martes, mayo 25, 2010

Albert Rivera: un juguete de la ultraderecha

Recientemente un popular blog ultraderechista publicaba un cumplido elogio del señor Albert Rivera, líder de Ciutadans. Tanto Rivera como su partido se presentan desde hace tiempo como un partido progresista que atiende a cuestiones ciudadanas, no obstante, más que ideológicas. Pero desde hace un tiempo los apoyos de Albert Rivera y Ciutadans ni son progresistas ni son ciudadanos.

El particular descenso a los infiernos de la irrelevancia tanto de Ciutadans como de Albert Rivera corre parejo a la insostenible situación que se produjo dentro de ese partido tras su inesperado éxito en las pasadas elecciones catalanas. Ese éxito que tantos sentimos como una esperanza rápidamente se diluyó en cuestiones de muy poca altura y por luchas instestinas por hacerse con el control de un partido que ni tenía una dirección clara ni, sobre todo, nacía con una vocación realmente nacional. La esperanza de que Ciutadans se extendiese al resto de España era excesiva porque implicaba en la práctica el que Albert Rivera y los que controlaban Ciutadans por entonces perdiesen gradualmente su influencia. Por otra parte podían aducirse razones de peso para que esto último no fuese sólo un caso de egocentrismo o ambición sino legítimo temor a los topos, submarinos y aprovechados que asaltarían el partido a lo largo y ancho de España. Fuera como fuese finalmente la expansión territorial no tuvo realmente lugar. Hubo, al final, cierto fomento de agrupaciones territoriales fantasmales a base, incluso, de pactos con partidos localistas. Esta farsa se debió fundamentalmente a dos hechos: la necesidad de presentarse ante UPyD como un partido con el que coaligarse y la evidente proximidad de las Elecciones Generales de 2008.

UPyD se negó a coaligarse con Ciutadans de cara a las Generales de 2008. Después de esto fue una cantinela habitual la afirmación de que la decisión de UPyD desembocaría en una dispersión del voto constitucionalista. Se decía que la negativa a pactar con Ciutadans haría imposible en Madrid que saliese elegida Rosa Díez como diputada mientras que se daba prácticamente como hecho que en Barcelona Ciutadans sacaría diputado. Los medios que más insistían en esta presunta tragedia en ciernes eran los más conservadores, asombrosamente preocupados por las progresiones de Albert Rivera y los suyos. El resultado final de las Generales conviene recordarlo: UPyD saca 132.000 votos en Madrid por los menos de 4.000 de Ciutadans. En Cataluña Ciutadans saca menos votos que en las elecciones autonómicas, como parte de la tendencia bajista de Ciutadans desde su éxito inicial y, por supuesto, no consigue representación alguna. En un país normal alguien de quienes habían considerado demencial la desunión de UPyD y Ciutadans hubiese salido a dar alguna explicación o rebajaría en lo sucesivo el tono de sus profecías. Sin embargo no sucedió.

En la noche electoral de las Generales de 2008, como ya dije en su día, tuvieron lugar en presencia de periodistas de El País, sucesos muy graves en la sede de campaña de Ciutadans. Según informaba el mencionado periódico un dirigente de Ciutadans, visiblemente cabreado por no conseguir su partido representación alguna en el Parlamento nacional, afirmaba: "Tendremos que hacer que se disuelvan".  Si la ambición de Albert Rivera y los suyos consistía hasta ese momento en convertirse en una sucursal catalana, independiente y coaligada, de UPyD pasó entonces a ser la pura supervivencia. 

Ciutadans evidentemente tuvo un retroceso importante en su afiliación tras el desastre de las Generales. Un retroceso que forzó a abandonar la política de las buenas apariencias. Las agrupaciones territoriales ficticias, o conformadas por chaqueteros, quedaron vacantes. No fue por esto posible para Ciutadans el siquiera organizar el esqueleto de una candidatura en Galicia o el País Vasco. Las razones aducidas para no presentarse causaron la vergüenza ajena: Ciutadans, afirmaban, no se presentaría ni en Galicia ni en el País Vasco para no poner en peligro la victoria de las fuerzas constitucionalistas. Esta posición de  presunta generosidad en la práctica equivalía, sobre todo en Galicia, a pedir el voto para el Partido Popular. La historia de la señorita Maite Nolla (que prácticamente pasó de portavoz de Ciudadanos a la ejecutiva  del PP catalán) ya no sorprendía tanto.

La siguiente prueba de fuego para Albert Rivera eran las Elecciones Europeas. Ciutadans se encontraba de nuevo ante unas elecciones a nivel nacional que, pese al caramelo de la circunscripción única, no tenía excesivos medios para afrontar. La supervivencia de Ciutadans pasaba por hacer campaña, como se pudiese. Esta circunstancia, finalmente, fue llevada al extremo por Albert Rivera. Porque éste, junto con sus más directos colaboradores, y ante una oposición interna ya por entonces inexistente, arreglaron la entrada de Ciutadans en la coalición europea Libertas. Y no sólo eso: se arregló incluir en la coalición a los regionalistas de Unión del Pueblo Salmantino y el Partido Social Demócrata Español (partido político al que pertenece el tránsfuga socialista Eduardo Tamayo). La coalición con Libertas implicaba que un partido que se definía como progresista iría a las elecciones Europeas en una coalición de partidos abrumadoramente conservadores o, incluso, de extrema derecha. El pacto concreto con regionalistas y "tamayos" ponían en duda las pretensiones de Rivera de abanderar la regeneración democrática en España. Albert Rivera demostró no tener límites y, escudándose en vaguedades, no tener principios.

La coalición de Ciutadans con Libertas fue señalada en los medios más conservadores como una estratagema genial de Albert Rivera. Durante semanas la red se llenó de entusiasmados ciberactivistas que anunciaban el desastre para UPyD y una muy posible elección como eurodiputado del candidato de Libertas: el controvertido Miguel Durán. Albert Rivera, el portavoz de Ciutadans Jordi Cañas y el mencionado Miguel Durán estuvieron semanas y semanas dando vueltas por canales de televisión locales y por las tertulias de la extrema derecha. En este contexto no sorprende que quien organizase la campaña electoral de Libertas en España fuese Ramón Cendoya: un conocido todólogo muy vinculado al Partido Popular que se distingue por un antiizquierdismo salvaje (para el recuerdo aquella meditada opinión suya de la que se demostraría broma a Intereconomía del Gran Wyoming en que vinculaba la presunta actitud despótica de Wyoming con Educación para la Ciudadanía (¡?)). En definitiva: Ciutadans se presentó a las Elecciones Europeas de la mano de la ultraderecha.

Por razones que derivan de la envidia, la frustración o un cúmulo de extraños, y extremos, intereses, la ultraderecha española lleva desde hace bastante tiempo cargando las tintas contra UPyD y Rosa Díez. Durante el período previo a las Elecciones Europeas, primero, y el Primer Congreso Nacional de UPyD, después, estas actitudes de la extrema derecha se exacerbaron. Se anunciaban o desvelaban presuntos escándalos que nada eran o se daba circulación a chismes y rumores de resentidos de toda especie mientras se promocionaba paralelamente a un Albert Rivera ya prácticamente paródico. Resultaba que de nuevo UPyD iba a lamentar no haberse unido a Ciutadans, ese partido tan generoso que se coaligaba con cualquiera. Sea como fuere resultó que en las Europeas los extraños juegos y estrategias de Rivera, que acabaron con cualquier credibilidad que tuviese, no sirvieron de nada. Libertas saca en España 22.000 votos  (por detrás de los antitaurinos y "Por un Mundo Más Justo") frente a los 450.000 de UPyD. Ni siquiera las afirmaciones, en su Facebook, de Miguel Durán de que Libertas le había quitado el segundo eurodiputado a UPyD podían ser ciertas ante tan pobres resultados. Con estos mimbres ya puede asegurarse que Ciutadans es un partido que sólo guarda una fachada de existencia, ciberactivismo incluído, por sus escaños en el Parlamento catalán. Un partido que, como se ha comprobado, es un juguete en manos de obtusos estrategas del Partido Popular: que han acabado por creerse la propaganda propia, y ajena, en cuanto al electorado de UPyD, presuntamente muy a la derecha.

No importa tanto lo que se dice como lo que se puede asegurar. Importa, como dije ayer, la confianza. Albert Rivera y Ciutadans pueden erigirse en portavoces de los mejores deseos e ideales pero ya no merecen la confianza de nadie cabal. Para operaciones de maquillaje y marketing ya están un PSOE o ese PP para el que la formación de Rivera pedía el voto hace no mucho. Han demostrado estar dispuestos a lo que sea por mantener el control de decrecientes espacios de protagonismo. Y esta ambición, este "espíritu disolvente", no es un mal al que sea ajeno UPyD. Pero esa es otra historia.




"La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir" Jacques Bénigne Bossuet.

12 comentarios:

Kobol dijo...

Yo en los inicios, a finales de 2007 era partidario de la unión con Ciutadans, afortunadamente nadie me hizo caso porque hubiese sido un gravísimo error.

El artículo de Diario Siglo XXI es para enmarcarlo, gracias por repescarlo, dejo aquí -para quien no lo haya leído- algunas de las reflexiones de la pitonisa que lo escribió, allá por abril de 2009:

- Libertas podría ser la formación política vencedora de las elecciones en Irlanda, Estonia y Polonia. Todo un roto tanto para el PPE como para el grupo socialista europeo

- Ciudadanos irá en coalición con Libertas. Gran jugada de un inteligentísimo Albert Rivera

- de golpe y plumazo ha asestado un golpe, ya veremos si mortal, tanto a UPyD,

- Grandiosa jugada política la de Albert, cuyo partido, de la mano de Libertas, contará con grupo parlamentario propio en Europa

- Magistral e intachable pues el golpe de timón de Albert Rivera.

Por cierto, la persona de Ciudadanos que pidió el voto para el PP en el País vasco fue Pablo Yáñez, ahora ejerce de Presidente de la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística, que para mi no es más que una plataforma de C's en la que están cayendo muchos ilusos. http://www.europapress.es/euskadi/noticia-ciudadanos-pide-voto-pp-dice-cambio-pasa-gobierno-populares-socialistas-20090221111758.html En el enlace viene mal el nombre y le llama Núñez, pero es Yánez.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Si, esto del "periodismo de investigación basura" está muy de moda en los medios ultraconservadores. El método que siguen es tan sencillo como obviar cualquier tipo de ética y basarse en el puro rumor, o incluso en la difamación, para atacar a las personas. Hay más artículos de la tal Almudena Negro que son para enmarcar. Y hay algunos más que predecían una dura pugna entre Miguel Durán y Sosa Wagner que a día de hoy se leen con una sonrisa de lástima. Por aquellos días estaban dispuestos a jurarte que por la forma en que les habían caído las lentejas del plato o cómo habían quedado los posos del café era claro que UPyD se daba un batacazo y Libertas triunfaba. Mentalidad de bunker: a prueba de evidencias.

El canal de Youtube de Ciudadanos borró, por cierto, los videos de un mitin que, a pocos días de las elecciones europeas, Miguel Durán, ante un puñado de personas cuidadosamente desplegadas, afirmaba rotundo: "Nos tienen miedo". Una dialéctica ésta, por cierto (la del "nos tienen miedo", "están nerviosos", etc...) que me parece bastante deplorable venga de quien venga. La mentalidad del sitiado o del bunker debe rechazarse.

No es reprochable el haber pensado en su momento que Ciudadanos y UPyD era malo que no se uniesen. Sin embargo creo que, como dices, a toro pasado se ha visto que Ciudadanos era el flanco por el que algunos aspiraban a destruir la credibilidad de Rosa Díez y, en fin, las posibilidades de continuidad de UPyD. Lo de Valia Merino fue el plan B.

Como creo haber dicho en algún artículo previo, cada vez soy más escéptico con la idea de las asociaciones de defensa de libertades lingüísticas y similares. Al final acaban actuando como partidos políticos pero desde una posición de impotencia que no ayuda nada a la cordura general. La forma de plantar cara a las imposiciones, en un sistema como el español (en el que términos como "sociedad civil" están en boca de grupos y personas que niegan el concepto de ciudadano), no pueden ser las asociaciones sino los partidos políticos.

Gracias por tus comentarios, Kobol. Estás en tu casa.

Anónimo dijo...

chico, estás obsesionado, háztelo mirar, que estás de manual de psiquiatra

López dijo...

Esta persona se ha quedado con unas siglas de lo que fue un proyecto ilusionante del que ya no quedan ni sus fundadores, ni sus militantes, ni dos de sus tres Diputados.

Hace lo que sea para salir en los medios. Le da igual pactar con Libertas que con cualquier otro. Muchos de sus aduladores no se acuerdan de que votó a favor del nuevo e insufrible modelo de financiación autonómica. Sus otros dos compañeros de grupo mixto, lógicamente, votaron en contra.

Además, si es tan pulcro, regenerador y va tan de frente, ¿por qué no ha dimitido tras sus reiterados fracasos?

Un saludo

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"¿por qué no ha dimitido tras sus reiterados fracasos?"

Esta pregunta tendría, en mi opinión, la misma respuesta que esta: ¿por qué Albert Rivera pacta y posa con la ultraderecha mediática? Pues porque es un hombre de trapo. Si no lo fue antes desde luego sí lo es ahora.

Kobol dijo...

No sólo fue el pacto con Libertas, pactaron con Unión del Pueblo Salmantino y eran de risa las justificaciones que daban cuando se les preguntaba que hacían coaligados con un partido regionalista. Los motivos eran claros, necesitaban a UPS para que las firmas de sus cargos electos les permitiesen presentarse en las elecciones, no tuvieron ni dignidad ni el valor de UPyD de echarse a la calle a solicitar esas firmas.

El tema de Román Cendoya también fue de risa, recuerdo que le presentaban como un experto en campañas. Rivera se puso en manos de una Intereconomía que practica el anti-izquierdismo más asqueroso de la prensa española.

Veremos como se dan las catalanas. Ciutadans aunque creamos que está muerto parte con ventaja pues va a aparecer en al menos en las tlevisiones y radios públicas al tener ya representación, además como indica López, ha realizado actos para ganarse el favor de votantes catalanistas como apoyar la financiación autonómica.

Anónimo dijo...

Lo que tú digas, pero en Cataluña los únicos que están moviendo el culo son los de Ciutadans. A UPyD ni está ni se le espera.

Isidoro dijo...

Ciutadans por el hecho de tener representación cuenta con ventajas de partida y que posiblemente le aseguren el reunir más votos que los de Albert Rivera y sus colaboradores, familiares y amigos. Pero con eso estamos hablando de conseguir un porcentaje de votos muy inferior al que sería preciso para tener representación. Porque un partido que en las Europeas en Cataluña obtiene menos votos que los antitaurinos... no tiene sentido siquiera soñar con que puede volver a reunir a los votantes de hace cuatro años. Han perdido cualquier confianza que se pudiese tener en ellos. Y este es un problema que se extiende a UPyD en Cataluña, por supuesto. No creo que haya representación ni de unos ni de otros pero el optimismo en Ciutadans es pura huída hacia delante.

Anónimo dijo...

Está un poco obsesionado con C's, no?

Lo que si te doy la razón cuando afirmas <<"Nos tienen miedo". Una dialéctica ésta, por cierto (la del "nos tienen miedo", "están nerviosos", etc...) que me parece bastante deplorable venga de quien venga. La mentalidad del sitiado o del bunker debe rechazarse>>
Rosa Díez y su partido lo ha repetido muchas veces que PP y PSOE tienen miedo, estan nerviosos, etc. Muy deplorable si.

Aunque más deplorable es que Rosa Díez afirmara que veía 'positivo el acercamiento de 105 presos de ETA al País Vasco', o que gobernara con el PNV, que siendo consejera de turismo en el gobierno PSE-PNV no se veía la bandera española en su consejería por ninguna parte, era la que más dinero gastaba o se llevaba en sus viajes hasta una asesora de imagen (al estilo Carme Chacón), hasta presentó una demanda contra el dibujante Mingote por su patética campaña turística de 'ven i cuentaló'.
En fin, hay tantas cosas deplorables...
Por cierto, Díez renunciará a su pensión de eurodiputada, propondrá bajarse el sueldo y rechazará los 80000€ de la fundación UPyD y el más de 1M€ que recibe de dinero público el partido?

Las obsesiones no son buenas y más aun cuando estás en el partido de Rosa Díez (que no es lo mismo que estar en UPyD debido a que UPyD no existe, existe el partido de Rosa Díez).
Suerte i mirate lo de la obsesión

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"Rosa Díez y su partido lo ha repetido muchas veces que PP y PSOE tienen miedo, estan nerviosos, etc. Muy deplorable si."

Se equivoca usted. A UPyD sí le tienen miedo por muchas razones. A Libertas-Ciutadans y Miguel Durán no le tenía miedo nadie. Rosa Díez está poniendo negro sobre blanco en el Congreso desde hace mucho mientras Albert Rivera y similares carecen a día de hoy de cualquier credibilidad.

Lo que yo rechazo en mi comentario no es la actitud de UPyD o Rosa Díez de señalar lo mucho que se molesta e inquieta a los grandes partidos. No. Lo que yo critico es la actitud de, por ejemplo, cuando sale una encuesta donde no se sacan buenos resultados salir por peteneras y afirmar cosas como que si no se sale es porque "nos tienen miedo" y bla bla bla. En pocas palabras: yo lo que rechazo es que la irrelevancia o la esterilidad trate de travestirse con mentirijillas y solemnes proclamaciones ajenas a los hechos. Por eso no me duelen prendas en decir que UPyD en Galicia, por ejemplo, es prácticamente nada a día de hoy en lugar de decir que nos tienen miedo o cosas semejantes. De eso se trata.

"Aunque más deplorable es que Rosa Díez afirmara que veía 'positivo el acercamiento de 105 presos de ETA al País Vasco', o que gobernara con el PNV"

Sí, es el argumentario de Intereconomía, Minuto Digital, etc... Pero no, hombre, no. UPyD no tiene un electorado de extrema derecha y sólo a alguien de extrema derecha le pueden impresionar semejante ristra de bobadas.

En cuanto a mi presunta obsesión con Ciutadans no entiendo nada. Creo que este es mi cuarto artículo específicamente sobre Ciutadans en casi cuatros años. Si acaso por obsesionados habrían de considerarse otros: que ya llevan mintiendo como descosidos en tres procesos electorales y adornando su desvergüenza con los golpes de capote de la derecha más rancia, radical y maliciosa de este país.

Anónimo dijo...

C's los únicos valientes del absurdo panorama político catalan.

Me gusta Rosa Díez, pero nadie ha metido zapatilla a los nacionalistas como el psc como el tio Rivera.

Dice verdades como puños, pero además es que lo hace con gracia, lo de las butifarras el día de la vergonzosa marcha independentista (luego hay catalanes que no entienden por que se les odia) se merece un 10.

Las intervenciones en el parlamento catalán son de lo mejorcito, y las caras de montilla y mas para enmarcarlas, parece que les están haciendo una rectomía insitu.

dfadf dijo...

Microsoft Office
Office 2010
Microsoft Office 2010
Office 2010 key
Office 2010 download
Office 2010 Professional
Microsoft outlook
Outlook 2010
Windows 7
Microsoft outlook 2010