte de ella. Contra todos esos...

...¡ADELANTE BARÇA!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con casi todo lo que comentas relacionado a la belleza y buen futbol que practica el Barca.
Estoy menos de acuerdo con lo que comentas del apoyo de los medios de comunicación al Madrid (¿qué le deben?¿por qué tomar parte por él?). Lo único que se me ocurre es que El Madrid posiblemente genera mucha audiencia / lectores porque tiene la mayor proporción de seguidores en la mayor parte de España (si exceptuamos Cataluña donde los medios se decantan claramente por el Barca). Todo esto es lógico si tenemos en cuenta que los medios desean vender.
Me parece bien que estés en contra de "todos esos que enaltecen a España sobre la base del odio a una parte de ella". Yo también estoy en contra de éstos. Ahora bien, el que apoyes al Barca en un encuentro contra el Madrid en base a esto, indirectamente estás dando por hecho que El Madrid es una representación de este tipo de gente, y eso me parece de lo más injusto e injustificado. Y en cierta manera, me parece ofensivo para los que como yo somos seguidores del Madrid.

Un saludo

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

No creo que el dinero o las ganancias justifiquen o expliquen adecuadamente la actitud de la mayoría de medios de comunicación favorables al Real Madrid. Hay algo de excesivo, de fanático, en el enfoque. Se recurre demasiadas veces a un arsenal de infamias, excusas y mentiras que una mera información deportiva sobre "el equipo más seguido" no puede amparar. Una cosa es que se dedique un 80% del tiempo de un telediario a hablar del Real Madrid y otra cosa es dedicar ese 80% a tirar con bala contra el Barcelona. La correlación entre las victorias azulgranas y el aumento del uso de estos métodos es casi perfecta. Y es esto lo que critico.

El madridismo, como cualquier colectivo de fans deportivos, incluye a personas muy diversas. Pero llega un momento en que el silencio de unos ampara las villanías de otros. Y lo cierto es que parece que el señor Mourinho y sus ocurrencias "valen" en tanto el Madrid gane. Esto demuestra que, en efecto, lo más importante es "enterrar" al Barça (al que significativamente bautizan como "Farsa") y sus logros aunque sea a base de hundirlo todo en la basura o recurrir a todas las trampas imaginables. Esto sí es ofensivo. Ofensivo para el fútbol.

Anónimo dijo...

No creo que el Madrid tenga tan unánime apoyo mediático como dice. Siempre se ha dicho, y creo que hay algo de verdad en ello, que los aficionados al fútbol en España se dividen entre madridistas y antimadridistas. Y entre los periodistas pues me da que debe ser algo parecido.

Y si hablamos de apoyo mediático, que habría que decir del Barsa. Un club considerado uno de los símbolos sagrados de Catalunya -al menos por los nacionalistas, que son los que 'cortan el bacalao' allí- ,no en vano es la reprentacion deportiva del separatismo catalán, al que todos los medios de comunicación catalanes - siempre al unísono y ¡hay de quien no lo haga!- ensalzan y defienden con mas pasión que si de su madre se tratara. Aunque, claro, eso de ser 'mes que un club' debe conllevar estas
cosas.

Lidia - Nutricionistas dijo...

Yo no alcanzo a entender el endiosamiento que el juego del FCB ha adquirido, siendo uno de los equipos más resultadistas de la historia.
Su juego es insoportablemente aburrido, hasta el punto que, en cualquier otro deporte de equipo estaría penalizado: si fuese balonmano en cada ataque le pitarían pasividad y en baloncesto se le acabaría el tiempo de posesión.
El juego de Guardiola es un rondo gigante, de 90 minutos, aburrido y tedioso.
El fútbol ha de ser vertical, buscando el gol, no sobar y sobar el balón.

Rosa - Tiendas de animales dijo...

Guardiola es un gran entrenador eso no lo pongo en duda pero tiene mucho que ver el equipo de jugadores con el que cuenta, ademas de un buen numero de ellos, todos son muy buenos y tienen caracteristicas muy definidas.

Ocucan dijo...

Creo que sus metodos deben de tener algo especial sobretodo psicologicamente ya que hay muy buenos deportistas en otros equipos pero a la hora de mentalizarse todo cambia.