viernes, junio 05, 2009

Homofobia en COPE: Esparza, ese fascista.

Quienes me conocen saben que tengo debilidad por José Javier Esparza. En esta España de revanchistas el término "fascista" se emplea, por tantos, con tal generosidad que al final del día uno se pregunta si de verdad existirán ya fascistas de verdad. Para responder a esa pregunta, lejos de bucear en internet en pos de los grupúsculos de rigor, basta esperar al final del programa deportivo diario "El Tirachinas" (especialmente interesantes las opiniones de Marcos López) en COPE. Tras terminar éste, comienza "La Estrella Polar". Un programa del que ya hablamos aquí, y que afirma orgulloso su utilidad, en sus cuñas de promoción, "para no perder el norte". Y el norte... sabemos a dónde conduce: las zonas más recónditas de la derecha política.

La madrugada del Miércoles al Jueves en el programa de Esparza se contactó con una psicóloga que afirmaba poder curar nada menos que la homosexualidad. Esta provocación, porque sólo puede tenerse por tal, de Esparza no es sino una más en su propia carrera de exhibicionismo fascista en las ondas de COPE. Anteriormente dedicó varias secciones de su programa a analizar a los personajes del más rancio pensamiento anti-moderno o los representantes de la cultura adicta al régimen franquista (Esparza llegó a radiar el "Cara al Sol" íntegramente por su "valor poético"). Pero vamos, ahora tocaba abordar el tema de los homosexuales: esos viejos enemigos de la derecha carpetovetónica.

La "curandera" (no se me ocurre mejor término para aquella persona que aspira a "curar" lo que no se puede curar) entrevistada por Esparza participaba de ese típica categoría extremista del pensamiento "sitiado". Según ésta, la oposición de la amplísima mayoría de los psicólogos y psiquiatras a las "terapias de conversión" se debía a una compleja conspiración "progre" en contra de, suponemos, la decencia. Ella afirmaba, como decía, que podía curarse la homosexualidad por ser ésta, en la línea freudiana, una "patología del crecimiento". Lástima para su credibilidad el que la Asociación Psicológica Americana haya reiterado en múltiples ocasiones que la evidencia científica descarta que la sexualidad pueda ser algo elegido y, por ende, alterable mediante terapia. Señala también esta prestigiosa institución que las mentadas "terapias de conversión" son de muy bajo rigor y no tienen en cuenta importantes circunstancias fomentando, además, la estigmatización social de la homosexualidad: con los peligros que ello implica para los pacientes que acuden al psicólogo.

No obstante, lo máximo en el programa de Esparza mentado fue cuando la curandera entrevistada dio paso a uno de sus particulares "frankensteins". Éste, que al igual que la curandera tenía acento sudamericano (lo cual, sin hacer desprecio de los sudamericanos, parece resaltar aún más lo exótico del "tenderete"), afirmaba que él era homosexual y que había sanado. Para Esparza y sus tenebrosos colaboradores (el "decentísimo" Lartaun de Azumendi y la absurdamente infantil y monjil Almudena Collado) era suficiente con que el "enfermo" (imagínese leproso o cualquier categoría patológica en lugar de "homosexual") afirmase haber curado. Pero mire por donde que tras hacer un patético alegato contra la "dictadura progre", el homosexual presuntamente curado entró en detalles acerca de la razón de su "enfermedad". Y eso para quien, como Esparza, ha calificado de "anormales" o contagiosos a los homosexuales execedía con mucho lo que estaba dispuesto a oír. Al igual que cuando César Vidal llevó a "La Linterna" a Luis Margol, reinaba en el ambiente una curiosidad por lo repugnante o lo grotesco más que un verdadero interés humano. Para Esparza y los suyos escuchar un relato acerca de un enamoramiento respecto al padre, como el que hizo el gay presuntamente curado, era, en suma, demasiado. Así que ni las propias mentiras puestas a su servicio pudieron tragar y, muy fríamente, mandaron callar al entrevistado. Su papel, como se ha sugerido, era el de hombre elefante: enseñar su deformidad en un contexto de asombro y retirarse a "backstage". Infame.

Esparza y los programas de radio como el suyo fomentan la violencia contra los homosexuales porque implícitamente establecen que no pertenecen a la esfera moral de quienes aspiren a ser personas de bien. Podrán negarlo lo que quieran (incoherentemente por cierto, porque si Esparza afirma que el adolescente homosexual que sale en la serie de televisión Aída puede generar una suerte de contagio entre los niños no se puede entender la pretendida tolerancia suya a que los "enfermos" decidan no curarse: ¿que deben hacer? ¿esconderse?) pero fomentan una imagen de ciudadanos de segunda clase que poco tendría que alterarse para concluir que los gays no merecen atención por parte de la Seguridad Social, por ejemplo.

Sin duda Esparza conoce del atrevimiento de sus invitaciones y temas porque, igualmente sin duda, aspira a señalizarse a sí mismo como un guía de masas para el remanente fascista de la derecha española (odiosamente numeroso, aunque con el "bozal" del PP bien calado). Sin duda, también, la libertad de expresión es un principio fundamental. Pero uno, escuchando lo que se dice en el programa de Esparza, no deja de ver un metódico e indignante fomento de la discriminación de colectivos y personas. Y eso no debería permitirse puesto que bien sabemos que la tolerancia de los intolerantes no lleva sino al final de la democracia o que ésta termine en farsa.

Incluso COPE, perteneciendo a la Iglesia, no debería poder poner ante sus micrófonos a esta derecha nauseabunda y rencorosa que asoma sus pezuñas en la madrugada.






"Deberemos reclamar entonces, en nombre de la tolerancia, el derecho a no tolerar a los intolerantes. Deberemos exigir que todo movimiento que predique la intolerancia quede al margen de la ley y que se considere criminal cualquier incitación a la intolerancia y a la persecución, de la misma manera que en el caso de la incitación al homicidio, al secuestro o al tráfico de esclavos." Sir Karl Popper dixit.


52 comentarios:

irichc dijo...

Si estamos genéticamente determinados en cuanto a tendencias y apetencias, ¿por qué la apología de la homosexualidad se suele plantear en términos de libertad sexual? Ahora bien, si es la identidad y el nacimiento lo que se defiende, ¿es el gay algo más que un chovinista? Por último, si sólo en virtud de la igualdad tal reivindicación cobra sentido, ¿se está afirmando que aquélla consiste y se asienta en los rasgo secundarios que definen a las minorías y no en lo transversal presente en la humanidad toda?

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Como si el colectivo homosexual no hubiese sido objeto de represión. Como si en más de medio mundo ser homosexual no equivaliese a una condena de muerte sobre la cabeza. Como si no hubiese gente que sigue, incluso en nuestras sociedades civilizadas, pretendiendo que los homosexuales se escondan: no vaya a ser que contagien algo a alguien, como piensa Esparza y quienes son como él.

Porque hablamos de las consecuencias políticas negativas de la diferencia. Consecuencias que en democracia deben ser y son intolerables.

Eduardo dijo...

Habría que ampliar el espectro de este nuevo curanderismo. No hay por qué limitarse a la homosexualidad. ¿Por qué no montar terapias para sanar a los agnósticos y los materialistas (estos con peor pronóstico)? Y ya puestos, sanatorios para protestantes, y terapias de shock para socialistas, tratamientos reforzadores del catolicismo practicante...

Estandarte Azul dijo...

Es muy necesario retratar a la carcunda de meapilas que entorpece el paso a una sólida alternativa intelectual a la izquierda, entendida ésta como pensamiento liberal o derecha liberal. Que se maten entre carcas y marxistas, pero que no me incluyan entre los primeros porque no tengo nada que ver con ellos.

Saludos.

Libertymad dijo...

El movimiento ex gay en los EE.UU. es muy divertido. Las organizaciones duran muy poco porque el final sus integrantes terminan emparejados entre ellos, y no precisamente hombre con mujer. Respecto a los testimonios, suelen ser falsos, inventados, de personas que no existen. A la hora de pedir pruebas a los curanderos, estos se niegan a darlas y no facilitan historial. De repente, sus pacientes desaparecen. Conozco ex gays, tíos que comenzaron a salir con otros hombres pero luego terminaron con mujeres. Y también ex heteros. No pasa nada, es todo natural. Pero esos ex gays no van a salir por ahí diciendo que lo suyo era enfermedad o bestialismo, porque no tienen ningún problema con su masculinidad ni con su hombría. ¿Podemos decir lo mismo de Esparza?

Isidoro dijo...

Está claro que hay gente que "descubre" su sexualidad tras desempeñar roles sexuales determinados ante los demás. Pero, como dice la APA, a pesar de que hay complejas circunstancias que podrían determinar la sexualidad ésta no es sin embargo elegible. Y como no es elegible no se puede sostener que el homosexual pueda ser "curado".

E inisto en la contradicción de Esparza: pra cubrirse las espaldas (legalmente) afirma que no tiene problemas con los homosexuales que deciden "no curarse" pero por otro lado exige que esos "enfermos" no salgan en la televisión o el cine porque podrían contagiar a los jóvenes.

Parece, por cierto, que las terapias de shock contra los homosexuales se intentaron en el pasado. Ahora es algo que se niega, como tantas otras cosas. Pero si a los homosexuales se les cuelga de farolas... ¿por qué pensar que las terapias de conversión agresivas o violentas son "un mito"?

Y no sé si Esparza es un homosexual reprimido, pero desde luego es un fanático con muchas ambiciones. Tantas que le llevan a fingir ser un meapilas siendo un antigüo nazi. Si finge afinidad con el catolicismo no hay por qué pensar que no fingirá más cosas: eso es seguro.

Eduardo dijo...

No creo que Esparza tenga ninguna necesidad de fingir. No veo ninguna incompatibilidad histórica entre ser fascista, o nazi, y clerical al mismo tiempo. Pero es cierto que parece que le tira más lo heideggeriano, versión cañí.

Isidoro dijo...

Esparza está donde está por haberse relacionado con gente del más alto nivel meapilístico. Pero Esparza viene del entorno CEDADE (Proyecto Cultural Aurora) y cuando hablamos de CEDADE hablamos de neonazismo "a la española". No es raro que Esparza haga en su programa menciones despreciativas a los a los propios judíos o los ingleses. Igual que los ancaps, los nazis como Esparza ven en la Iglesia su medio de difusión y obtención de legitimidad.

No en vano el propio Esparza habla en términos de nuevo converso: "La verdad es que no me había dado cuenta de la gran importancia que tuvo la Cruz en la historia de España". Es un caradura.

Isidoro dijo...

Los amiguitos de Esparza en 1989:

http://www.youtube.com/watch?v=cEDxi5LY6W0

irichc dijo...

No pasa nada, es todo natural.

Incluida la vergüenza. La vergüenza también es natural. Creer que la vergüenza misma es vergonzosa es la pirueta ideológica de los libertinos, que encierra una autocontradicción evidente.

Sanzwich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
irichc dijo...

No conozco a Esparza y, la verdad, tampoco creo que me pierda mucho. Pero vincular el nazismo con el mero rechazo moral a la homosexualidad deja este post al nivel del último vídeo electoral del PSOE para las europeas.

Gracias por la cita, Sanzwich, pero me da la impresión de que Popper censuró mi texto.

Sanzwich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

La APA reconoce la existencia de múltiples factores en el hecho de tener una sexualidad u otra. Aquí no se he pretendido decir lo contrario.

Y si la homosexualidad no es "sanable" no tiene mayor sentido el equipararla a un transtorno de cualquier tipo. Y entra en el terreno de lo indiferente, una vez que no consideremos a la homosexualidad "una amenaza", el destacar el que los homosexuales no favorezcan la reproducción de los seres humanos. ¿O la sociedad en que vivimos es una suerte de ejército, con necesidades de "carne de cañón"?

Sanzwich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

¿La unión matrimonial debe recibir privilegios?

A mi me parece crecientemente indefendible. Tanto como el, por ejemplo, subvencionar embarazos no deseados: como exige el colectivo anti-abortista.

Sanzwich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sanzwich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Pero es que históricamente los programas de promoción de la natalidad no han resuelto los problemas políticos o amenazas que pretendían conjurar. Y políticamente yo creo que son indefendibles.

Por otro lado el carácter "irrompible" o "solemnísimo" de las uniones matrimoniales y el entorno que se les asocia no tiene por qué corresponderse, tal y como se sugiere, con una natalidad elevada. No en vano los regímenes matrimoniales de Roma o el Islam son extremadamente más "relajados" que los del catolicismo que, según algunos, tiene la clave para sacarnos de nuestra "crisis moral" (como manifestación máxima según ellos de la crisis de natalidad, económica y política o de cualquier otra clase).

Y por supuesto decir que las políticas de subvención a la natalidad son insostenibles y, por tanto, cíclicas. Y el fruto de eso son anomalías demográficas: como la generada en España por el "baby-boom" franquista.

Sanzwich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MuGar dijo...

Tolerar es ofender

Mario dijo...

las parejas homosexuales son inidóneas para ese natural efecto promotor de la natalidad que trae el matrimonio. Esto significa que no son justas acreedoras de esos privilegios. O, en otras palabras, que el matrimonio homosexual no tiene objeto.

Eso dependerá de si entiendes que el matrimonio tiene por objeto garantizar la seguridad de la mujer o los niños en el proceso reproductor, o si, en cambio, entiendes el matrimonio como una institución social que dota de estabilidad y solemnidad social a una relación afectiva. Teniendo en cuenta que nuestra sociedad garantiza la asistencia social a los niños nacidos dentro o fuera del matrimonio, de forma biológica o por adopción, no tendría sentido entender que la especial relevancia del matrimonio deriva de su papel reproductor, y no de la visibilidad social que proporciona respecto de la relación sentimental que se desarrolla dentro del matrimonio.

De todas formas, aunque te empeñases en ver al matrimonio como una garantía de la reproducción, lo cierto es que nuestra Constitución establece la absoluta igualdad de los hijos biológicos y adoptivos, lo cual destruye esa "inidoneidad" para tener descendencia que te inventas.

Sanzwich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sarpullido dijo...

Advierto en estos comentarios dos niveles discursivos, el de irichc y Sanzwich de un lado, y el de los demás, incluido el blogger, del otro.
Me pregunto si no se puede debatir un tema con argumentos de peso y no con esa aparente energía que proporcionan términos como "meapilas", "fascista", "pezuña" y similares.

Isidoro dijo...

Sarpullido:

Siento comunicarle que el término fascista se emplea aquí con todo rigor puesto que el señor Esparza... es fascista.

Anónimo dijo...

Señor Lamas: usted, que tanto presume de rigor conceptual, falta clamorosamente al mismo cuando califica a José Javier Esparza de "fascista", que es la etiqueta facilona que los perezosos del pensamiento progresista adjudican a quienes quienen estigmatizar de una manera cómoda e indeleble. José Javier Esparza, a quien conozco personalmente, es, ante todo, católico y, luego, fundamentalmente jüngueriano, tradicionalista y comunitarista (no sé si, en su particular división del mundo en buenos y malos, todo esto es una ignominia inadmisible). Y por cierto: es un hombre muy culto, un brillante columnista, un agudo crítico televisivo, una bellísima persona y un estupendo escritor: lea, si no, su novela "El final de los tiempos", de la que en parte usted disentirá ideológicamente, pero que está soberbiamente escrita.
En cuanto al tema de "curar la homosexualidad": en efecto, tampoco yo creo que la homosexualidad sea una enfermedad; pero despachar el tema aduciendo, en favor de la completa normalidad de esta tendencia sexual, el manido argumento de la Asociación Norteamericana de Psiquiatría me parece, como poco, superficial. Porque vamos a ver, señor Lamas: ¿verdad que usted, en nombre de la libertad, está a favor de que pueda someterse a una operación de cambio de sexo la persona que no se sienta psicológicamente identificada con el sexo al que corporalmente parece pertenecer? Pues, por la misma lógica, imagine usted que existen personas que se sientan infelices con la orientación homosexual que experimentan, y que quieran cambiarla (y no me diga usted, recurriendo a una afirmación gratuita e indemostrable, que se sienten así "porque la sociedad les ha inculcado la anormalidad de esa orientación". Existe una razón mucho más evidente: que esa persona con tal tendencia ve que, a su alrededor, más de 98 de cada 100 personas son heterosexuales; y digo yo que esto algo tendrá que significar). Imagine, repito, que una persona no se siente a gusto con su tendencia homosexual: si usted -como supongo- apoya la transexualidad, el cambio de sexo corporal vía quirúrgica, ¿por qué no admite, en favor de ese mismo principio de libertad, que quien no se sienta feliz como homosexual quiera someterse a una terapia de un tipo u otro para intentar reconducir su orientación sexual? A nadie se obliga a ello, y hay muchos homosexuales que viven su tendencia de una manera no problemática; pero otros no. Así que deje usted que quien quiera intente reorientarse sexualmente. Aunque le concedo, señor Lamas, que algunos psicólogos que tratan estos casos y han aparecido en programas como "La tarde con Cristina", de la COPE, con frecuencia ofrecen una imagen bastante casposa y antipática y se explican muy mal. Vamos, que yo personalmente no los recomendaría.
Finalmente, señor Lamas: aunque ideológicamente me sitúe muy lejos de usted, no tengo ningún motivo para pensar que es una mala persona, y desde luego se ve que es culto y que escribe muy bien. Pues bien: le informo de que el señor Esparza, que tantas arcadas le provoca, es también muy culto, escribe estupendamente y, humanamente hablando, es un tipo extraordinario. No deje que las anteojeras de su ideología le impida ver el rostro de las personas a las que tan furibundamente ataca.

Isidoro dijo...

Esparza podrá buscar nuevas etiquetas para su pensamiento antimoderno y antiliberal pero creo que en puridad le cuadra bien la de fascista. Fascista español, si se quiere, pero fascista. Lo demás son acordes de violín. En este sentido, ser erudito o dejar de serlo poco importa.

Debería usted, anónimo, revisar sus cifras porque me temo que hay bastantes más homosexuales que el 2% de la población. Precisamente el dejar de tratar como patología mental la homosexualidad tiene mucho que ver con que las encuestas realizadas a poblaciones representativas determinaron que los homosexuales estaban muy lejos de ser una minoría rarísima cohesionada por una enfermadad mental común o una determinada situación familiar. Y acudir a lo que dice la más prestigiosa institución mundial de psiquiatría acerca de la homosexualidad no es recurrir a algo "superficial". Superficial es pretender que por ser minoritaria una orientación sexual es lógico que sea tratada como enfermedad.

Y concluyo diciéndole que, a mi entender, Esparza pretende ser el rostro humano de la ultraderecha y nada más. Sus opiniones son sencillamente repugnantes y típicamente fascistas: no siendo raro en él los comentarios irónicos o despectivos acerca de los anglosajones o los judíos, por ejemplo. Y... ¡qué narices! En su programa de radio puso el Cara al Sol completo bajo la débil excusa de su valor lírico...

El que se quiere engañar se engañará: se trate de vendedores de crecepelos, gurús de la autoayuda o fascistas travestidos de "rebeldes".

Anónimo dijo...

En primer lugar, señor Lamas: veo que ha evitado con gran cuidado el contestarme al argumento de que usted, igual que supongo que está de acuerdo con la transexualidad, debería estarlo, en nombre de la libertad, con la reorientación de la tendencia homosexual para quien así lo desee. Quedo a la espera de su respuesta. No se me escabulla: no haga como los políticos que, ante una pregunta incómoda, cambian de tema y enredan la conversación, a ver si al preguntante se le olvida lo que ha preguntado.

En segundo lugar: parece usted fiarse mucho de lo que dice la Asociación Norteamericana de Psiquiatría. Pero, ¿cuándo le gusta a usted fiarse de ella: antes de 1973 o después de 1973? Porque antes de ese año, catalogaba la homosexualidad como un desorden psiquiátrico (¿era también entonces para usted esa "institución más prestigiosa del mundo?"). Y, después de 1973, no me diga usted que no sabe que el cambio de postura se debió a las presiones del lobby gay y, digamos, al Zeitgeist reinante en aquella época. Así que busque mejores argumentos que el de autoridad: le creo perfectamente capaz de ello.

En tercer lugar, y en cuanto al número real de homosexuales: no me diga usted que, a estas alturas de la película, no sabe que lo del famoso 10% es una cifra meramente propagandística, como, por otra parte, han admitido repetidamente, al menos en petit comité, los activistas gays. El 10% se basa en el Informe Kinsey de 1948. Ahora bien: ¿han avalado estas cifras los estudios más recientes y estadísticamente más rigurosos de los que hoy disponemos? Pues no, señor, no: en Estados Unidos, Francia, Canadá, Noruega etc. los datos, de manera muy consistente, apuntan a menos de un 2% de población homosexual de manera exclusiva y permanente, siempre con más incidencia en el sexo masculino que en el femenino. Y, en cuanto a España, el único estudio oficial es la encuesta del Instituto Nacional de Estadística, de julio de 2004. Resultado: sólo un 1% de población española exclusivamente homosexual. Así que, señor Lamas, haga el favor de informarse un poco, salvo que prefiera seguir agarrado, por conveniencia personal y pereza intelectual, al 10% del lobby gay.

Y en cuarto y último lugar, señor Lamas: veo que tira usted por la calle de en medio y se resiste denodadamente a matizar su opinión sobre Esparza. Ya tiene lo que le interesa sobre él: sus "opiniones repugnantes" y que un día puso en el programa el "Cara al sol". En primer lugar: explíqueme con detalle qué dice usted que dijo sobre los anglosajones y sobre los judíos (no vale, no, una acusación genérica y difusa). Y, en segundo lugar: el "Cara al sol" tiene hoy -no me lo niegue, por favor- un interés histórico, como puede tenerlo también la Internacional o las canciones protesta antifranquista de 1970. Por lo tanto, pueden emitirse en cualquier programa, en un momento dado: lo que ya pasaría de castaño oscuro es que Esparza pusiera el "Cara al sol" como sintonía del programa, o todas las semanas sin faltar; pero, hombre, porque lo pusiera una vez...

No tiene usted por qué estar de acuerdo con Esparza; pero le pide que aplique un poco de honestidad intelectual; y, sobre todo, algo de humildad, de lo que creo que, por desgracia, no anda muy sobrado.

Y por cierto: no se me vaya a olvidar de contestarme a la pregunta que le hacía en el apartado primero de este comentario, que no se me ha olvidado. Repito: ¡no se me escabulla!

Y finalmente: no olvide que lo sigo considerando una persona inteligente. Lo que no sé es hasta qué punto está usted dispuesto a aplicarse a sí mismo aquel aforismo latino que reza: "Bis vincit qui se vincit".

Un saludo.

Isidoro dijo...

Existe una diferencia notable entre quienes nacen en el cuerpo de una mujer siendo hombres (y viceversa) y quienes se niegan a ser homosexuales y buscan "curarse". Los primeros no buscan, de entrada, la aprobación de la sociedad y precisamente su vida es muchas veces un durísimo camino lleno de amenazas y peligros. Los segundos, de forma que podríamos llamar "sospechosa", sí buscan la aprobación de la sociedad y su entorno. Esto debería bastar para considerar bien diferentes a transexuales y homosexuales reprimidos con ansias de "curación".

"Pero, ¿cuándo le gusta a usted fiarse de ella: antes de 1973 o después de 1973?"

Galileo se equivocaba en mucho de lo que decía, pero le separaba un mundo de los inquisidores de la Iglesia o, digamos, alguien que practicase la brujería. Diferencia entre magia y ciencia que pretenden relativizar quienes no entienden que un método pueda albergar la crítica a "todo". Quienes, en suma, nunca han visto con buenos ojos ni modernidad ni ciencia.

"se debió a las presiones del lobby gay"

Y la abolición de la esclavitud, mutatis mutandis, también se podría relacionar con las acciones de lobbies de la época. Claro que muchos hombres de ciencia, y no tan de ciencia, llevaban tiempo señalando que los hombres nacían iguales e iguales en derechos debían ser.

"explíqueme con detalle qué dice usted que dijo sobre los anglosajones y sobre los judíos (no vale, no, una acusación genérica y difusa)"

Bueno, es que precisamente los comentarios anti-anglosajones son tan comunes que basta leer el "Manual de Disidencia" que Esparza tiene publicado por ahí, está en Internet, para observar su anglofobia (gracioso también que en cierta ocasión afeó a su compañero de programa, cierto meapilas llamado Lartaun de Azumendi, el que criticase el nacionalismo: porque Esparza se calificó de nacionalista, luego lo negó en otro programa pero grabado quedó...) y su odio por "la técnica". Respecto al antisemitismo, que en España va en el lote de ser "tradicionalista" (baste ver esos manuales escolares de historia del franquismo en que se narraban "anécdotas" acerca de las crueldades acaecidas presuntamente en las juderías a niños buenos y cristianos...), Esparza realiza de tanto en tanto comentarios sombríos acerca de los judíos y en una ocasión hizo mención a la exclusión de cierto concurso hebreo sobre la Torah del que se había excluído a una mujer por no ser judía. El tono en que Esparza criticó semejante hecho no lleva a engaño posible.

Esparza, insisto, intenta dar rostro a la "nueva Derecha" desde el altavoz que le ha dado la secta actualmente hegemónica en la COPE. Sus ideas son antimodernas, típicamente fascistas (típico es del fascismo, precisamente, el negar serlo: impagable Ynestrillas negando ser fascista pasando a afirmar que era nacional-sindicalista), y consisten en una apología constante de folklore y "costumbres". Mucha caspa y toque de trompeta.

Y créame que soy bastante modesto. Más modesto por lo menos que el tal Esparza. Que por inmodesto, suponemos, gusta de tener por contertulia en su programa a una chica que parece tener serios problemas sociales (parece vivir en un convento o proceder de él) y muy pocas luces. Así uno luce más, supongo...

Anónimo dijo...

Primero: de acuerdo que el caso de los transexuales es muy distinto del de los homosexuales que quieren dejar de serlo (¿quién ha dicho otra cosa?). Pero sigue usted sin contestarme: ¿le parece mal que éstos últimos intenten reconducir su orientación, si así lo deciden libremente? ¿Tal vez lo prohibiría usted por ley? Y por cierto: su afirmación de que "quieren cambiar porque buscan la aprobación de la sociedad" me recuerdo aquella otra de que "los niños juegan con juguetes bélicos, y las niñas con muñecas, porque así se les ha inculcado desde la cuna".

Segundo: veo que no me dice absolutamente nada sobre el tema del porcentaje real de homosexuales. De modo que deduzco que me concede que tengo razón y que su afirmación -carente de apoyatura alguna- de que "habrá bastantes más que ese 2% que dice usted" era, como mucho, la expresión de un deseo.

Tercero: parece que admite que el cambio de postura de 1973 se debió a la presión del lobby gay, y no a razón científica alguna. Con esto me doy por satisfecho: ahora ya sé por qué la Asociación Norteamericana de Psiquiatría le parece tan prestigiosa: porque cedió a la presión en el sentido que a usted le parece bien.

Cuarto: me parece mentira que no entienda usted -que no quiera entender- el sentido que tienen los "comentarios anti-anglosajones" de Esparza: está claro que se pone del lado de la tradición latina, hispánica y mediterránea frente al complejo de superioridad que, durante los últimos siglos, ha exhibido el mundo anglosajón. Se trata de una postura muy común -también, por ejemplo, en Francia-, y con la que se puede estar de acuerdo o no. Pero es un argumento muy endeble para atacar a José Javier Esparza.

Dejo el resto de mis reflexiones para el siguiente comentario, que inicio a continuación, dada la limitación de espacio disponible

Anónimo dijo...

Quinto: históricamente, los judíos, como todos los pueblos, han tenido sus luces y sus sombras (¿o es que los españoles o los franceses pueden estar orgullosos de todos los episodios de su historia?). Esparza puede haberse referido a esta ambivalencia en algunas ocasiones; pero sólo se lo podría llamar "antisemita" si, sistemáticamente, se dedicase a denigrar e insultar a los judíos, actuales o pasados, lo cual, evidentemente, no ocurre. Así que búsquese usted otro sambenito que colgarle a Esparza, salvo que se atreva a decir que es antisemita en el sentido en que lo era Hitler, o incluso la Francia del caso Dreyfus.

Sexto: veo que usted, erre que erre, sigue con lo de que "Esparza es fascista". Se ve a las claras que ha encontrado un ogro fascista al que demonizar a placer y que no está dispuesto a soltar la presa fácilmente. En realidad, incluso le comprendo: es que, para ustedes los progresistas, el adjetivo "fascista", como el de "franquista" es tan, tan, tan tentador... Ahorra, sobre todo, el arduo trabajo intelectual de efectuar distinciones sutiles y rigurosas, y manda a la pobre víctima a la que le es adjudicado a un infierno del que es imposible redimirse. ¡Qué bonitas que son las etiquetas! Por favor, señor Lamas: Esparza puede ser tradicionalista y, en muchos sentidos, antimoderno, y puede defender, en efecto, "el folklore y las costumbres" (¿tan mal le parece esto?); pero no "fascista" en el sentido, evidentemente insultante, con el que usted utiliza esta palabra. Y, por cierto: como sabe usted, en ciertos momentos históricos, personas muy válidas humana e intelectualmente militaron tanto en el fascismo como en el comunismo, que entonces parecían a muchos los movimientos políticos que defendían unos ideales más elevados. ¿Quién le asegura a usted que, de haber tenido veinte años en la España de 1942, no habría sido "fascista" y cantado con emoción el "Cara al sol"? Fíjese en el ejemplo del joven Haro Tecglen...

Séptimo: sólo un par de ideas sobre las insultantes palabras que dedica a Almudena Collado, colaboradora radiofónica de Esparza. Esparza -ya se sabe- es "fascista" (¡viva el rigor conceptual!), y Almudena Collado, "monjil". ¿Qué pasa, señor Lamas: que, viendo que insultar con trazo grueso es un deporte divertido y tonificante, se ha dicho usted: "¡Qué caramba! Vamos a complementar lo del fascismo de Esparza con algo contra la Iglesia. Te ha tocado, Almudena: 'monjil', ya que te gusta Chesterton, admiras a Juan Pablo II y crees en Dios". ¿Son estas las cumbres intelectuales a las que aspira a elevar su blog?

No pretendo en absoluto insultarle, señor Lamas, y le pido excusas si se ha sentido ofendido por el tono de mis últimas palabras (¿le pediría usted estas mismas excusas a la señorita Collado, que, por cierto, es una chica estupenda? Pero claro, a usted eso qué más le da..., ya que parece tener lo que quiere: un motivo para mofarse de ella). Lo que sí le pido -para empezar, por su propio bien- es que no sea tan desenvuelto en la alegre adscripción de etiquetas descalificatorias. Detrás de cada "fascista" de los que usted ve por ahí hay una persona; y con frecuencia una gran persona, que a lo mejor le parecería encantadora si la tuviera de vecino en su edificio.

Para terminar: ¿ha leído usted alguna vez las críticas de televisión que publica Esparza, desde hace años, en distintos periódicos? ¿También son "fascistas", ese adjetivo maravilloso que vale para todo y en el que todos los gatos son pardos? La de hoy es muy buena y muy humana: puede leerla en: http://www.laverdad.es/murcia/20090624/television/television-murcia/senora-20090624-html.

Un saludo.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

1.- Si los transexuales no se pueden equiparar a los homosexuales que, reprimidos, buscan "curarse", no entiendo la referencia a una pretendida equivalencia. Yo no soy partidario de prohibir que alguien se engañe o que actúe de una forma que todo indica es equivocada. Pero sí soy partidario de dejar claras las cosas y no equiparar lo riguroso con lo que no lo es: y la APA norteamericana dice que las terapias de conversión no son rigurosas e incluso tienen un trasfondo y posibles consecuencias peligrosas.

2.- El que los homosexuales sean más o menos no cambia nada. Del mismo modo en que nada cambiaba en la Antigüedad el que los esclavos llegasen en muchos lugares a ser muy superiores en número a sus "amos". Aquí se habla de los derechos del "diferente". Lo cual no resulta incompatible con afirmar que el 2% de la población es una cifra de carácter extremadamente conservador.

3.- No he dicho que el lobby gay sea responsable de las decisiones del APA o la OMS. Si pretende leer como le dé la real gana lo que le escribo tendré que optar por no contestarle.

4.- La "exaltación de lo latino" es tan racista como la exaltación de lo nórdico. Tanto al norte como al sur el fascismo se erigió sobre prejuicios "simétricos" si bien, como es evidente, en el mucho más mestizo sur el asunto siempre tuvo tintes mucho más amables, insostenibles y, por ende, circenses. De ahí por ejemplo que los "rebeldes" falangistas españoles, y no pocos fascistas italianos, fuesen unos meapilas: había que llenar "el vacío".

5.- Esparza es hostil a los judíos y se nota en cualquier referencia que hace a ellos. Por supuesto no puede ser un antisemita decimonónico o de perfil excesivamente virulento: entre otras cosas porque eso sería constitutivo de delito en España. Pero ya se sabe que eso de meterse con los "marranos" y los judíos es algo "muy de aquí", muy "español". El apoyo popular al destronamiento de Pedro I el Justiciero (AKA el Cruel) lo obtuvo Enrique de Trastámara, por ejemplo, de azuzar los peores sentimientos del pueblo respecto de los judíos. ¿Será preciso recordar lo mucho que Esparza aprueba "lo de aquí" y "lo español"?

6.- Las etiquetas son una bobada, hasta cierto punto. Porque si bien las etiquetas se usan para atacar gratuitamente otras muchas veces se emplean para esconderse. Y repito: Ynestrillas no es fascista, según él eso sería un sumo equívoco; él es "nacional-sindicalista". La cuestión es quién se presta a caer en laberintos y trampas. Yo, desde luego, no. Yo veo, nacionalismo, corporativismo y antimodernidad o antiliberalismo y... me viene a la mente la palabra "fascismo".

7.- Almudena Collado podrá ser una persona maravillosa pero a mi juicio es una completa ignorante y dado que Esparza la tiene por "contrapunto" en su programa creo razonable pensar que es porque le gusta rodearse de indocumentados. Así, como ya he dicho, parece lucirse más. Y ni es preciso, casi, mencionar que el trato de Lartaun o Esparza a la tal Almudena es manifiestamente mejorable: lleno de chascarrillos y comentarios machistas que ella, visiblemente educada en lo monjil, acepta de buen grado.

Y finalmente decirle que estoy de acuerdo en que pueden existir fascistas eruditos e incluso extremadamente educados. Del mismo modo en que un oficial de las SS que acababa de estampar a un bebé judío contra una pared era capaz de ir luego a la ópera y disfrutar de cada acorde de la orquesta. ¿Y?

Y por cierto que Esparza es un crítico televisivo aparentemente "neutro". Pero precisamente eso es parte de la fachada de quien partiendo del proyecto Aurora y el entorno CEDADE recala en el PP. Qué menos.

Anónimo dijo...

De acuerdo, señor Lamas, en que el hecho de que los homosexuales sean más o menos, en sí mismo, no es concluyente respecto a nada; pero algo significará cuando el colectivo gay está tan interesado en mantener vivo el mito del 10%, ¿no?

Por otro lado, dice usted que el 2% le parece una cifra extraordinariamente conservadora. Pero, ¿en qué basa esta impresión suya? Este porcentaje (que, además, está tirado por lo alto)procede de encuestas serias realizadas en varios países occidentales. Para un país como España, con unos 46 millones de habitantes, daría unos 900.000 homosexuales. Tampoco me parece a mí tan alejado de lo verosímil.

Más adelante, y respecto a Esparza, me dice usted que "nacionalismo, corporativismo y antimodernidad o antiliberalismo me hace pensar en la palabra 'fascismo'. Entonces, ¿cree usted que alguien como Tolkien, que en gran parte compartía este ideario "medievalizante", podría ser también calificado como "fascista"?

Me habla usted, señor Lamas, del caso -y tales, o similares, los ha habido- de un oficial de las SS que asesina sin piedad a un bebé judío y, acto seguido, se va a la ópera y escucha con delectación de fino melómano una ópera de Wagner. ¿Cómo es posible tal cosa? Sin duda, porque una ideología política monstruosa ha borrado en él la más elemental voz del corazón.

Mire, señor Lamas: como sabe usted perfectamente, también la política tiene sus "demonios". Y lo que lamento en usted es que me parece que está, digamos, "hiperpolitizado", y que olvida que hay dimensiones de lo real más profundas y más decisivas que la política. Tiene usted todo el derecho del mundo -faltaría más- a trabajar con denuedo en pro de UPyD, y espero que tengan éxito en su empeño de meter una cuña en este bipartidismo ramplón que venimos padeciendo. Pero no olvide que también lo político tiene que ser relativizado, si uno no quiere que se convierta en un absoluto y que se cumpla -parafraseo, sustituyendo "eros"- aquella sentencia de C.S. Lewis: "La política deja de ser un demonio cuando deja de ser un dios".

Por último: le propongo que me defina a la siguiente persona (es real): un notario de San Sebastián en el año 1955, adicto al Régimen y ante el que, años después, Franco firmó su testamento civil. ¿Lo llamamos "fascista", o incluso "cerdo fascista"? Pues era el padre de Fernando Savater, mentor ideológico de su partido y que siempre ha hablado de su progenitor con infinito cariño: por lo visto, se puede ser franquista y buenísima persona. No sé si esto le plantea a usted algún problema.

Un saludo.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"Entonces, ¿cree usted que alguien como Tolkien, que en gran parte compartía este ideario "medievalizante", podría ser también calificado como "fascista"?"

La correspondencia personal de Tolkien, hasta dónde yo sé, prueba que era no sólo un devoto católico sino que además era partidario de cierta clase de autoritarismo "bondadoso y prudente". Eso no le hace fascista pero, a efectos prácticos, estaba en el mismo barco que franquistas y similares.

"Y lo que lamento en usted es que me parece que está, digamos, "hiperpolitizado", y que olvida que hay dimensiones de lo real más profundas y más decisivas que la política."

El trasfondo de esto que usted dice es de una suma ingenuidad. Se trata del clásico, y reconfortante, error de los iusnaturalistas "de todos los partidos": existe un Derecho superior que se impone por sí mismo.

Porque la afirmación/deseo/pretensión: "No todo es política" o, más concretamente, "no todo debe ser sometido a discusión/imposición pública" es algo enteramente político y completamente insostenible, llegado el momento, si no se ampara desde lo político. Porque las sociedades que evolucionan no son las más ricas en recursos o las que tienen empresarios más listos sino, más bien, las que tienen unas reglas que son eficientes, eficaces y, finalmente, creíbles o confiables. Y tal cosa sólo lo obtiene una clase de política (que a mi juicio es la democrática) afirmada por ciudadanos o grupos que ejercen activamente de políticos. La justicia (y con esto se relaciona, precisamente, el afirmar que los políticos o el populacho no deben tiranizarnos) no es más que un "golpe en la mesa": una lucha sin fin, y a veces sin cuartel, por el Derecho. Cualquier otra pretensión es ingenua y no pocas veces interesado producto de los partidarios no ya del inmovilismo social sino de las más desnudas (o "naturales") formas de despotismo. No vale apostar por la anarquía cuando ya no se puede influir en el Estado.

Y por supuesto que la política tiene demonios (¡y cuántos!), pero es que la labor de los políticos que busquen el bien del pueblo es, como diría Madison, hallar el equilibrio entre la regla democrática y la actividad de las facciones (espacio oscuro donde se mueven los demonios las más de las veces). Hay que estar siempre alerta.

Finalizo dándole de nuevo la razón en cuanto a las posibilidades de ser buena persona y fascista o, pongamos, nazi. La cuestión es qué corolarios sacamos de eso de ser "buena persona". ¿Se puede ser "bueno" participando de algo "malo"? ¿Son culpables las personas o lo pueden ser "los hechos"? Se trata de una cuestión difícil y que por ejemplo ha sido tratada recientemente en el cine: "Good", de Viggo Mortensen.

Yo personalmente opino que el hombre, como dijo Hobbes, tiene como derecho el hacer todo lo que está a su alcance para salvar la propia vida. Pero más allá de eso, cuando se puede elegir, se extiende el abismo de la culpabilidad.

Anónimo dijo...

Corolario de "ser buena persona y franquista": si veo que existen personas cultas, sensibles inteligentes y de exigente conducta moral que, sin embargo, participan de una ideología política que, en mi actual visión del mundo, considero absolutamente inaceptable, digo yo que lo lógico, pragmáticamente hablando, es preguntarme si mi concepción de esa opción política no puede estar pecando, en algún sentido, de falta de objetividad. ¿Comprendo de verdad la idiosincrasia interna de aquello a lo que me opongo, o estoy siendo víctima inconsciente de unos prejuicios que no me preocupo de destruir? Dicho de otra manera: ¿es usted, señor Lamas, autocrítico consigo mismo, intenta poner en permanente tela de juicio sus ideas al contacto con la realidad efectiva de las cosas, o incurre en un dogmatismo que luego critica en otros?

En segundo lugar: incluso la afirmación que usted hace de que "no existe ninguna dimensión de lo real superior a la política" es, en sí misma, una afirmación meta-política; es decir, filosófica o de principios. Lo que quiero decir es que, inevitablemente -y la historia de las ideas lo demuestra de sobra-, toda visión del mundo político toma como base, explícita o implícitamente, una cierta visión filosófica del mundo. Pasa como en la ciencia: por mucho que Carnap y demás componentes del Círculo de Viena afirmaran que existe una ciencia neutra y objetiva, carente de "pre-concepciones", es más que evidente que toda ciencia históricamente dada se desarrolla desde una previa matriz constituyente, de naturaleza que, en un sentido lato, podemos calificar como "filosófica". Y si, por tanto, ni la ciencia ni la política representan un "primum" ontológico, lo consecuente es insertar esas dimensiones de la realidad humana en el tronco (meta-político, meta-científico) del que proceden. Y esto, señor Lamas, no es -creo- "ingenuo iusnaturalismo". Es, simplemente, fidelidad desapasionada a la realidad de las cosas.

Porque vamos a ver, y bajando al terreno práctico: si no hay nada más que lo político como lucha de voluntades por establecer socialmente un cierto modelo de convivencia, ¿no estamos legitimando filosóficamente, sin darnos cuenta, la estrategia de ETA, que puede aducir en su descargo que, en los orígenes de toda comunidad humana -léase a René Girard-, existe un acto de violencia fundacional que luego ha quedado enterrado y justificado por una adecuada reescritura de la Historia? ¿No estaremos incurriendo en esa concepción pragmático-nietzscheana de la verdad según la cual "lo verdadero es lo eficaz"? En un mundo "schopenhaueriano", ¿qué más eficaz, con frecuencia, que una buena bomba para ablandar las voluntades que antes se mostraban renuentes o directamente inflexibles?

Me dice usted, señor Lamas, que "la justicia no es más que un golpe en la mesa"? Pero, ¿qué pasa si mi oponente -por ejemplo, el etarra encapuchado- es capaz de golpear la mesa con más fuerza que yo?

Un saludo.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

La tolerancia no puede conceder terreno a los intolerantes. Será necesario, más bien, proscribir a los intolerantes en tanto constituyan una amenaza para el sistema, para la democracia: en nuestro caso.

Forma parte del error iusnaturalista el asumir que el positivismo como el que yo defiendo aspira a una pulcritud argumentativa de índole científica. Carece de sentido semejante empresa: ya sea a fecha de hoy o en el siglo XIX. El positivismo se limita a certificar que la ley de nada sirve si no es efectiva y que existe una conexión directa, una vez asumes la democracia, entre la acción política y la estructura del Estado. El Estado, en suma, no puede ser posesión ni de un rey, ni de una facción ni de una iglesia y pretender que tales cosas son automáticas es sólo efecto de la estructura del poder o los intereses de una facción venida a menos. Es lógico que se actúe así pero no menos el que sea denunciado. Porque quien le escribe esto no es un ser carente de intereses y valores, una cáscara vacía.

Escandalizarse de que la política determine la realidad del Derecho apelando al ejemplo de ETA es como arrojar sombras sobre la libertad porque requiera, como dijera Jefferson, el que nos manchemos las manos de tanto en tanto. Pero eso es, y esto se conecta con que la justicia es un golpe en la mesa, comadreo de ancianas: muy habitual entre los juristas, tan habituados a matices artificiosos, pero francamente estéril en el terreno de la realidad.

Anónimo dijo...

Señor Lamas: veo que tiene usted la costumbre, censurable, de no contestar a lo que se le pregunta. No me responde nada a la pregunta que le hago sobre la saludable autocrítica que toda persona debe ejercer respecto a una misma (tal vez le parece una cuestión intranscendente y demasiado ingenua, indigna de detenerse en ella).

Dice usted de sí mismo en su blog que "el liberalismo es un compromiso no con el dogma, sino con la búsqueda de la verdad". Ahora bien -y se lo digo sin acritud-: le aseguro que cualquier persona objetiva que le lea obtiene la impresión de que usted es bastante dogmático, de que tiene la seguridad de encontrarse en posesión de la verdad y pontifica desde su elevada atalaya lanzando invectivas contra los numerosos "equivocados" que le rodean, con frecuencia de manera poco respetuosa. Por desgracia, no me parece usted en absoluto de esas personas que "saben escuchar". El propio título de su blog me parece revelador de su actitud ante la vida: da la impresión de estar permanentemente enfadado, o contra algo/alguien, y a través de sus palabras -al menos, en lo que yo he leído hasta ahora- nunca, o casi nunca, se asoma el sentido del humor, o la comprensión hacia los demás, o la ternura. No digo yo que no tenga corazón, que seguro que lo tendrá, pero me parece usted masivamente escorado a un análisis cerebral de las cosas, fundado, además, en una visión pesimista y sombría del mundo humano. Creo que no es la mejor manera de ir por la vida.

Por otra parte: me parece contradictorio eso de que "el liberalismo es un compromiso con la búsqueda de la verdad". Porque vamos a ver: que yo sepa, en su pensamiento no tiene cabida el concepto de "verdad", que, por definición, es metafísico. Lo veo mucho más como un "liberal agonístico", en lucha permanente contra todo aquello que suene a metafísico, ya que lo considera instrumento de un orden "fascista" de dominación de la realidad. Así que o me explica eso de que usted "busca la verdad" o seguiré sin entender nada.

En tercer lugar, tampoco me contesta nada a mi afirmación de que la tesis de que no hay una dimensión más allá de lo político es también ella misma, inevitablemente, meta-política. Tengo la impresión de que no quiere meterse en estos temas porque no tiene nada claras sus ideas respecto a estas arduas cuestiones filosóficas (y, en consecuencia, se siente incómodo cuando se le pide que fundamente rigurosamente sus posiciones ideológicas de base).

Señor Lamas: estoy convencido es de que usted puede dedicarse a hacer algo mejor que a seguir lanzando "reflexiones iracundas". Para empezar, sea usted algo menos dogmático y algo más autocrítico. Y -¿por qué no?- sonría de vez en cuando y ríase de sí mismo.

Dicho esto: en líneas generales, estoy de acuerdo con el análisis que hace de los resultados de las elecciones europeas. Sin embargo, creo que su estimación de voto para UPyD en unas generales (un millón de votos) resulta algo optimista: creo que no pasarán de 700.000, que ya sería un gran éxito. Y, si no, al tiempo.

Y finalmente: también coincido con usted, y esta vez sin matices, en lo de la felonía de Núñez Feijoo respecto al tema de la política lingüística en Galicia. Es una cosa absolutamente vergonzosa.

Un saludo.

P.S.: si quiere, puede dirigirse a mí como "señor Martínez", pues tal es mi apellido.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Partiendo del hecho de que usted mismo omite aquello que le conviene o no insiste en lo que le desacredita creo que no está en situación de acusarme de no responder. Además, usted no apreció que realmente le respondí exactamente a lo que comentaba: la negación del dogmatismo y la afirmación de la bondad del pluralismo no supone el equiparar ese punto de partida con su negación. O lo que es lo mismo: no se puede tolerar a los intolerantes o, si se quiere, no es lo mismo la ciencia que la brujería. Y con esto no digo estar haciendo ciencia, pero creo estar en mejor posición que quien ve en sus iguales a seres "contagiosos" por su condición sexual. Cosa que sería, por cierto, perfectamente equiparable a la actitud de cualquier inquisidor del pasado.

La verdad no es algo metafísico. Asimismo, la búsqueda de la verdad no se equipara con una suerte de prudencia que habría de aconsejarnos el creer en "las cosas o las personas buenas" o en Dios. No, la búsqueda de la verdad será el aceptar la posibilidad de que nuestras ideas acerca de lo que es el mundo puedan ser desmentidas por los hechos. Interesan, por eso, los hechos y como los seres humanos somos creadores de los mismos cabe buscar culpables e inocentes. De ahí mi militancia política y, por supuesto, mi compromiso con la libertad. No derivo todo ello de un "Libro" ni de una revelación. Puntos de partida ideológicos éstos sumamente endebles: como demuestra, casi de forma obscena, la historia del "liberalismo" español; hoy un juguete roto en manos de nada menos que la Iglesia.

La afirmación "todo es política" no es una afirmación de creencia alguna. Nos referimos al hecho simple, claro y notorio de que el mejor negocio (en términos de rentabilidad inmediata y no tan inmediata) del mundo es la extorsión. Siendo esto así es lógico que la obsesión de muchos seres humanos a lo largo de sus cortas vidas fuese el establecer reglas con las que suprimir el influjo del latrocinio. Pretensión ésta, cuando se fundamenta en lo apuntado, que dista mucho de ser ajena a las cosas de este mundo o de nuestra sociedad.

Su previsión sobre los futuros resultados de UPyD en unas Generales son a mi juicio demasiado sombrías. No sólo queda aún mucho tiempo para ellas sino que UPyD no deja de ascender en sus intenciones de voto. Mi previsión personal es perfectamente razonable puesto que "a día de hoy" UPyD tiene un 4% de intención de voto en unas Generales: y eso, con una participación del 75%, equivale exactamente a un millón de votantes. Nada exagerado, en definitiva.

Anónimo dijo...

Señor Lamas: es perfectamente posible que yo haya "omitido lo que me conviene o no insistido en lo que me desacredita", como usted dice; pero me gustaría que me dijera cuándo he incurrido en eso. Las acusaciones genéricas no valen.

Por otras parte, me dice usted que su posición ideológica lo coloca en mejor punto de partida que quienes "ven en sus iguales a seres contagiosos por su condición sexual". Está haciendo referencia a su post contra Esparza, en el que hay un enlace del que uno, por el tenor literal de sus palabras, el lector obtiene la impresión de que Esparza ha llamado "anormales y contagiosos" a los homosexuales. Ahora bien: si uno va y lee la columna de Esparza que usted enlaza, se encuentra, para su sorpresa, que ahí el autor no vierte tales calificativos contra nadie: simplemente, Esparza se muestra crítico con la serie de televisión "Aida" y con la decisión de presentar como personaje a un chico homosexual de 14 años. Es, desde luego, una cuestión opinable; pero en ningún lugar, repito, el autor llama ni "anormales" ni "contagiosos" a los homosexuales. Si quiere atacar a Esparza, hágalo, por ejemplo, porque lleve a su programa a un psicólogo que pretende curar la homosexualidad; pero no ponga en sus labios palabras que él no ha dicho. ¿Es ésta su manera de ser fiel a la verdad de los hechos?

Por otro lado, me gustaría preguntarle a este respecto: ¿está usted de acuerdo con que, como sucedió hace un par de años causando un considerable escándalo, un programa infantil como los Lunnis, pensado para niños de tres a seis años, muestre con sus muñecos a dos hombres que se casan? Televisión Española, ante el revuelo ocasionado, pidió excusas: hay líneas rojas que, por mucho que se defienda la homosexualidad, no se deben traspasar. ¿O no?

"Hay hechos y, por tanto, culpables e inocentes", me dice usted. Me viene a la mente un ejemplo que usted mismo ha mencionado en uno de sus comentarios: en el caso Galileo también "hubo hechos"; pero, como usted sabe, tales hechos no se corresponden, ni mucho menos, con la versión que interesada y mentirosamente ha difundido el lobby liberal-progresista. ¿Le parece a usted justificada la deformación de los hechos en función de una finalidad propagandísitica que se considera justificada desde un punto de vista "ilustrado"? En realidad, es el mismo caso que el famoso, y falso, 10% de homosexuales.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Esparza es un meapilas fascista pesebrista de la ala vez cofrade militante del entorno CEDADE (Proyecto Cultural Aurora) y cuando hablamos de CEDADE hablamos de neonazismo "a la española".
Este "pirata" de paga con ojo de tuerto,y sin pata de palo, es un fascistoide caradura, que para mi desgracia y el resto de los españoles le pagamos su malganado sueldo con nuestra contribucción a la Iglesia CoPPera.

¿Sr.Esparza, es Vd. verdaderamente "tuerto" y lleva "parche" en su ojo de cristal?
! Tienes más cara que un elefante, más morro que un oso hormiguero, y más meapilas que tu jefe Rouco !

Junk and Rubbish Removal dijo...

I usually don’t leave comments!!! Trust me! But I liked your blog…especially this post! Would you mind terribly if I put up a backlink from my site to your site? Please visit my site Junk Collection when you got time.

Professional Gym Equipment dijo...

I enjoyed reading your work! GREAT post! I looked around for this… but I found you! Anyway, would you mind if I threw up a backlink from my site? Please visit my site Gym Equipment when you got time.

Adi dijo...

Oes Tsetnoc one of the ways in which we can learn seo besides Mengembalikan Jati Diri Bangsa. By participating in the Oes Tsetnoc or Mengembalikan Jati Diri Bangsa we can improve our seo skills. To find more information about Oest Tsetnoc please visit my Oes Tsetnoc pages. And to find more information about Mengembalikan Jati Diri Bangsa please visit my Mengembalikan Jati Diri Bangsa page and other update like as Beratnya Mengembalikan Jati Diri Bangsa, Mengembalikan Jati Diri Bangsa di perpanjang and Jangan Berhenti Mengembalikan Jati Diri Bangsa. Thank you So much.

Oes Tsetnoc | Lanjutkan Mengembalikan Jati Diri Bangsa

dfadf dijo...

Microsoft Office
Office 2010
Microsoft Office 2010
Office 2010 key
Office 2010 download
Office 2010 Professional
Microsoft outlook
Outlook 2010
Windows 7
Microsoft outlook 2010

Anónimo dijo...

Joer si hay mariconas despotricando...

No hace falta ser ni catolico ni musulman para rechazar esa desviacion antinatural, ese "error" de la naturaleza en la que consiste ser homosexual.

mingorro dijo...

los heterosexuales no vamos reivindicando nada y estamos a todas horas dando por el saco con nuestros derechos. que les den por el culo que es lo que les gusta

mingorro dijo...

los heterosexuales no vamos reivindicando nada y estamos a todas horas dando por el saco con nuestros derechos. que les den por el culo que es lo que les gusta

Anónimo dijo...

top [url=http://www.001casino.com/]casino bonus[/url] check the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]realcazinoz[/url] autonomous no store reward at the foremost [url=http://www.baywatchcasino.com/]baywatch casino
[/url].

Anónimo dijo...

and youve got the winning number. Get that 21 and you just hit [url=http://www.abacusnow.com/michaelkors.html]michael kors sale[/url] pumpkins with bruising, scratches, gouges, dents or damage of [url=http://www.abacusnow.com/hollister.htm]Hollister Ropa Outlet[/url] Award-winning movie Rain Man, in which Dustin Hoffman played Tom [url=http://www.abacusnow.com/jpmoncler.htm]モンクレール メンズ[/url] exceptional type when they buy Jack wills & Fitch goods.
loading?dealer, the best seat is the one that gives you the best [url=http://www.abacusnow.com/nfl.html]http://www.abacusnow.com/nfl.html[/url] of losing all the money they walked in with before the end of [url=http://www.abacusnow.com/hollister.htm]http://www.abacusnow.com/hollister.htm[/url] and free-spirited nature, and his enchanting charms. For this, [url=http://www.abacusnow.com/michaelkors.html]http://www.abacusnow.com/michaelkors.html[/url] is smoothest. The Best Lighting. The best lighting for a
to be sure that it will perform well for as long as it can. In [url=http://www.abacusnow.com/beatsbydre.html]cheap beats by dre[/url] yourself on the site and post messages for the rest of the gang. [url=http://www.abacusnow.com/jpmoncler.htm]モンクレール レディース[/url] throughout. The bottom of the pumpkin should be flattened so that [url=http://www.abacusnow.com/beatsbydre.html]http://www.abacusnow.com/beatsbydre.html[/url] also careless stitches, then youre looking at a bogus. You must

Anónimo dijo...

blackjacktournaments.com, where you can get a list of all the [url=http://www.theaudiopeople.net/beatsbydre.html]Beats By Dre Cheap[/url] a 7 year old boy of my own, this story really hits home with me [url=http://www.theaudiopeople.net/nfl.html]NFL jerseys outlet[/url] the world, you will not find any difficulty in selecting jeans [url=http://www.theaudiopeople.net/michaelkors.html]http://www.theaudiopeople.net/michaelkors.html[/url] exciting designs while creating an ongoing positive web
the wonderful thing about his legacy is that he lived true to [url=http://www.theaudiopeople.net/beatsbydre.html]Beats By Dre Cheap[/url] amazing things happening at Angel MedFlight. At that moment, I [url=http://www.theaudiopeople.net/michaelkors.html]michael kors bags[/url] get recommendations. Social Media is the new way for word of mouth [url=http://www.theaudiopeople.net/nfl.html]Nike NFL jerseys[/url] homeschool community. Families will find a wealth of information
fortune. An earthquake razed Port Royal in 1692 and the legend [url=http://www.theaudiopeople.net/beatsbydre.html]http://www.theaudiopeople.net/beatsbydre.html[/url] powered lighting alternatives exist for jack o lanterns today, [url=http://www.theaudiopeople.net/nfl.html]http://www.theaudiopeople.net/nfl.html[/url] can legally homeschoolwhen they feel empowered. And I love to [url=http://www.theaudiopeople.net/beatsbydre.html]http://www.theaudiopeople.net/beatsbydre.html[/url] out of the house to have fun. Dont despair, though! There is a

Anónimo dijo...

your own jack can help you to save a lot of money. Dont waste [url=http://www.thehorizons.com/nike.htm]nike スニーカー[/url] the pumpkin with a spoon. Remove the lid. Go on and get in there [url=http://www.thehorizons.com/nike.htm]スニーカー ナイキ[/url] we have a very responsible official investigating a case, and [url=http://www.thehorizons.com/louisvuitton.htm]http://www.thehorizons.com/louisvuitton.htm[/url] night will help to restore it. Keeping it in a refrigerator during
you life and to change it for the better, then you are going to [url=http://www.thehorizons.com/nike.htm]http://www.thehorizons.com/nike.htm[/url] Davy Jones, the supernatural leader of the Flying Dutchman, a [url=http://www.thehorizons.com/louisvuitton.htm]ヴィトン バッグ[/url] to place every team in separate corners or rooms so they dont [url=http://www.thehorizons.com/isabelmarant.htm]http://www.thehorizons.com/isabelmarant.htm[/url] any level. Playing the card game is fairly simple, just hit 21
Why Green and Jacks should be your choice of bespoke tailoring? [url=http://www.thehorizons.com/isabelmarant.htm]Isabel Marant Shoes[/url] you are going to want to read it not only just once, but repeatedly. [url=http://www.thehorizons.com/nike.htm]ナイキ シューズ[/url] possibility of playing a night or two of Black Jack using a Black [url=http://www.thehorizons.com/louisvuitton.htm]ヴィトン 財布[/url] compared to the Three hundred watt motor that Jack LaLanne

Anónimo dijo...

Lo único que sé de este tal Esparza es que, en un artículo que acabo de leer, defiende la matanza franquista de enfermeras y personal sanitario en el hospital psiquiátrico asturiano de Valdedios, en octubre de 1937. Las enfermeras fueron violadas y obligadas a cavar su propia tumba. Una niña de 15 años también fue asesinada. Por supuesto, un sacerdote amparó con su luz espiritual todo el macabro proceso.

Si esto fuera un país medio decente, defensores de estos asesinatos, como el tal Esparza, deberían responder ante la justicia por tales actitudes.