lunes, junio 04, 2007

Epopeyas ancap (I): los comuneros tras Tordesillas

El día cuatro de Diciembre del año de nuestro Señor 1520 las tropas imperiales hicieron entrada en la comunera plaza de Tordesillas. Tras el revés que supuso la negativa a colaborar de la reina Juana La Loca la rendición de Tordesillas, sin apenas lucha, y la ineficacia de los comandantes comuneros en socorrer dicha población parecían augurar una rápida caída de la insurrección anti-imperial de las comunidades castellanas. Mas al contrario aún quedó mucho por hacer y decir a los insurrectos castellanos, contra todo pronóstico.

La resistencia ulterior a la derrota de Tordesillas se debió en exclusiva a la naturaleza de las fuerzas imperiales que se oponían a los comuneros. En primer lugar dichas fuerzas estaban reclutadas por la alta nobleza castellana y fueron comandadas bajo el estricto régimen señorial: si no hay dinero no hay ejército. En tanto hubo dinero (se concertó antes de Tordesillas un préstamo del rey de Portugal) los generales nombrados por el emperador Carlos (el Condestable de Castilla y el Almirante de Castilla, señores de Burgos y Medina de Rioseco respectivamente) llevaron la guerra a las tierras comuneras o sencillamente mostraron interés en seguir efectivamente las órdenes del regente de Castilla, el cardenal Adriano de Utrech (que sería el Papa posterior a León X más tarde). De tal suerte eran los ánimos egoístas de la alta nobleza castellana que Manuel Azaña tuvo a bien afirmar, precisamente, lo siguiente:

Al brazo militar, o sea a los Grandes y caballeros, les importaba que el César venciese, que no venciese demasiado y que no venciese en seguida.

Como señala Joseph Pérez los partidarios del emperador Carlos no tenían gran interés en explotar la victoria de Tordesillas y derrotar definitivamente así a los comuneros, tal como ordenaba el cardenal Adriano, por dos motivos:

1. Los nobles temían represalias contra sus feudos, una rebelión antiseñorial , si iban demasiado lejos en sus ataques. Les bastaba intimidar al enemigo mostrándole que tenían fuerzas suficientes para combatir.

2. El poder real era el que quería una victoria rápida y total y aplastar de una vez y para siempre la rebelión comunera. Pero los nobles no defendían prerrogativas de la corona; defendían sus privilegios propios. Dejando pasar el tiempo, esperaban arrancarle a Carlos V concesiones, privilegios, mercedes, preocupación que denuncia la correspondencia del cardenal Adriano, quien en ningún momento se hace ilusiones sobre la actitud de los nobles.

Tenemos así que se mantuvo y alargó el estado de guerra civil en tierras castellanas por el temor de los caudillos de las tropas imperiales de ver asoladas sus propiedades y, por otra parte, la perspectiva de extorsionar, por no usar eufemismos, a su jefe el emperador. De tal modo obtendrían ventajas políticas (tener más propiedades y privilegios) sin necesidad de disparar sabiendo que Carlos se encontraba sumamente alarmado por lo que estaba acaeciendo en Castilla. Así, explotando la debilidad de Carlos y exaltando sus temores quienes eran los encargados de defender su autoridad en tierras castellanas se postularon como unos ventajistas rayanos en la traición.

La abulia de los caudillos realistas se manifestó en un hecho soprendente: tras la toma de Tordesillas se licenció a parte del ejército imperial y los señores volvieron a sus tierras. Con tales acciones era imposible la victoria frente a los comuneros, que contaban con la parte del león de los impuestos castellanos y, como no, con la adhesión de las masas burguesas y del populacho antiseñorial. De hecho los comuneros pasaron a la ofensiva quedándose a muy poco de tomar la ciudad de Burgos, que sólo se mantuvo en manos imperiales por un error de cálculo de los quitacolumnistas comuneros de tal ciudad: que en lugar de esperar a que los ejércitos comuneros estuviesen a puertas se rebelaron dos días antes de lo acordado y fueron aplastados. La caída de Burgos hubiese supuesto un paso muy serio de los comuneros hacia una extensión a toda España del poder de la Santa Junta y estuvo a punto de alcanzarse gracias a las "particularidades" de sus oponentes. Por esas fechas, el veinticinco de Febrero de 1521 los comuneros tomaron Torrelobatón con una imponente fuerza de 6000 infantes, 600 caballeros y potente artillería. Sólo la terrible amenaza de que semejante ejército hubiese sido reunido por los comuneros así como la caída de Torrelobatón empujó al Condestable de Castilla a levantar un ejército con el que aplastar definitivamente a las fuerzas de la Santa Junta.

Así, el veintiuno de Abril el Condestable reunió su ejército de 3000 infantes, 600 caballeros y 9 piezas de artillería con el del Almirante y otros señores en Tordesillas. Juntos superaban a las fuerzas comuneras emplazadas en Torrelobatón, que estaban a punto de partir a Toro.

Estando las tropas comuneras en marcha hacia Toro, el día veintitrés de Abril, se vieron sorprendidas por la amenaza de las fuerzas imperiales viéndose Padilla, su comandante, obligado a plantar batalla. Por su parte hubo dos intentos de poner en formación de combate a sus unidades pero no pudo coordinarlas así que la caballería imperial hizo presa en la masa comunera, que esperaba alcanzar la paza de Villalar para resistir dentro de la misma, en desorden generando un caos absoluto en el que parte del ejército comunero desertó produciéndose finalmente la derrota total. Las bajas comuneras rondaron el millar y el resto del ejército huyó a Portugal o fue hecho prisionero junto con sus comandantes Padilla, Bravo y Maldonado: que fueron ajusticiados por traición al día siguiente, momento que fue inmortalizado por Antonio Gisbert, cuyo cuadro se encuentra en el Congreso de los Diputados como escarnio permanente de los miserables que lo habitan. Se representa la indiferencia ante la muerte de aquél que ha vivido como ha querido.

La derrota de los comuneros no fue definitiva, durarían hasta el año siguiente en Toledo, pero se puede concluir que la derrota de éstos sólo fue posible cuando los ejércitos de los Grandes y señores de la Alta nobleza castellana obedecieron las órdenes del regente Adriano de Utrech, esto es: cuando actuaron conformando una verdadera cadena de mando y conforme a un plan estratégico; la destrucción del ejército rival. Todo ello en lugar de seguir jugando a la ventaja táctica y a la extorsión del emperador o la explotación de sus miedos. Actitudes éstas que fueron posibles con anterioridad a la devastación de sus tierras por los comuneros por su miedo a dicha devastación y al hecho de que en tal época los ejércitos seguían al hombre y la paga en lugar de seguir a la nación. En esa época en que no había nación el que los señores guiasen los ejércitos respectivos de forma desleal hacia su rey era posible porque sencillamente dichos ejércitos eran de su propiedad. Las consecuencias de esa realidad fueron como las hemos mostrado: ineficacia militar, guerra prolongada y conspiraciones traidoras con el interés común. Los problemas de cadena de mando fueron llamativos en el bando realista por su desvergonzada fundamentación en el egoísmo de los nobles pero también existieron en el bando comunero, por supuesto, que no eran ni mucho menos unos competentes militares.

Un ejército sin mando y conformado por partidas y columnas de aventureros o personajes que deciden por su cuenta es incapaz de obtener la victoria a menos que se encuentre con otro igual. Para desgracia de muchos en el mundo contemporáneo semejantes descoordinaciones en el agresor ya no son muy comunes y si por algo se distingue el ladrón y el conquistador es por una gran especialización en ser eficiente a la hora de hacer daño (desde los nazis a Al Qaeda). Es por eso que es necesario conformar ejércitos organizados y modernos para cualquier eventualidad así como una cadena de mando que haga que no se desmadeje al primer envite o el primer soborno. Desligar al ejército de la nación, del estado, mediante su privatización es convertirlo en algo inútil militarmente y que previsiblemente será utilizado para ventilar ambiciones privadas o personales de los que ostenten su mando: por muy bien que se les pague. Y es que al fin y al cabo... el que el ejército pasase a ser patrimonio de la nación y no de reyes y señores fue un paso libertador.

A pesar de todo lo anterior hay quienes apoyan el que el ejército se reduzca a la nada o se convierta de nuevo en una fuerza en manos de particulares como un presunto paso hacia su mayor eficiencia y "soluciones imaginativas" (la correspondencia del cardenal Adriano de Utrech da buena cuenta de lo que esas soluciones entrañarían, por cierto). No extraña que quienes defiendan tal concepción sean los mismos que no creen en la nación, en la defensa nacional en tanto fenómeno diferente de un sumatorio de guardias jurados o sencillamente en el ser humano tal como es. En fin, hippies que son; una contracultura que va camino de convertirse en "contractura" cerebral. Diremos a esos personajes, que extienden su pacifismo inocentón por Redliberal, por enésima vez la regla de oro que olvidan hasta lo criminal: Reducción de coacción no equivale a reducción del Estado.

"La pérdida de la esperanza más que la pérdida de la vida es lo que decide los asuntos en una guerra. Pero la impotencia conduce a la desesperación" Sir Liddell Hart dixit.

Salud y libre comercio

15 comentarios:

Juan Fernández dijo...

He leído con sorpresa su comentario. La sorpresa no me la ha ocasionado su pretenciosidad, pues es algo común en sus escritos. Debe ser una persona muy insegura, pues se expresa como si todo lo supiera. La sorpresa procede de su utilización de un concepto, el de nación, que conlleva una serie de elementos y conceptos colectivos extraños, aparentemente, en una persona de liberalismo militante.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Estimado señor Fernández: lamento que mis escritos le inspiren proyecciones psicológicas aunque lamento no menos el que usted tenga la osadía de afirmar que el concepto de nación es antiliberal. Si piensa eso es que usted no sabe nada de liberalismo como no sabe nada de mí. Pero por supuesto hablar es gratis y yo no censuro a mis críticos; como hacen otros que después se las dan de hippies y transgresores y a los que usted supongo identifica con el liberalismo.

Una pena.

Salud y libre comercio

eduardo dijo...

La sorpresa procede de su utilización de un concepto, el de nación, que conlleva una serie de elementos y conceptos colectivos extraños, aparentemente, en una persona de liberalismo militante.

Ahora resulta que la nación es "extraña" a los liberales. Y yo toda la vida pensando que fueron los liberales de Cádiz los que fundaron la nación española. Ah, pero debe ser otro de esos pensamientos arrogantes, pretenciosos y, en el fondo, feudalmente ignorantes.

Hindenburg dijo...

Llevo ya un par de meses por Redliberal y al principio no entendía esas rencillas de Iracundo con los ancaps, en lugar de centrarse en atacar a los socialistas. Pero leyendo en muchos blogs de Redliberal empiezo a darme cuenta de que uno de los mayores problemas del liberalismo actual son los anarco capitalistas , que poco a poco se están adueñando del liberalismo.

El liberalismo clásico y de toda la vida (el de Smith, Ricardo, Constitución USA,etc) está siendo fagocitado peligrosamente por el ancapismo pseudoaustriaco, y digo peligrosamente porque ideas como las de eliminar fronteras, gobiernos y no defender la identidad nacional en un mundo en el que el Islam y el panarabismo se expande como una plaga de langostas me producen algo más que preocupación.

Escuchar a Esperanza Aguirre decir que hacen falta muchos millones de inmigrantes más es como para no pegar ojo. Y eso que se supone que es de derechas(o tal vez el miedo es que la derecha liberal empiece a defender estas tesis).

Anónimo dijo...

Una sola apreciación:

Adrian de Utrecht tomó el nombre Adrian VI al ser elegido Papa; no fue León no-sé-cuantos.

Ya que se pone un ejemplo histórico, mejor ser lo más precisos que se pueda.

Por lo demás, para echar por tierra los argumentos ancap no creo ni que haya que molestarse en recurrir a ejemplos históricos. Además, es inútil, se limitarán a despreciar el ejemplo, llamar a su crítico "historicista", y a otra cosa mariposa.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Me había comido parte de la frase en cuestión, aún así gracias por la apreciación.

Si usted comprueba la sección de enlaces que tengo puesta al efecto verá que he tratado de rebatir los argumentos ancaps sin recurrir a historia alguna desde hace mucho tiempo. Esta serie que hoy inauguro aquí tratará de retratar de un modo travieso, si se quiere, lo disparatadamente alejados que están de la realidad los anarcocapitalistas. Esto no es injusto puesto que muchos ancaps reclaman para sí la historia en no pocas ocasiones (Islandia, mercados medievales, la Iglesia, etc...). De cualquier modo tal serie de artículos han sido "provocados" por la enésima muestra de deconstructivismo alucinado que he leído: que es el artículo de la señorita María Blanco, enlazado en el presente artículo. En él dicha señorita habla de reformar el ejército sin mostrar conocimiento en la disciplina militar alguno y sugiriendo que un ejército es lo mismo que una empresa proveedora de somníferos o fregonas. Eso es una ignorancia cuando menos ingenua, o desilustrada, de las conexiones irremediables entre mando militar (fuerza armada) y poder político a lo largo de la historia: algo a tener muy presente si hablamos de reformar instituciones para ser "eficientes". No es extraño tal atropello por parte de esencialistas, claro, pero desde luego no es algo tolerable el que sostengan tales consideraciones mientras afirman ser liberales. Son en cambio, créame, unos vulgares anarquistas que sueñan con cierta notoriedad a base de, como apunta un comentarista, fagocitar a parte de las bases de lo que en este país podría ser un movimiento liberal. Desde luego si consiguiesen tal cosa podríamos afirmar que el liberalismo no tendrá nada que hacer ni decir en la batalla de las ideas. Además, para su desgracias siempre habrá alguien que tenga a bien recordar por quién brindaba el señor Rothbard en 1975.

Salud y libre comercio

Stewie Griffin dijo...

En primer lugar es justo reconocer a la Maria el hecho de que ella en dicho post no pedía la privatización del ejercito, sino que únicamente criticaba al actual. En mi opinión de forma acertada.

No creo que tenga mucho sentido atacar el post de una persona sobre un tema concreto en base a que esta sea ancap o no. Únicamente cabe rebatir esas afirmaciones concretas sin salirse del tema.

Dicho esto, estoy de acuerdo con Iracundo, la defensa exterior no es como vender fregonas. Como bien apunta con un ejemplo histórico, la disciplina militar y la cadena de mando controlada políticamente, son piezas esenciales de cualquier ejercito moderno.

La competencia es deseable entre las organizaciones y las personas que persigan fines pacíficos a través de medios pacíficos, pero no entre personas armadas y equipadas para la guerra frente a un enemigo exterior. Aquí habría que no tener en cuenta las fuerzas de seguridad privadas de tipo civil, que en ningún caso se deben confundir con las fuerzas armadas encargadas de la defensa nacional.

La historia esta plagada de momentos en los que los ejércitos se rompen en mil partes provocando guerras civiles y la derrota frente a invasores extranjeros.

Tampoco creo que ninguno de nosotros sea un belicista o un imperialista, pero oponerse a la existencia de ejércitos en el contexto histórico actual es tan ingenuo como negar el derecho a llevar armas porque las armas “son malas” (como hacen los progres).

Una vez expuesta mi opinión sobre el tema, creo que esta rencilla personal que os traéis, aunque estimulante intelectualmente, ha tenido el efecto perverso de hacerse creer a unos y a otros (tanto ancaps como minarquistas) que solo ellos son los “auténticos liberales” y que los otros son “vulgares anarquistas” o similar.

Una pena ser cuatro y "peleaos"

salud y libre mercado

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Stewie: lamento que los ancaps le hayan convencido de que el liberalismo en realidad es o pretende ser anarquismo. Lamento asimismo que le hayan hecho creer que los liberales debemos aceptar una estrategia de "fusionismo" con nada menos que los representantes de ese anarquismo que inspiró la repulsa de Mises y dejaría asombrado al grueso de los pensadores liberales clásicos y repugnados a otros tantos.

Por otra parte, dejando los lamentos, no puedo menos que manifestar mi total rechazo por las tácticas desaprensivas de los ancaps y sus satélites en cuanto a la argumentación, la dialéctica. No puede ser que cuando se ataque el núcleo más dogmático de los pensamientos que abierta o menos abiertamente defienden, y que inspira sus graciosas afirmaciones y sugerencias (que van dejando caer en sus escritos como si de la más liberal de las sentencias se tratase), tengan la cara de decir que uno es un desconsiderado o llegar incluso al despropósito de afirmar que no son anarquistas o ancaps para ver si uno deja de criticar. Esas tácticas dilatorias, escapistas, son despreciables y allá con el que se las crea mas creo que todos somos mayorcitos... Y francamente... una persona que sugiere que el problema del ejército es de falta de competencia o debido a su titularidad pública es un partidario de la anarquía y todo aserto en contrario es no sólo compasivo sino que cae en la más absoluta credulidad. Aquí estamos asistiendo a una queda fagocitación por la que se nos pretende presentar como puro, verdadero y moderno algo que lo único que tiene de puro, verdadero y moderno es el fracaso intelectual que comprende toda concepción esencialista o absolutista. Con personajes como María Blanco, gente de la UDE y cía uno empieza a pensar que hay una suerte de proyecto para-bolchevique en marcha por el cual unos tipos abiertamente anarquistas cuentan con gregarios que repiten y reiteran el mensaje anarquista afirmando sin mayor problema que no son anarquistas pero que consideran a sus "próceres" (Rallo, Capella, Valín y cía) unas vacas sagradas cuyas argumentaciones absolutamente anarquistas son irrebatibles. Si no se trata de algo deliberado parece muy cercano a serlo. Infiltración y subversión, subversión e infiltración. Eso es todo.

Y reitero: no cabe fusión entre liberalismo y anarquía. Sugerir que el que un liberal critique semejante infiltración es hacerle el juego a los socialistas es de una ingenuidad... "colaboradora".

Salud y libre comercio

Stewie Griffin dijo...

Querido Iracundo:

Puede que yo sea un ingenuo o un "colaboracionista inconsciente", pero no entiendo porque dices que me han convencido de que el liberalismo es anarquismo. Yo no defiendo el anarquismo en mi comentario.

Es cierto que me gusta leer a "Rallo, Capella, Valín y compañía", pero esto no significa que coincida en todo con ellos. No creo que el anarquismo de mercado sea posible ni deseable en este momento. Además tampoco he llegado a ese punto en mis reflexiones internas, puede que, con los años, lo haga, pero no lo veo probable.

A pesar de todo lo que he visto en la política desde dentro aun creo en el ideal de un estado mínimo que asegure el Estado de Derecho. Pienso que es una meta alcanzable si se reúnen dos requisitos:

1. Apoyo social suficiente para reformar el sistema en ese sentido.
2. Voluntad política en ese sentido; lo cual requiere gente excepcional, es cierto, pero no es imposible.

Para finalizar apuntarte que el otro día tuve la suerte de conocerlos en persona y la verdad es que no me parecieron una “subversión para-bolchevique” ni nada parecido.

Saludos cordiales.

María Blanco dijo...

Don Isidoro, está usted hablando por hablar. Conozco mucho mejor en qué consiste la disciplina militar y la conexión entre la jerarquía militar y el poder político de lo que se pueda usted imaginar. Pero mis datos personales no importan aquí.
Solamente cuestiono la gestión pública del ejército. Cuestiono que sea un ministro civil quien atienda esa gestión. Y cuestiono la eficiencia del ejército español, no por los mandos sino por los recursos y la gestión.
Y ya está. Eso es lo que he dicho. Si usted quiere decir cualquier otra cosa, pues allá usted.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

"El ejército, que es la institución que representa el monopolio de las armas por parte del Estado con la excusa de la defensa nacional".

Excusa dice. Asimismo usted termina su artículo sugiriendo que "no sabe cómo será la gestión privada del ejército pero la pública hace aguas". Cualquiera puede ver la sugerencia que implica tal frase.

Como ya he reiterado no voy a dejar pasar esos comentarios, que sin duda no obedecen sino al firme ánimo de establecer un ruido de fondo en el liberalismo español para confundir a propios y extraños acerca de lo que tal ideología es, fue y será. Y no, no es el anarquismo.

Pretender ustedes, que juegan el papel de satélites pelotas de los que afirman las cosas más gordas (venta de órganos, venta de niños, comentarios gratuitamente hostiles a EEUU o Israel, etc...), que no son anarquistas y que sacarles el tema cuando se dedican a desbarrar sobre cualquier asunto dejando muy claras sus cojeras particulares es una suerte de mala educación o ignorancia... ¡NO CUELA! La verdad: no sé por quiénes nos toman ustedes a los liberales: ¿por idiotas?

A ver si este jueguecito se acaba que aburre que no veas: "ahora soy anarquista, ahora no, ahora sí, ahora no...". ¡Ande y váyase por ahí!

Salud y libre comercio

Anónimo dijo...

"aún así gracias por la apreciación"

De nada, y buena suerte con su anunciada serie de posts anti-ancap. Los leeré con tanta atención como los que publicó el señor García Palacios, hace ya unos meses.

Anónimo dijo...

豆豆聊天室 aio交友愛情館 2008真情寫真 2009真情寫真 aa片免費看 捷克論壇 微風論壇 大眾論壇 plus論壇 080視訊聊天室 情色視訊交友90739 美女交友-成人聊天室 色情小說 做愛成人圖片區 豆豆色情聊天室 080豆豆聊天室 小辣妹影音交友網 台中情人聊天室 桃園星願聊天室 高雄網友聊天室 新中台灣聊天室 中部網友聊天室 嘉義之光聊天室 基隆海岸聊天室 中壢網友聊天室 南台灣聊天室 南部聊坊聊天室 台南不夜城聊天室 南部網友聊天室 屏東網友聊天室 台南網友聊天室 屏東聊坊聊天室 雲林網友聊天室 大學生BBS聊天室 網路學院聊天室 屏東夜語聊天室 孤男寡女聊天室 一網情深聊天室 心靈饗宴聊天室 流星花園聊天室 食色男女色情聊天室 真愛宣言交友聊天室 情人皇朝聊天室 上班族成人聊天室 上班族f1影音視訊聊天室 哈雷視訊聊天室 080影音視訊聊天室 38不夜城聊天室 援交聊天室080 080哈啦聊天室 台北已婚聊天室 已婚廣場聊天室 夢幻家族聊天室 摸摸扣扣同學會聊天室 520情色聊天室 QQ成人交友聊天室 免費視訊網愛聊天室 愛情公寓免費聊天室 拉子性愛聊天室 柔情網友聊天室 哈啦影音交友網 哈啦影音視訊聊天室 櫻井莉亞三點全露寫真集 123上班族聊天室 尋夢園上班族聊天室 成人聊天室上班族 080上班族聊天室 6k聊天室 粉紅豆豆聊天室 080豆豆聊天網 新豆豆聊天室 080聊天室 免費音樂試聽 流行音樂試聽 免費aa片試看免費a長片線上看 色情貼影片 免費a長片 本土成人貼圖站 大台灣情色網 台灣男人幫論壇 A圖網 嘟嘟成人電影網 火辣春夢貼圖網 情色貼圖俱樂部 台灣成人電影 絲襪美腿樂園 18美女貼圖區 柔情聊天網 707網愛聊天室聯盟 台北69色情貼圖區 38女孩情色網 台灣映像館 波波成人情色網站 美女成人貼圖區 無碼貼圖力量 色妹妹性愛貼圖區 日本女優貼圖網 日本美少女貼圖區 亞洲風暴情色貼圖網 哈啦聊天室 美少女自拍貼圖 辣妹成人情色網 台北女孩情色網 辣手貼圖情色網 AV無碼女優影片 男女情色寫真貼圖 a片天使俱樂部 萍水相逢遊戲區 平水相逢遊戲區 免費視訊交友90739 免費視訊聊天 辣妹視訊 - 影音聊天網 080視訊聊天室 日本美女肛交 美女工廠貼圖區 百分百貼圖區 亞洲成人電影情色網 台灣本土自拍貼圖網 麻辣貼圖情色網 好色客成人圖片貼圖區 711成人AV貼圖區 台灣美女貼圖區 筱萱成人論壇 咪咪情色貼圖區 momokoko同學會視訊 kk272視訊 情色文學小站 成人情色貼圖區 嘟嘟成人網 嘟嘟情人色網 - 貼圖區 免費色情a片下載 台灣情色論壇 成人影片分享 免費視訊聊天區 微風 成人 論壇 kiss文學區 taiwankiss文學區

Adi dijo...

Oes Tsetnoc one of the ways in which we can learn seo besides Mengembalikan Jati Diri Bangsa. By participating in the Oes Tsetnoc or Mengembalikan Jati Diri Bangsa we can improve our seo skills. To find more information about Oest Tsetnoc please visit my Oes Tsetnoc pages. And to find more information about Mengembalikan Jati Diri Bangsa please visit my Mengembalikan Jati Diri Bangsa page and other update like as Beratnya Mengembalikan Jati Diri Bangsa, Mengembalikan Jati Diri Bangsa di perpanjang and Jangan Berhenti Mengembalikan Jati Diri Bangsa. Thank you So much.

Oes Tsetnoc | Lanjutkan Mengembalikan Jati Diri Bangsa

Anónimo dijo...

徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|徵信社|徵信|